sábado, 30 de agosto de 2008

GUERRA Y LA RECONCILIACIÓN





Gonzalo Gamio Gehri

Una de las costumbres más irritantes en la “prensa de opinión” local es el escribir sobre lo que se desconoce. Cuando se trata del conflicto armado interno y sus consecuencias el panorama se torna más oscuro, por sus consecuencias para el país. Si la prensa mafiosa y sus esbirros atacaron a la CVR y su Informe con calumnias y ofensas (como recordamos), no pocos periodistas precipitados o mal informados han contribuido a enrarecer el debate y a generar conflictos sobre la base de la ignorancia. Con cierta sorpresa leo hoy en El Comercio el artículo ¿Quién impide la reconciliación? – firmado por Hugo Guerra Arteaga, generalmente un analista correcto y elocuente – y encuentro una serie de despropósitos y errores extraños respecto del trabajo de la CVR ¿Qué le pasó a este señor? Una cosa es discrepar con la CVR - lo cual es perfectamente válido en una democracia - y otra desinformar al ciudadano.

Los equívocos del texto de Guerra que citamos son múltiples y de diverso calibre. Hay imprecisiones históricas y otras vinculadas al contenido mismo del Informe. Por ejemplo, sostiene que “bajo el toledismo, sin embargo, se constituyó una CVR cuya composición y método no fueron idóneos tanto por el claro sesgo izquierdista de sus integrantes, como por un método que no permitió cerrar las heridas”. Sabido es que el gobierno de Paniagua constituyó la Comisión, y que el de Toledo sólo agregó cinco nuevos miembros y añadió al nombre “y de la Reconciliación” (lo que encabdiló momentáneamente a los más conservadores, que confundían erróneamente reconciliación con olvido y amnistía, y no reconstitución del tejido social). Bueno, se trata de un error de tipo histórico. Lo del izquierdismo es otro tópico basado en el prejuicio, dado que ninguno de los comisionados mantenía militancia política alguna (y que los terroristas perseguían y mataban a los miembros de IU – p.e., el caso terrible de María Elena Moyano -, como se recordará). Hace mal el columnista en dejarse llevar por las etiquetas y desatender los matices que pueden ser importantes.
Pero el texto de Guerra incurre en gruesos errores, que constituyen lugares comunes en la prensa fujimorista:

“El informe final, aunque valioso en algunas partes, incurre en inequidades de análisis y consolida la denuncia permanente sin fin únicamente contra los miembros de las fuerzas del orden legítimas del Estado, mientras explica de manera condescendiente a la subversión.”

Esta afirmación no puede hacerla alguien que ha leído el Informe Final de la CVR, siquiera las conclusiones. Es increíble que se puedan decir cosas como esas, que una lectura mínima del Informe refuta. El documento señala literalmente que los grupos terroristas son los principales violadores de los Derechos Humanos, y los causantes del 54% del total de muertos y desaparecidos (Conclusión Nº 13). Más claro, ni el agua. Incluso se sostiene que existen razones suficientes para considerar que Sendero Luminoso incurrió en genocidio contra el pueblo ashaninka. Guerra se equivoca, y gravemente. Asimismo, la CVR reconoce a los miles de heroicos oficiales que defendieron con honor y coraje al Estado – cuya memoria honra la CVR en la conclusión Nº 53 – y que expusieron su vida por el país. También es cierto que la CVR ha encontrado evidencias que prueban que “en ciertos períodos y lugares”, las fuerzas del orden incurrieron en “una práctica sistemática o generalizada de Violaciones de los Derechos Humanos” (tomo I, p. 30). Las fosas de Putis y los restos hallados en Los Cabitos confirman la solidez de esta tesis. La institución debe honrar a sus héroes y promover que se investigue y castigue a sus malos elementos. Confundir a unos y otros y pretender “blindar” a quienes cometieron delitos no le hace bien a los institutos armados. En una democracia, no existen ni personas ni instituciones a los que la justicia no pueda interpelar. Nadie está fuera del alcance de las leyes.

Pero Guerra no apoya este esfuerzo por distinguir y purificar. Considera que las fuerzas del orden no deben pedir perdón por la conducta de sus malos elementos. “coincido con el ministro Ántero Flores-Aráoz y el general Edwin Donayre”, precisa, “respecto a que la institución castrense no puede ofrecer disculpa alguna”. Pedir perdón por la mala conducta de algunos efectivos no degrada a las fuerzas del orden. Al contrario: las purifica, y permite dar un paso importante para la reconciliación nacional. Constituiría un ejemplo que deberían seguir los partidos, la sociedad civil, etc. El presidente Toledo lo hizo, y su gesto lo enaltece en este punto.

