lunes, 30 de junio de 2008

DEFENDER LA AUTONOMÍA DE LA PUCP: UN IMPERATIVO MORAL

Reflexiones sobre el libro Universidad y Autonomía. En defensa de la PUCP


Gonzalo Gamio Gehri

Ayer apareció en Domingo - suplemento de La República - un informe especial sobre el nuevo capítulo en la lamentable historia de los inaceptables intentos del ala más "dura" del conservadurismo eclesiástico por imponer su línea ideológica y controlar la administración de la PUCP. La nota del diariofue redactada por Enrique Patriau y se titula La Amenaza de Cipriani. Allí se muestra en qué medida las posiciones contra la PUCP datan de mucho tiempo atrás, cuando Monseñor Cipriani era obispo de Ayacucho; las alusiones al Testamento de Riva Aguero son más bien recientes. La nota coincide con dos nuevos procesos judiciales y con la publicación de un segundo volumen de En defensa de la PUCP, un texto titulado Universidad y Autonomía, escrito por Marcial Rubio. El libro es una esclarecedora defensa de la autonomía universitaria, así como del pluralismo que se practica en la PUCP. El libro hace públicas además las cartas que se han dirigido el Rector de la PUCP - Luis Guzmán Barrón -, el propio Monseñor Cipriani, y Muñoz Cho, su representante. El lector podrá constatar por sí mismo el tono beligerante de las misivas de los dos últimos, que prácticamente conminan al Rector a convocar una Junta cuya única función es el cumplimiento de las mandas del Testamento de Riva Aguero. Particularmente virulenta es la la carta remitida por Muñoz Cho al Rector el 1 de marzo – que motiva la acción de amparo – en la que el representante del Arzobispado intenta imponerle una agenda a la PUCP y a quien preside la Junta y la convoca – el Rector -, desconociendo los acuerdos celebrados en 1994 entre sus miembros (el Rector de la PUCP y el representante del Cardenal Vargas Alzamora), atentando directamente contra la Autonomía Universitaria. Esta “agenda” impuesta involucraba modificaciones inaceptables a la Junta, como que cualquiera de sus miembros pudiese convocarla. Se preparaba – aparentemente – un golpe de timón contra la PUCP, conjurado - según argumenta Rubio - por la oportuna reacción de las autoridades de la PUCP.
El Sr. Muñoz Cho ha querido imponerle a la Universidad un “organismo de gobierno” completamente externo al Consejo Universitario, lo cual es simplemente inadmisible. Tendenciosamente, se ha pretendido hipertrofiar de modo ilegítimo las funciones de la Junta, y se ha intentado – como se constata en la última carta del representante del Arzobispado – alterar las reglas existentes en torno a la potestad exclusiva del Rector – en su calidad de Presidente de la Junta – de convocar a reunión de la misma. Como argumenta el texto de Rubio, a la parte contraria a la Universidad no parece animarla la pretensión de “hacer cumplir la voluntad del testor”, sino ejercer control sobre el destinos de la PUCP. Este conflicto no tiene precedentes en la historia de la Universidad: la relación con los Arzobispos de Lima siempre ha sido cordial, nunca se ha puesto en tela de juicio la autonomía de la PUCP o su condición de propietaria absoluta del patrimonio que Riva Agüero le legó. Los problemas son más bien recientes - coinciden con la instalación de las actuales autoridades eclesiásticas locales, señala el texto -, y parecen tener una lectura ‘política’ (¿o teológico-política?).
Hace unos días, este libro ha sido objeto de una "crítica" bufonesca y carente de argumentos, firmada por Carlos Espá y publicada por Correo: su redacción es lamentable, y su tono burlón es patético y sin una pizca de ingenio. Incluso Espá llega a la insolencia. Es evidente que Espá no ha leído el texto de Marcial Rubio. Espá, Romero y los demás articulistas de Correo y Expreso escriben como si lo que estuviese en juego fuese la propiedad de la Universidad, y no únicamente la propiedad del terreno del Fundo Pando. Escriben como si existiese alguna cláusula que establezca que la donación de dicho terreno estuviese condicionada por la "línea académica" de la institución. Pero no, no hay tal cláusula (además, la idea misma de "condicionar una línea" es profundamente irracional y antiacadémica. La PUCP nunca perteneció a ninguna dependencia episcopal, jamás. Fue fundada por el Padre Dintilhac y un grupo independiente de laicos. La virulencia de estos aprendices de "catones" mediáticos - cuyas "piezas retóricas" incluso han sido colgadas en la Página Oficial de la parte contraria a la Universidad - pone de manifiesto que lo que está en juego es el espíritu de la Universidad. Se la quiere someter ideológicamente, se le quiere recortar sus libertades en lo relativo al trabajo científico y humanístico (como ha sucedido hace años con algunos centros de formación teológica regentados por ese mismo sector). Hace un tiempo, publiqué un post en el que reseñaba la perspectiva del Sr. Munive - aparentemente afín a la causa interventiora - quien deslizaba la idea (en una carta a La República) que una "auténtica "Universidad Católica debería vetar la obra de Jean Paul Sartre. De Ripley.

