viernes, 10 de abril de 2009

LA PRENSA CONSERVADORA Y LA OPCIÓN POR LA IMPUNIDAD





COMENZÓ EL BAILE DE MÁSCARAS




Gonzalo Gamio Gehri



En momentos en que la opinión pública internacional celebra la sentencia condenatoria contra Fujimori por homicidio calificado, lesiones graves y secuestro – y los juristas comienzan a analizar con interés académico un documento que consideran ejemplar -, el tablero de ajedrez mediático – político se va organizando para intentar torcer el brazo de la justicia. Los fujimoristas – con Keiko Fujimori a la cabeza – desestiman lo que el Poder Judicial pueda hacer al respecto. Está claro que cuando el Sistema judicial no está bajo control tiránico (y cuando éste muestra signos de independencia) los partidarios de la dinastía fujimorista lo rechazan sin reparos. No olvidemos el burdo aparato de impunidad que montaron para evitar que el tema Cantuta / Barrios Altos pudiera ser resuelto con justicia: primero lo derivaron arbitrariamente al fuero militar – para convertirlo en un “delito de función” y no en un crimen de lesa humanidad -; luego decretaron una Ley de amnistía para poner a los asesinos en la calle y borrar la memoria de sus fechorías. No olvidemos las declaraciones de Martha Chávez acerca de que las víctimas de la Cantuta se habrían “autosecuestrado”. Así de kafkiano, impúdico y cruel era el Perú bajo Fujimori.

La Razón ha asumido la oscura “cruzada” por conseguir que algún “jurista” o político avale un proyecto de “indulto” para el condenado fujimori. La perspectiva de este pasquín impresentable no merece mayores comentarios. Ha funcionado como una auténtica cloaca mediática en donde ha recalado lo peor de la prensa “de opinión”. Esa prensa que nunca se retracta, y para la cual la verdad es lo de menos. Recordemos cómo seguía las directivas de Montesinos desde la base naval (todavía en 2004, Wolfenson seguía las anotaciones del asesor en pleno tribunal), recordemos la campaña contra la CVR, etc. Recordemos que ya la CIDH ha señalado que no existe la figura del indulto y la de la amnistía para violaciones de Derechos Humanos. El Presidente y la “gracia” que tiene potestad de otorgar no están por encima del sistema legal internacional y los tratados en esta materia.

Correo pretende sorprender a la ciudadanía señalando que (según una encuesta de CPI) el 59 % de los encuestados limeños está contra la condena de Fujimori. Agrupa a quienes rechazan la condena y a quienes apoyan la condena, pero encuentran que los 25 años de prisión excesivos. Manipula así las cifras. Marco Sifuentes, en el Blog El ütero de Marita, comenta lo siguiente:

“Lo de la encuesta de CPI ya es alucinante. en realidad, SOLO EL 26.2% de encuestados piensa que se le debió absolver. o sea, el núcleo acostumbrado de fujimoristas.
Pero la encuestadora eligió agrupar también a los que sí están de acuerdo con la condena pero con menos años bajo el rubro de “en desacuerdo”, inflando artificialmente a los fujimoristas.
releyendo las cifras, el resultado debió presentarse así:


SE LE DEBIÓ CONDENAR 69%


SE LE DEBIÓ ABSOLVER 26.2%


NO SABE / NO OPINA 4.8%


el desagregado de la encuesta no aparece en la versión online de Correo.”

El diario de los Agois se suma al de los Wolfenson y otros para sorprender a la opinión pública.


Hay que agregar que las últimas notas de Jaime de Althaus y Víctor Andrés Ponce sobre el tema Fujimori son lamentables por su carencia de solidez y evidente parcialidad. Realmente patético. Althaus no se había pronunciado contra la extradición del reo Fujimori; recién revela que lleva puesto el kimono. Althaus y Ponce se están sumando al coro de furias que busca librar al condenado de toda imputación criminal ¡Y eso que ya vienen los juicios por corrupción!

Evidentemente, la verdad y la justicia les importan poco a las fuerzas que se están amontonando en torno al propósito de lograr la impunidad del reo Fujimori, la agenda única del grupo fujimorista. No sería extraño que pretendiesen indultar también a Montesinos.