Continúa Guerra formulando su opinión. “Tampoco es permisible que se reabran mañosamente casos ya esclarecidos como el del sofocamiento de la rebelión senderista en El Frontón para jaquear al presidente Alan García y al vicepresidente Luis Giampietri, siguiendo el plan desestabilizador de pedir su revocatoria y dar paso al caos político”. Aquí el articulista se introduce en el subgénero de Dan Brown, la conspirancy theory. Hace hala de una imaginación fecunda, aunque desmesurada y digna de mejores fines. De todos modos, hay que recordarle que los crímenes de lesa humanidad no prescriben.

En fin, parece claro que el texto de Guerra acusa desconocimiento respecto del Informe Final de la CVR. Que este conjunto de inexactitudes y aseveraciones infundadas aparezcan en un diario serio como El Comercio me preocupa: comete errores graves, que creo deben atribuirse al desconocimiento, y no - espero que no - a una suerte de mala fe. Por eso me parece importante refutar claramente los numerosos desaciertos de su artículo. No se trata de cuestionar una opinión, sino de mostrar que esta no tiene cimiento racional alguno. Muchas veces, el prejuicio es el peor enemigo en la búsqueda de justicia y reconciliación.

25 comentarios:

Renato Constantino dijo...

Es lamentable que no haya que hacer mucho esfuerzo para encontrar a estos periodistas que se consideran liberales por decir que Chávez es un dictador.
Da vergüenza como estos columnistas no consideran a la justicia como pilar fundamental de la construcción de un Estado de Derecho.
De Althaus también entra en esta onda con su columna del 29. ¿Por qué será que nadie entiende que la reconciliación se tiene que dar entre el Estado y la sociedad y no con los terroristas? Se tiene que dar con todos aquellos cuyos derechos fueron violados sin importar quiénes hayan sido. Y la justicia es el paso fundamental para eso. Caiga quien caiga. Es un asunto de vital importancia para un verdadero Estado de Derecho que todos tengamos un real acceso a la justicia. Es mucho más importante que el miedo a la verdad que tienen algunos militares.
PS. Me encanta la conspirancy theory, solo falta que alguno diga que se quiere dar un "golpe de estado oenegeciento".

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Renato:

El caso de Guerra y de Althaus son claros ejemplos de periodistas que escriben sobre la CVR sin tener idea de lo que dice el Informe. Es lamentable e indignante. Hay que señalar que se equivocan.

Saludos,
Gonzalo.

Alfredo P. dijo...

Vaya!, por fin un periodista deja de lado ese pacto infame de hablar a media voz. El editorial en cuestión sólo se limita a expresar lo que la mayoría del país piensa del fallido informe de la CVR: se trata de un intrumento ideológico de la izquierda, con el cual busca un ajuste de cuentas con sus enemigos: los gobiernos democráticos de la década de los 80s que enfrentaron al terrorismo y a las FFAA y a la Policía por el crimen de haber derrotado a un brote subversivo de ideología comunista (crímen que las izquierda nunca se lo perdonará).
Se trata de esa misma izquierda que en los 70s y 80s hablaba de tomar el poder por las armas, de que “el poder nace del fusil”, que despreciaba las libertades democráticas y a sus instituciones, que guardaron un silencio cómplice frente a Sendero Luminoso y que nunca terminaron de deslindar tajantemente con él , Apropósito de esto ¿Esa izquierda que ahora quiere pasar piola por derechohumanista nos ha pedido perdón?; pues no.
Que la izquierda aprenda a ver la viga en el propio ojo, antes de andar armar CVRs para señalar la paja en el ojo ajeno.
Evidentemente, con un documento tan desacreditado como el IF de la CVR, todo intento de reconciliación es imposible.
El éxito de la izquierda al imponerle al país una CVR durante el gobierno de ingenuo Pdte. Paniagua (el mismo que luego quitó cuerpo y expresó su desacuerdo cuando su criatura -la CVR- declarase al año 1984 como el año con mayor cantidad de desaparecidos)ha llegado a su límite. Si en verdad les interesa la vigencia de los DD.HH, la justicia y la reconciliación, pues deberían superar al documento emitido en el año 2003 e ir creando las condiciones para que un gobierno democráticamente electo por el pueblo (el de Paniagua no fue electo por el pueblo) convoque a amplios sectores de la población en una comisión de la verdad que sí sea verdaderamente representativa y no como la del año 2000 que fue monopolizada por la izquierda.

César Higa Silva dijo...