Mi opinión es la siguiente. El problema se plantea como testamentario, jurídico y económico, pero también es de tipo 'político' y académico. Pensar que sólo es un problema que corresponde a abogados y a jueces constituye un error, motivado por la estrechez de miras (y en algunos casos por la mala fe). La PUCP es una comunidad de conocimiento e investigavción pluralista (uno encuentra en sus aulas a personas - docentes y alumnos - de todas las tendencias intelectuales y credos. También hay profesores conservadores y del Opus Dei muy queridos en la PUCP, personas que nunca han encontrado "vetos" u obstáculos para el desarrollo de sus investigaciones: vetar o prohibir obras o temas constituye una práctica completamente contraria al quehacer universitario), pero al sector eclesiástico conservador que quiere invadir la PUCP - que no es toda la Iglesia, gracias a Dios - la diversidad le parece negativa: ellos piensan que hay que imponer una concepción monolítica de la vida y de la realidad (e incluso de la historia) sin dudas ni murmuraciones, impuesta por decreto, y no por buenos argumentos. Es la obsesión por la unidad que disuelve las diferencias y los disensos. Pues bien, para eso no sirven las universidades, ellos piensan en centros de adoctrinamiento, en donde determinados libros no se pueden leer (Maquiavelo, Kant o Rousseau, por ejemplo), como en algunas instituciones "educativas" conocidas del interior del país. En suma, no les preocupa que por imponer su controversial imagen de la “confesionalidad” - que poco o nada tiene que ver con el Evangelio, dicho sea de paso - se sacrifique la libertad de pensamiento, la excelencia académica, la apertura, en suma, la condición de ser universidad.

La PUCP está defendiendo su autonomía y su patrimonio, su derecho a existir como genuina universidad. Le asiste la razón y la justicia.

55 comentarios:

Alfredo P. dijo...

El tema de la administración de los bienes de la PUCP es materia de un proceso judicial donde cada una de las partes expondrá sus arguemntos ante un Juez, el cual decidirá en una sentencia.
ya no se trata de hacer llamamientos a cumplir con "imperativos morales",el tema es un caso judicial en donde la parte vencida en el proceso, deberá obedecer la sentencia.
Las actuales autoridades de la PUCP ya han inicado su ofensiva mediática por descalificar a su adversario. El publireportaje del domingo en el diario La República es un buen indicador de que están preocupados por el resultado del proceso judicial.
Una parte que se siente segura de sus argumentos jurídicos no tiene porqué "meter prensa" a los jueces como acto de presión.

Gonzalo Gamio dijo...

Alfredo:

Cuando se trata de un poder judicial que cuenta, lamentablemente, con influencia del gobierno (bastante cercano a Cipriani), creo que no está de más fijar una posición jurídica y académica como lo hace el libro. El especial de "La República" me parece básicamente veraz y correcto.

Al margen ya de las consideraciones jurídicas, y de nuestras discrepancias políticas ¿Te imaginas lo que sería - en un escenario de pesadilla, realmente transilvano - una PUCP regentada por estos señores? Dejaría de ser una universidad en sentido estricto, sin duda.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Hola, como es eso que Cipriani es cercano al gobierno? Por que lo dices? Agradeceria tus pruebas fuera de tu sentido comun.

Anónimo dijo...

Hola profesor, como esta? Podria recomendarme de esos profesores que no son de izquierda y son mas bien conservadores, no del Opus, pero conservadores para meterme a sus cursos? Dice que hacen igualmente investigacioenes, la verdad me gustaria conocerlos, paseme unos nombres para inscribirme en sus cursos.
Gracias!
Vane

Gonzalo Gamio dijo...

Rey y Giampietri, personas cercanas a él, son miembros muy influyentes del gobierno. Ese es un dato contundente. Ambos se han pronunciado en contra de la PUCP en repetidas ocasiones.

Examina también la cercanía explícita en el discurso, si tomas en cuenta las declaraciones radiales del Cardenal - en su programa sabatino, que suelo escuchar -, así como determinadas actividades sociales y religiosas en las que les ha tocado intervenoir juntos. Me he tomado el trabajo de escucharlos con detenimiento.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Bueno, hay profesores conservadores en diferentes facultades, pero si estás en derecho, los más famosos son Hernando Nieto y Fernando de Trazegnies. Ambos tienen un punto de vista interesante, con el que vale la pena dialogar.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

2 perlas en un mar de izquierdosos

Gonzalo Gamio dijo...

Bueno, esa afirmación es más que discutible, FALSA. En derecho están Alfredo Boullard y sus discípulos, que de izquierdistas no tienen nada. Y en literatura e historia – hasta donde se sabe – muchos de sus profesores son conservadores, probablemente la mayoría. La pluralidad es buena.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Un dato curioso: para alguna gente – en particular dentro de la prensa conservadora o fujimorista -, “izquierdista” significa simplemente “no-conservador”, lo cual es falso y ridículo. Parece que algunos no entienden de coordenadas políticas gruesas, para no hablar de matices. Por ejemplo, es evidente que el actual Rector de la PUCP no es en absoluto izquierdista, pero en la mente esquemática y limitada de algunos enemigos de la PUCP –la gente de Correo y Expreso entre ellos -, sino está dispuesto a renunciar a la autonomía universitaria y a los principios que han animado a la PUCP, “será izquierdista”. Es realmente patético que se llegue a ese límite de simplificación y caricaturización intelectual. Uno se pregunta si estos defensores de este conato de invasión de la PUCP recibieron formación universitaria, y si sabe qué es una universidad.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Concuerdo con el anónimo, Eduardo Hernando y Fernando de Trazegnies son lo mejor, y lo único, en la facultad de Derecho y parte de una minoría absoluta en toda la PUCP.