La facción más reaccionaria de la blogósfera está sufriendo amargamente con la sentencia de Fujimori. Casi todos los "reaccionarios" - con la solitaria y honrosa excepción de Eduardo Hernando - se entregaron velozmente en brazos del régimen autoritario de Fujimori, concibiéndolo como un antídoto contra la democracia y la modernidad humanista en el país. Por ahora, han elegido cuestionar la teoría del autor mediato. Cuestionan la "novedad" de esta teoría. Hasta donde tengo entendido, algunas primeras versiones de la autoría mediata fueron asociadas a los juicios de Nuremberg. Sirvieron aquí para condenar al delincuente Guzmán. Me imagino que algunos "metapolíticos criollos" lamentarán que algunos mandos nazis hayan sido condenados por los campos de concentración y otros - ¿Cómo les llaman graciosamente ellos? - "excesos".

Los ciudadanos debemos permanecer alertas frente a los movimientos de los sectores autoritarios, que ya se reagrupan luego de la dura derrota que acaban de sufrir.

15 comentarios:

YO, SI OPINO dijo...

Acabo de comentar hoy un lúcido artículo de Sinesio López publicado en 'La República': Con el presente análisis se hecha por tierra esa hipótesis de que Keiko Fujimori será la gran candidata que llegará a la segunda vuelta, en esa línea también delineé un artículo de análisis parecido. Al fujimontesinismo hay que tratarlo ahora sin miedo ni temores, según la límpida sentencia condenatoria celebrada y alabada en el mundo entero pues Fujimori y sus seguidores son CRIMINALES DE ESTADO y en esa condición debemos tratarlos, sobre todo ahora que pretender 'atarantar' con sus medios de comunicación fujimontesinista y con sus conocidos plumíferos y alquilones que se hacen pasar por 'periodistas'.

Gonzalo Gamio dijo...

Completamente de acuerdo. Hay que combatir políticamente a esta gente, versión cutre del fascismo.

Saludos,
Gonzalo.

Renato Constantino dijo...

No nos olvidemos de Jaime de Althaus y su alabanza a Fujimori, simplemente criticando su "déficit institucional". ¿Qué clase de liberal considera a un gobierno autoritario como un déficit institucional?

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Renato:

Desde la publicación de su cuestionado libro, quedó claro que Althaus no es liberal, sino un mercantista más (tipo los columnistas de "Correo", con excepción de Breña y Bruce).

Saludos,
Gonzalo.

Geviert-Kreis dijo...

Mis saludos,

interesante post. Como siempre los comentarios se convierten en artículos. La respuesta en el blog del Geviert (acabo de mandarlo al encargado, desde el tren).

Primero que nada le aconsejaría cortesmente que corriga inmediatamente su texto cuando afirma: "Está claro que cuando ellos no controlan tiránicamente el Sistema judicial (y cuando éste muestra signos de independencia)" puesto que afirma ímplicitamente que ahora son otros los que controlan el Sistema judicial, invalidando toda su peroración a favor, peor aún si habla sólo de " signos". (no creo que quiera ud. ser un cripto-reaccionario, no le queda el rol).

Otro consejo: circunscriba su peroración a favor a la realidad peruana, no cite el proceso de Nürenberg como han echo los demás, es decir, como mero oropel: el principio de la "autoría mediata" del Prof. Claus Roxin se refiere (ex post facto) al juicio Eichmann (fíjese, a proposito de la banalidad del mal), no al Nürnberger Prozess. Lo demás en mi post, saludos nuevamente. GK

Gonzalo Gamio dijo...

Ya escribiré algo sobre Arendt en torno al mal banal y al mal radical. Una tensión interesante - reconocida por ella - entre sus "Orígenes..." y "Eichmann...". Es una lástima que (a pesar de su enorme lucidez y profundidad) Arendt se haya convertido en una autora que con frecuencia es más citada que leída.

Saludos,
Gonzalo.

Geviert-Kreis dijo...

sea enorme y lúcido ud. también y mantenga el diálogo aún si virtual. No estamos discutiendo sobre Arendt. Los mejores lectores leen muy poco valga la paradoja. Hemos conocido personas que nunca oyeron hablar de la joven sionista Arendt y sin embargo han descubierto perfectamente el lugar preciso de su alma, el espirítu por el cual lucha y su discurso intelectual finalmente. Esto último al final, muy al final. Saludos cordiales GK.

Enrique Patriau dijo...