Concuerdo también con alfredo p. Este blog no escapa a las bajezas de algunos medios de comunicación uando intentan "meter prensa", valiéndose no de argumentos sino de sentimentalismo puro. Y es que una cosa es ser un absoluto ignorante del Derecho, pero otra es la mala fe y la ausencia de criterio.

Felizmente, el tema está en manos de los jueces y no de los "hinchas".

Gonzalo Gamio dijo...

Las expresiones de su comentario revelan quién revela bajezas. Que el lector juzgue quién se expresa con bajeza, y quién razona. Aquí he desarrollado diversos argumentos sobre el caso PUCP, y desde diversos frentes conceptuales. Usted, en lugar de examinar mis argumentos – e intentar rebatirlos - los califica. Se ha enemistado con la lógica; el sentimentalismo, la visceralidad, es toda suya.

Su desconocimiento de la plana docente de la PUCP me hace pensar que usted no ha pasado por sus claustros. Estos ataques vienen de otro lugar (no es difícil adivinar).

Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Todo el mundo sabe que en la PUCP hay profesores conservadores - deben estar presentes todas las perspectivas - y que muchos han desempeñado eficazmente cargos importantes en el gobierno de la PUCP, en el Inst. Riva Aguero, etc.

El asunto es preservar ese pluralismo. Pero para los talibanes, pluralismo = relativismo.

Gonzalo.

Susana dijo...

Gonzalo,
Sorprende la baja calidad de algunos de tus comentarios. Tu post es claro, y creo que a la PUCP le asiste la razón. Ojala que como institución se fortalezca para pasar de mejro manera por este temporal.

Gonzalo Gamio dijo...

Susana:

Supongo que te refieres a los últimos anónimos que han estado escribiendo. Por su virulencia, supongo que vienen de ciertos grupos conservadores que han estado atacando mi post sobre los ochenta años de Gustavo Gutiérrez. Lamentable.

Un abrazo,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Tus palabras son un buen resumen:

"Su desconocimiento de la plana docente de la PUCP me hace pensar que usted no ha pasado por sus claustros. Estos ataques vienen de otro lugar (no es difícil adivinar)".

Para alguien que defiende la "pluralidad", creo que este comentario sobra. Al parecer cuando alguien opina algo distinto al "mainstream" de nuestra universidad, se le considera ajeno a ella. Lamentable.

¿Cómo se puede deducir que el anónimo no conoce la plana docente? ¿O es que acaso no se da validez a una opinión sólo por pensar distinto?

Una pena.

Gonzalo Gamio dijo...

Decía que desconoces la plana docente de la PUCP por tu afirmación "Eduardo Hernando y Fernando de Trazegnies son lo mejor, y lo único, en la facultad de Derecho y parte de una minoría absoluta en toda la PUCP". Trazegnies es un excelente jurista - más allá de su triste paso por la política -, y Hernando es un intelectual que respeto. Pero sugieres que son los únicos profesores conservadores o de derecha en Derecho, lo cual es falso (ya he mencionado a Boullard y otros. En historia son incluso más numerosos (en buena hora, hay que promover la pluralidad). En el Inst. Riva Aguero muchos de los temas son una continuación aguda de la senda trazada por JRA y V.A. Belaúnde. Es falso lo que dices. Ese desconocimiento me llevó a pensar que no eres de la PUCP. Si lo eres, me parece que no conoces muy bien la institución. Yo estoy vinculado de una manera u otra a la PUCP, y puedo certificar lo que digo sobre su pluralismo (el mismo que cierta facción de la Iglesia - no toda - quiere destruir.

Creo que guardar el anonimato siempre se presta a situaciones de esa naturaleza.

Saludos,
Gonzalo.

Christian dijo...

Creo que es mejor distinguir, en cuanto a coordenadas políticas, en el profesorado de las diferentes facultades de la PUCP, entre liberales de izquierda (entre los que se encuentra el autor del presente blog el profesor Gonzalo Gamio, y algunos profesores de Derecho como Javier Neves Mujica), liberales de derecha (como la gran mayoría de profesores de Derecho y, creo, de otras facultades como Fernando de Trazegnies, el propio Alfredo Bullard, Víctor Ferro Delgado, Mario Pasco, etc) y reaccionarios (el más conocido el profesor Eduardo Hernando Nieto, y que creo que es el único). Creo que marxistas de la línea trotskista, o leninista ya no quedan (lamentablemente).

Saludos,
Christian

Manuel Barrantes dijo...

Gonzalo: creo que el anonimato no solo les da la ventaja de tirar la piedra y esconder la mano, sino que les permite saltar de una perspectiva argumentativa a otra a penas se que quedan sin argumentos. Primero, que el poder judicial es "justo" y debemos esperar pasivamente su sentencia. Cuándo reparan en lo cándida de esa afirmación saltan al argumento de que no hay pluralismo en la PUCP. Cuando se demuestra que existen profesores de distintas ideas, se introduce el calificativo de "izquierdosos". Luego, tú has dado una lista de nombres que refutan su afirmación y añades que, evidentemente, no conocen lo que sucede al interior de la PUCP, y al toque dicen: "nos estás descalificando"!!! Esas son las ventajas de ser "anónimo": saltar de un argumento a otro, pero no al estilo del "baile con los conceptos nietzscheano" sino al mejor estilo de Gorgias...

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Christian:

Precisamente, ese es el punto. Esta lista que señalas – y que complementa la mía – prueba que el argumento de extremistas como R. Rey, A. Mariátegui y otros, que sindican públicamente a la PUCP como “universidad marxista” o “caviar” es ridículo, falso y maldiciente. En derecho, hay una mayoría de derecha liberal – como señalas – y no pocos conservadores. Eso es pluralidad también.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Manuel:

De acuerdo contigo. La descripción que haces de las inconsistencias de estos anónimos es sumamente aguda. La cobardía de escudarse en el anonimato no sólo les otorga impunidad en el discurso, sino el poder saltarse las reglas del libre juego del “dar y recibir razones” y desafiar con descaro los principios de la lógica formal.

En el fondo, se trata de la prepotencia de Calicles.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gonzalo Gamio dijo...

Otra cosa.

Me hace mucha gracia que los defensores de quienes quieren intervenir prepotentemente la PUCP señalen que se quiere "meter prensa", y ponen como ejemplo la nota del Domingo de La República, o que yo desarrolle en mi blog un argumento a favor de la autonomía de mi Alma Mater. Es gracioso, porque Correo, Expreso y La Razón le dedican al tema artículos, editoriales o notas “informativas” al menos a un ritmo de DOS VECES A LA SEMANA. Sin contar – por supuesto – las Chiquititas, Carnecitas, y demás notitas infundadas y llenas de ponzoña. Una incoherencia del tamaño del Everest.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Como dije hace un momento, estoy vinculado a la PUCP de una manera u otra - v.g. como alumno y como docente - desde hace veinte años, y puedo dar fe de su espíritu pluralista y libre.

Defender a mi Alma Mater contra el afán de control y la pleonexia de quienes quieren capturarla y desvirtuarla no es "meter prensa", es honrar a la verdad y a la justicia. Ser agradecido con una institución valiosa para el país.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Hola Gonza,

No olvides el precepto bloggero:
"Don't feed the troll !!".

Un comentario anónimo tiene más de "troll" que de seriedad en su planteamiento (de lo contrario, ¿por qué recurre al anonimato?).

Sugiero no molestarse en publicarlos hasta que no se identifiquen mínimamente.

Un abrazo,


Raschid

Anónimo dijo...

El comentario de Christian da cuenta de que la mayoria son liberales (derecha o izquierda)... es eso pluralidad??
Senalas que en historia y liteartura hay conservadores... pertenezco a esa facultad y puedo dar fe que la mayoria son liberales o de izquierda o de derecha y ahi muere el payaso.
Por otro lado, no veo taan pernicioso que sea asi, creo que lo mas pernicioso ( y ya me estoy yendo a otro tema) es la escasa produccion que hay en la universidad. Seria genial que nuestros profes en vez de repetir lo que hacen en el norte hagan algo diferente y haya PRODUCCION ACADEMICA propia, de cualquier postura!
Eso es lo que mas falta no creen?

M.

Gonzalo Gamio dijo...

'M' (¿El 'M' de siempre, Coronado, o me equivoco?):

Si sostienes que en la facultad de LL y CCHH "facultad y puedo dar fe que la mayoria son liberales o de izquierda o de derecha", deduzco que no eres de historia (ni de literatura).

Si crees que "los liberales de izquierda y de derecha son lo mismo", me temo que eres presa de una profunda confusión conceptual. En este blog he desarrollado algunos contrastes que pueden ser útiles.

Finalmente, si crees que en la PUCP "no hay producción académica", creo que estás equivocado. No sé qué otra universidad tendrás en mente, pero probablemente esta sea la universidad peruana que más producción académica tiene hoy por hoy. Por supuesto que todo puede mejorar, pero la PUCP tiene buena producción académica, y sobre todo en Humanidades.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Raschid:

Tienes razón, el anonimato envalentona a los trolls. Seguiré tu consejo.

Un abrazo,
Gonzalo.

Enrique Patriau dijo...

Decir que la nota publicada en 'Domingo' es una medida de presión de parte de la PUCP - como afirma el tal Alfredo P - es una mentira tremenda. Nadie de la universidad me llamó para hacer un informe favorable ni mucho menos. Ni nadie sugirió enfocarlo de tal o cual manera.

Cuando Alfredo P afirma que 'una parte que se siente segura de sus argumentos' no tiene por què meter presión a los jueces sencillamente no tiene idea de lo que dice. Es más, para su información - y la del resto - debo decir que intenté recoger la versión del arzobispado sobre el particular, pero hasta ahora sigo esperando la respuesta. Cuando una parte se siente segura de sus argumentos, debería ser capaz de responder a las preguntas de todos. ¿No les parece? Pero bueno, acaso en el arzobispado prefieran hablar con otros periodistas.