Hola Gonzalo.
La reacción de la prensa ha sido, en general, la que cabía esperar. No podíamos pedir otra cosa a La Razón (sus posiciones fujimoristas - ultra conservadoras son conocidas, así que, en plan cínico, al menos queda el consuelo de la consecuencia).
Lo de Correo lleva sus matices. Leía una columna de Favre en donde planteaba algo así: a Fujimori se le debió condenar por otras cosas, no por delitos de lesa humanidad en un contexto de guerra interna. Creo que eso resume la posición del diario.
Lo de P21 deja un sinsabor. Claro, es curioso que un fujimorista - el hermano del condenado - salga echando barro a San Martín... ¡¡¡por trabajar con el fujimorismo!!! Absurdo.
Todavía más. Silvio Rendón recuerda que esa misma "denuncia" salió ya hace tiempo. La lanzaron medios que temían que la actuación de San Martín fuese quizás demasiado condescendiente.
Si Fujimori hubiese resultado absuelto, rescatar aquella noticia tendría cierto sentido. ¿Y ahora? Con una condena de 25 años, no veo por dónde. Me parece una jugada algo torpe.
Ahora, ¿me alarman las posiciones de ciertos medios? Me respondo así:
estamos hablando de un ex presidente con una base popular no mayoritaria, sí importante, que tiene sus canales de representación, el mediático entre ellos. Lo que se viene ahora es una lucha política. Y hay que pelearla.
P.D. Una pregunta: leí Eichmann en Jerusalén y me quedó clara la idea de la banalidad del mal. ¿A qué se refiere Arendt con "mal radical"?

Leo dijo...

Hoy mismo en el rpograma cuando los pèriodistan dialogan de RPP, han demostrado el desprecio por derechos humanos, que pena que una radio que se ufana de informar la verdad sirva para desinformar.

Leo dijo...

Hola prof. Gonzalo, què sabe del profesor Atilio Castro. A ud tuve la oportunidad de concocerlo hace 10 añós en Ica cuando dieron un seminario de êtica conjuntamente con el prof. Atilio. El seminario fue organizado por Alma Amèrica.
Saludos

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Enrique:

De acuerdo contigo. Se viene una lucha política, y hay que pelearla. Creo que se debe combatir el retorno de la mafia que muchos pretenden lograr apoyando a Keiko Fujimori.

Hannah Arendt ´discutió en "Los orígenes del totalitarismo" el "mal radical" implícito en la vocación totalitaria por la deshumanización del otro. Años después cambió de argumento por el del "mal banal" en "Eichmann en Jerusalén". En su correspondencia con Gershom Scholem examina esa tensión y ese cambio.

Saludos,
Gonzalo.

Victor Liza dijo...

Estimado Gonzalo (si me permites llamarte así, claro):

Te felicito por el artículo, creo que ya se ha comenzado una campaña mediática (en la cual me parece lamentable que intervenga Perú 21), en favor de Fujimori.

Pero hay un asunto más de fondo. La defensa que hacen estos señores, desde los que cuestionan algunos puntos del fallo, hasta los fujimoristas, está alrededor de una apología a un sistema de gobierno, que comprende el modelo neoliberal en economía, y que desprecia las libertades públicas.

Yo creo que ese es el tema de fondo, de que en el Perú hay unos señores que creen que hay que liberalizar la economía, a costa de los derechos ciudadanos.

Como dicen los amigos que suscriben antes que quien escribe, hay que generar un debate, en el cual se desmitifique a Fujimori respecto de sus supuestas victorias frente al terrorismo y la hiperinflación.

saludos,

Víctor Liza Jaramillo

Jose Alejandro Godoy dijo...

Gonzalo:
Desde hace tiempo Jaime de Althaus está en esa línea de exculpación de Fujimori en el tema de DDHH. Recién voy a leer su libro de economía. Daré mis comentarios sobre el mismo apenas lo termine.

Gonzalo Gamio dijo...

Hola Víctor:

Muchas gracias. de acuerdo contigo. La fórmula que describes bien: "hay que liberalizar la economía, a costa de los derechos ciudadanos", es antiliberal y antidemocrática.

Tenemos que desmitificar al autócrata.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Hola José Alejandro:

Lo de Althaus da vergüenza ajena. Su libro asume la ecuación liberal = devoto del mercado. Su neofujimorismo es manifiesto.


Saludos,
Gonzalo.