Un saludo.

Renato Constantino dijo...

Me parece risible que la gente no se de cuenta que incluso los profesores de derecha, como Bullard, defienden la autonomía de la PUCP. En eso (y bueno, en todas las pruebas) podemos ver que a la PUCP le asiste a la razón mientras que a los que quieren intervenir en nuestra universidad simplemente los mueve un afán autoritario: callar al supuesto criadero de perros del hortelano y caviares. Que quede claro que no lo somos. Somos ciudadanos de juicio crítico.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Enrique:

Gracias por tu mensaje. Tu nota sobre la PUCP ha sido muy buena, exhaustiva y aguda. Todos conocemos tu probidad e independencia como periodista. Alfredo P. es un comentarista en diversos blogs que suele defender una perspectiva contraria a los DDHH, ya lo conocemos en la blogósfera. La insinuación de Alfredo P. acerca de que la PUCP “mete prensa” no sólo carece de fundamento, sino que es ofensiva. La PUCP no encarga notas periodísticas, es una institución seria. Lo mismo podemos decir de La República.

No me sorprende que el Arzobispado no haya declarado para tu nota en La República.
Ellos prefieren recurrir a la prensa fujimorista, prensa cuya nula vocación por la verdad es conocida.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Renato:

Es cierto, más allá de las diferencias académicas e ideológicas, los profesores de la PUCP estamos por la defensa de su autonomía y pluralismo, y en contra de este conato de intervención ilegal e inmoral.

Los extremistas que quieren someter a la PUCP no valoran el principio de autonomía (individual e institucional, los DDHH o la formación del juicio crítico que señalas. Para ellos, esos son ‘antivalores’ (sic) creados por el “modernismo”. Deben ser sacrificados en nombre de la espuria “confesionalidad” que defienden (como católico, debo decir que esa “confesionalidad medieval”- puramente feudal - NADA tiene que ver con el Evangelio).


Saludos,
Gonzalo.

Alfredo P. dijo...

Jajaja!, aquellos que hablan que en la PUCP existe pluralismo en el pensamiento y "tolerancia", deberían darse una vueltecita por la facultad de CC.SS en donde las distintas variantes y sub-variantes del pensamiento izquierdista dialogan con ellas mismas y ....ay de aquél! que se atreva a contradecirlas en clase o que quiera hacer un trabajo de investigación crítico a esas líneas de pensamiento.
La verdad que el publireportaje del domingo pasado en La República parece una obra de ciencia ficción; dudo mucho que los alumnos -sí, los mismos que desde 1994 vienen sufriendo el aumento sostenido de las boletas de sus pensiones, los que ven cómo los alumnos de artes siguen estudiando en galpones cubiertos de asbesto, los que no saben cómo se manejan los fondos del C.C Plaza San Miguel- apoyen a la actual administración.
Tampoco me resulta creíble que los profesores -mal pagados en comparación con sus colegas de otras universidades y pésimanente mal pagados en comparación con la burocracia dorada que mantiene la PUCP- apoyen a las actuales autoridades; ni qué decir de los trabajadores del campus (quienes ya realizaron una huelga.
Pero, ya no es el momento de hacerse el contestatario y querer lanzar a los alumnos como "carne de cañón" para marchas y movilizaciones; el asunto está en manos del Poder Judicial -recordemos que fueron las actuales autoridades las que se decidieron por la vía judicial- y será un juez el que decida.
Me gustaría saber si el autor de este blog y del publireportaje del domingo pasado aceptarían respetar una sentencia judicial contraria a los intereses que defienden.

Gonzalo Gamio dijo...

No tienes ni idea de lo que se hace hoy en CCSS, me doy cuenta que en las cosas que dices el conocimiento es lo que menos importa.

¿Crees que con Cipriani las boletas bajarían? Jajajaja ¡Eso sí que tiene gracia!

La PUCP se convertiría en un colegio religioso ultraconservador, sin esa pluralidad de estratos sociales, razas e ideas, que ahora expresa.

El autor de la nota ya habló, y ha puesto de manifiesto las inconsistencias y la malidicencia de tus comentarios. Ya te conocemos, no es la primera vez que eliges enturbiar el diálogo.

Gonzalo Gamio dijo...

De lo que se trata es de defender la autonomía, el pluralismo y la excelencia académica que caracterizan a la PUCP.

Christian dijo...

Acerca de Sociales, se puede decir que existe, por lo menos en el Departamento de Economía un activo grupo de académicos liberales de izquierda que han estado haciendo una labor valiosa desde hace casi 30 años desde la revista Actualidad Económica (junto con docentes de las Universidades de San Marcos y Pacífico) como son, entre otros, Kurt Burneo, Pedro Francke, Alan Fairlie, Waldo Mendoza, Félix Jiménez, Javier Iguíñez, Oscar Dancourt, etc. No sé si economistas de esta línea política son mayoría o no en CC SS pero ojalá, en la eventualidad que Cipriani asuma la administración de la Universidad, su labor docente y de investigación no se vea perjudicada.

Christian dijo...

Acerca de Antropología y Sociología no sabría decir quienes son mayoría o los liberales de izquierda o de derecha (tengo la intuición que los primeros pero no puedo asegurarlo).

Anónimo dijo...

Hola Gonzalo, polemico el post. Bueno quisiera saber a que se le llama conservador, no me queda claro. Ayer hablaba con un amigo que me decia que Cipriani no es conservador, y de hecho conozco otras personas que son conservadoras (no del Opus) y la verdad que son bastante distintas a Cipriani y a la gente del Opus, piensan distinto, ellos me dicen. Me podrias aclarar esta duda? Gracias
Saludos cordiales

Alfredo P. dijo...

Vamos! no han redpondido a mi pregunta: Si la sentencia judicial es desfavorable a los intereses que defienden, ¿la aceptarían?

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Christian:

Gracias por tu aporte. Tienes razón, en CCSS existe una pluralidad de tendencias (lacanianos, fenomenólogos, weberianos, hermeneutas, seguidores de Levi Strauss, de Mircea Eliade). El pluralismo no es sólo político, sino de métodos, escuelas, etc. Una intervención conservadora destruiría sin remedio esa diversidad de enfoques.

No te preocupes, la PUCP va a remontar este problema, y saldrá fortalecida de este asunto.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Anónimo:

De modo general, se identifica al conservador como alguien que rechaza los valores de la modernidad (Derechos Humanos, Democracia, Autonomía, capacidad de revisar críticamente las creencias e instituciones, pluralismo, etc.). Por ello, me es difícil pensar en Monseñor Cipriani como alguien que no es conservador. Parece que sí lo es.

Pero es verdad, no es correcto identificar el talante virulento y a veces intolerante de Rey y Monseñor Cipriani con el Opus Dei. Hay gente del Opus que no se reconoce en sus expresiones, o en su proximidad al fujimorismo, etc. Hay gente del Opus que discrepa con ellos, y lo reconocen en privado. Sería interesante que lo hagan en público, pero prefieren no hacerlo.

Hay otros conservadores que a su vez discrepan con el Opus Dei.


Saludos,
Gonzalo.

Christian dijo...

Tienes razón Gonzalo el pluralismo no sólo es político, sino tbn de escuelas, métodos, etc. Un ejemplo de ello es el profesor de CC SS el sociólogo Guillermo Rochabrún, uno de los pocos marxistas (en cuanto a a filiación teórica) que utiliza el marxismo para analizar la realidad, pero a quien no consideraría un izquierdista en cuanto a la orientación política.

Si bien yo no soy izquierdista, aprecio la pluralidad en la Universidad ya que le permite a uno, a través del diálogo y el debate, fortalecer su perspectiva, reformularla o, incluso, dejarla. Lo que creo le falta a la PUCP, y a la Universidad peruana en general, es diálogo interdisciplinario, por ejemplo, entre filósofos, sociólogos, antropólogos, juristas, economistas a fin de poder generar escuelas de pensamiento y, porque no, orientaciones políticas. Pienso en la llamada "Nueva Derecha" francesa que surgió del diálogo de académicos como sociólogos y filósofos. Considero que este asunto del diálogo interdisciplinario, creo q a Monseñor Cipriani y a quienes le apoyan desde el Opus Dei, les importa poco, por no decir, nada.

Saludos,
Christian

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Christian:

Ciertamente, en una universidad genuina - como la PUCP - el pluralismo es al menos bifocal. Tu apunte sobre Rochabrún es iluminador al respecto. Esa clase de diversidad y vocación por el conocimiento es lo que caracteriza a una Universidad.

Los extremistas que desean capturar la PUCP pretenden imponer una visión única, administrada a través de manuales neotomistas, como han hecho en algunos seminarios teológicos y en las 'universidades que controlan (con libros prohibidos y temas vetados. No les interesa la investigación, sino el adoctrinamiento.

Saludos,
Gonzalo.

Arturo dijo...

Con todo respeto, solo quiero decir que quien crea que en la PUCP las cosas son color de rosa y que ohh! los del Arzobispado vienen a imponer la dictadura etc etc, está equivocado, ambos lados, son lo peor que le pasa y pudiera pasar a nuestra casa de estudios. Yo como alumno me siento disconforme con muchas cosas, y nuestros 'queridos' representantes o bien no tienen brazos para hacer frente ante ello o simplemente están bien pintados. La calidad de enseñanza... es buena pero tampoco como para decir que somos la mejor, nos estamos quedando atrás y esa realidad los que dirigen la PUCP pareciera q se hacen la vista gorda. Pero bueno, sea quien sea que dirija bien esta querida Institución cada día sigue de mal en peor. Ya todos saben, burocracia, pagos excesivos, calidad de infraestructura etc etc.

Gonzalo Gamio dijo...

Arturo:

Discrepamos. Es bueno discrepar, e intercambiar buenos argumentos. Toda opnión es bienvenida, siempre y cuando se argumente, y se destierren malas prácticas, como el ataque personal: de lo que se trata es de intercambiar ideas. Honestamente, te digo que espero un gesto de buena voluntad de tu parte en esta materia.

En mi post no estoy defendiendo una gestión, a algún Rector en particular, sino la autonomía de la PUCP, el pluralismo y la excelencia que la caracterizan. Si hay problemas, estos deben ser resueltos desde la Universidad, respetando su autonomía. Esa es mi opinión. Si hay opiniones contrarias, bienvenidas.

Elias dijo...

Hola Gonzalo,
Creo que la PUCP debe fomentar la bùsqueda de la Verdad. No hay por que tener miedo que, mientras se busque la Verdad, cada vez se identificarà màs con la Fe "catòlica" que el nombre de la PUCP lleva. ¿Acaso no creemos que la Verdad es una, sin ser incompatibles la fe y la razòn? Pero la bùsqeuda debe ser hecha en un ambiente pluralista (no relativista) que permita la investigaciòn y el diàlogo cultura - religiòn, cristianimo - religiones y fiosofìas, etc. Creo que es cierto que algunas facultades como psicologìa y los estudio teològicos son un poco "argolleros" al ser la gran mayorìa de una forma de pensamiento(psicoanalìtica y teologia de la liberaciòn respectivamene) a las cuales respeto y creo que tienen aportes como debilidades en su pensamiento; pero que es necesario permitir otras tendencias y perspectivas en haras del pluralismo. Pero si en a Catòlica hay algunos errores de "argollas", en otras universidades y facultades de teologìa son "errores" mucho m`s significativos. Por supuesto, que no se puede permtir que en la PUCP se suplante la investigaciòn por el "manualito", la teologìa por el catecismo (que es muy bueno pero la telogìa busca su profundizaciòn), la elaboraciòn de filosofìa por la repeticiòn de tres autores "aceptados", que se eliminen o silencien poco a poco a los profesores que piensen diferente, que se manipule la elecciòn del consejo estudiantil y del rector, que se impongan profesores de una lìnea de pensamiento. Hay que recordar que en la Iglesia hay muchas corrientes y lìneas e pensamiento filosòfico y teològico, muchas de las cuales antes de ser vistas como aportes aceptados por el magisterio, fueron vistos con sospecha por su novedad como paso con San Agustìn de quien sospechaba San Jerònimo al inicio, Santo Tomas de Aquino, Congar, Danielou, Von Balthasar, De Lubac, el ahora Cardenal Walter Kasper o el mismo Ratzinger como "ùltimo" miembro de la nouvelle Theologie.

Lamentablemente todo lo que menciono no ha sido sacdo de mi imaginaciòn sino que ya ha pasado en otras casas de estudio y podrìa pasar en la PUCP.

Saludos.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Elías:

¡Qué gusto recibir tu mensaje! Muy interesante tu comentario. Con lo único que discrepo es con tus ejemplos PUCP: Psicología no tiene una mayoría de profesores psicoanalistas, si no cognitivo-conductuales, y en Teología hay otras corrientes además de TL - regeneracionistas e incluso ratzingerianos -. Me gusta tu manera de defender el pluralismo. Has sido testigo de excepción de lo que ciertos personajes han hecho de algunos recintos teológicos al hacer patente un control extra-académico cuestiomnable.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Al último anónimo:

Publicaré su comentario sólo si elimina el lenguaje ofensivo.
Reenvíelo.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el pluralismo en la sociedad, pero pienso que en una universidad católica no deben haber profesores alineados con doctrinas o formas de pensamiento contrarias a lo que enseña el magisterio de la iglesia, sin que esto quiera decir que estas formas de pensar no se puedan exponer o ser discutidas en clase como lo hace el magisterio de la iglesia. Existen otras universidades de denominación no católica en las cuales la gente que aprecia el pluralismo pudiera estudiar.

Gracias,

Lucho
Ex alumno de Ing. Civil PUCP

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Lucho:

Un colegio religioso puede mostrar solamente un aspecto de las cosas, no así una universidad, pues ella cultiva la "universitas", la universalidad del pensamiento y la expresión humana de sentido. Una universidad en general no puede albergar ninguna posición hostil a otras formas de pensamiento, porque la sustancia del pensamiento es el diálogo. Pero determinar la contratación de docentes por razones doctrinarias no sería digno de una genuina universidad. Sin pluralismo no hay vida universitaria.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Sr Gamio, tildar de "conservador" al Dr. de Trazegnies, me parece una total ignorancia de la trayectoria de éste intelectual y de su personalidad innovadora y creativa. Y rechazo esa definición que usted hace del personal que labora en el IRA:"En el Inst. Riva Aguero muchos de los temas son una continuación aguda de la senda trazada por JRA y V.A. Belaúnde".Incurre usted en rótulos de talante político a académicos probos que han aportado enormemente a la vida cultural del Perú, casi siempre de manera silenciosa y hasta franciscana, porque para nadie es desconocido el casi nulo apoyo de las administraciones centrales de la puc al Instituto Riva Aguero, cuando debió ser todo lo contraio pues se trata de la casona y el legado directo del benefactor de la Puc.El valioso trabajo del IRA se puede apreciar en sus Boletines, los que recomiendo a usted que lea sin pasiones.Quizá sea loable su rol de escudero de la actual gestión de la puc, pero discrepo de su pretendidad "defensa" de la autonomía universitaria cuando discrimina abiertamente el trabajo académico del Instituto Riva Aguero. O es que le parece válido que la gestión del rector Dr. Rubio haya ordenado desmantelar el Museo de Arqueología "Josefina Ramos de Cox" del IRA y pretenda enviar a éste y al Museo de Artes y Tradiciones Populares fuera de su tradicional sede de la casona Riva Aguero???? Un poco más de objetividad no vendría mal...basta de dictadura izquierdosa y más pluralismo en la puc.

Gonzalo Gamio dijo...

Sr. Anónimo:

En primer lugar, "conservador" no es peyorativo. Depende de qué es lo que se busca conservar (lo que yo encuentro cuestionable es una versión "ultra", que es antimoderna, pero no he asociado a F de T con esa posición). Describe una posición vinculada a la recuperación de las tradiciones.

No he pretendido desmerecer la importante trayectoria del Dr. de Trazegnies, muchas de cuyas obras aprecio. Lamento su paso por el fujimorato, y discrepo de su defensa conservadora del relativismo cultural en contra de la universalidad de los DDHH (cfr. un texto suyo con ocasión del tema CIDH y el tema Pinochet).

Tampoco he querido desmerecer el trabajo del Instituto Riva Aguero. No es cierto lo que usted señala. Tengo los boletines y suelo asistir a muchas de sus actividades.

Decir que "en el Inst. Riva Aguero muchos de los temas son una continuación aguda de la senda trazada por JRA y V.A. Belaúnde" no es ninguna crítica, todo lo contrario. se trata de dos connotados peruanistas. Incluso no coincidir con ellos no desmerece su valor como humanistas.

Sobre lo del useo de Arqueología "Josefina Ramos de Cox" del IRA no tengo conocimiento. Le pido desarrolle el tema, y que se identifique.

Saludos,
Gonzalo.

Ricardo Mejía Cordero dijo...

Saludos Gonzalo, acabo de leer el artículo y sinceramente me sorprende el nivel de respuesta de varios participantes si hay profesores “conservadores” o de “izquierda” en la PUCP. Pero le sugiero leer un poco historia como nació la PUCP. Anteriormente la UNMSM era católica por eso recibía el nombre de Pontificia Universidad de Lima, pero llego una pugna política e ideológica entre los jóvenes azules ( conservadores que estaban a favor del catolicismo y entre ellos incluso profesores) contra los jóvenes rojos ( a favor de la reforma universitaria y cambios estructurales de la universidad como la libertad religiosa) esa lucha derivo posteriormente en la reforma universitaria y en la creación de la PUCP!!! donde entro el clérigo, siendo el principal benefactor el profesor José de la Riva Aguero considerado en esos tiempos conservador a ultranza. es mas Presidió la “Acción Patriótica”, movimiento político de tendencia fascista. Por tal motivo Gonzalo te felicito por tu mística y firmeza por la autonomía de la PUCP la cual debes seguir realizándolo y no importa si son “conservadores” o de “izquierda” pero la historia es clara la PUCP nació de personas conservadoras en contra de la Reforma Universitaria. Por lo tanto son CONSERVADORES.

PERO TERMINARIA ESTA CORTA INTERVENCION CON LO SIGUIENTE FRASE PARA TODOS LOS QUE DEFIENDEN LA AUTONOMIA:

"dar a dios lo que es de dios y al cesar lo que es del cesar"

Gonzalo Gamio dijo...

Hola Ricardo:

Gracias por tu mensaje. No olvidemos, sin embargo. que las donaciones de JRA tienen lugar cuando la PUCP llevaba décadas de fundada. Y que sus donaciones no expresaron ninguna condición ideológica. El fundador de la PUCP,Jorge Dintilhac, perteneció a la Congregación de los Sagrados Corazones, bastante progresista para la época (Gastón Garatea y Hubert Lanssiers son exponentes contemporáneos de esa congregación). La formación católica no está reñida con la pluralidad.

Interesante lo que señalas sobre la historia de la UNMSM. Para la PUCP, la historia ha seguido su curso también. El prestigio que tiene lo debe a la pluralidad y a la excelencia académica. mucho tuvo que ver con ello el trabajo de otro Rector y sacerdote católico, Felipe McGregor.

Saludos,
Gonzalo.

vnj dijo...

Hola. si bien..la cuestión judicial se da en cuanto a dos puntos trascendentales la de el testamento y la administracion? vi la sentencia del TC,la del 17 de marzo. en donde se detalla, de manera categorica, que Autonomia universitaria y la propiedad heredada no hay conflicto, porque “Los bienes provenientes de donaciones, herencias y legados, quedan sujetos al régimen establecido por el donante o causante, según sea el caso“ osea se tiene tratar en cuanto al testamento de 1938.. donde se pone como condicion insustituible a una junta administradora PERPETUA, y el acuerdo de 1994 no seria valido, porque no estaba facultado para llegar a acuerdos de entregar la administracion a la PUCP. es por ello que, no le encuentro sentido defender lo indefendible..

Gonzalo Gamio dijo...

Que la junta sea perpetua nadie lo duda, lo que está en discusión es si esta sigue administrando los bienes de JRA (como los primeros 20 años) o si ella se ocupa de las mandas, que es lo que la PUCP argumenta.

Saludos,
Gonzalo.