Yo creo que lo que el autor al hacer referencia a los izquierdistas estaba haciendo referencia a su posición ideológica más que a su militancia política. Creo que varios de ellos, si no la mayoría, son de tendencia izquierdista. Quizás la conformación tuvo que ser más plural, ¿cuántos comisionados de "derecha" se reconoce en la conformación de la Comisión, o cuántos de tendencia liberal? No hay claramente gente identificada con esa posición en la CVR. Quizás si hubieras puesto gente respetada por la derecha como De Trazegnies (como lo propuso creo Martha Hildebrant y Marta Chavéz) y si lograbas convencerlos, el informe hubiera sido menos atacable por estos sectores. La percepción (no estoy diciendo que sea real) que queda es que es este informe fue hecho por gente de izquierda (ideológicamente), que no hubo pluralidad.
El otro tema es la palabra "reconciliación", quizás una mejor término hubiera sido utilizar la palabra Justicia. Justicia para aquellos que sufrieron los horrores de la lucha antiterrorista. Justicia para los familiares de las víctimas y para todos los implicados en crimenes de lesa humanidad (deben tener un debido proceso y, si es el caso, ser sancionados y cumplir sus condenas.En principio no debería haber indultos o amnistías). Hablar de reconciliación es más complicado.
Sobre el caso Frontón, habría que revisar el expediente para tener una idea más concreta sobre qué es lo que se está discutiendo. Ahí ya han habido algunas decisiones judiciales, más allá de que puedan no gustarnos, hay que acatarlos. Si creemos que las decisiones no son juridicamente correctas, se las impugna siguiendo el procedimiento respectivo, pero no se puede reabrir procesos ya culminados, porque no estoy de acuerdo con la decisión.

Gonzalo Gamio dijo...

Alfredo:

Lee el Informe abreviadop y después hablamos. No tienes idea de lo que dices. Cometes el mismo error de Guerra, pero con mayor virulencia.

Gonzalo Gamio dijo...

César:

Creo que simplificas las cosas al describir las izquierdas en un sólo paquete. Alva Hart y Arias Graziani eram de derecha. Y el Dr. Lerner nunca ha tenido militancia política.

Con respecto a De Trazegnies, su rol con lo del retiro de la CIDH y su posición frente al arresto de Pinochet fueron de tal patetismo, que no era un buen candidato para la CVR. Sus nexos con la dictadura aun son un misterio, a juicio de muchos. Es treiste, porque se trataba de un brillante intelectual que dañó su trayectoria innecesariamente.

Saludos,
Gonzalo.

César Higa Silva dijo...

quizás no me expresé bien, pero mi argumento iba en dos planos:
(i) la percepción es que la mayoría de los integrantes de la CVR son de tendencia izquierda. Puede ser que no sea real, pero esa es la percepción.
(ii) yo no he dicho que no existan diferencias entre la izquierda. Claro que existen, como existen muchas diferencias entre los liberales, entre los conservadores, e incluso una misma persona puede que no sea liberal en todos sus posiciones, conservadores, etc., sino que puede matizar sus posiciones. Por eso no creo que sea correcto etiquetar a las personas para analizar la validez de sus argumentos.
Sin embargo, mi argumento estaba dirigido a señalar con qué tipo de orientación política estaban identificados la mayoría de los integrantes de la CVR, más allá de sus diferencias. Sólo eso y nada más.
De otro lado, con relación a De Trazegnies, yo no comparto la posición que tuvo De Trazegnies respecto a la salida de la CIDH y el caso Pinochet, pero no todos sus argumentos eran necesariamente malos (algunos sí eran bastantes equivocados, pero no todos). Había una posición filosófica y política detrás de su posición, que no es descabellada, por ejemplo, profesores y jueces como Scalia y Dershowitz la comparten, y ellos son profesionales de mucho reconocimiento en los EEUU y sus argumentos son tomados en cuenta en el debate público. No creo que sea correcto descalificarlo asi nomás.
Finalmente, Beatriz Alva no sé si sea de Derecha. No creo que la derecha se sienta reconocida en ella, ni antes ni ahora. El que haya trabajado en el Gob. de Fujimori no significa que sea necesariamente de Derecha. En todo caso, quizás pudieron poner a otra persona como Beatriz Boza, o el mismo De Trazegnies, que son identificados como de Derecha, profesional e intelectualamente muy respetados.
Mi argumento está dirigido a que si quizás la conformación hubiera sido más equilibrada, no se le hubiera permitido a sus opositores criticar tanto el informe de la CVR. En política, las percepciones juegan mucho, aunque no sean ciertas.

Anónimo dijo...

¿daño su trayectoria? Pero si De Trazegnies en Derecho de la PUCP es Dios!!!

Anónimo dijo...

Estimado: Desde hace algún tiempo Hugo Guerra esta escribiendo cosas como esas. También me sorprende el giro de sus análisis y posiciones. Habrá algo muy personal que influye en sus opiniones actuales.

Pienso que una de las raíces de la rabieta contra el informe de la CVR es que le confiere alguna responsabilidad a las Fuerzas Armadas y Policiales. Los militares peruanos, como en gran parte del mundo, se consideran intocables. Y tiene que ver con el culto al uniforme que hay en nuestro país y la tonta identficación entre FFAA y patriotismo. Por ello el informe toco carne. Además de todos los males inherentes al secular militarismo de nuestra historia republicana.

También pienso, como muchos, que los efectos de la CVR se podrán medir con el tiempo. Si ha generado tanto temor y encono, es porque ha calado en el fondo de nuestro país. Y no en cuatro cinco blogeros, como dice por ahí alguno de tus comentaristas. La CVR es un punto de partida de un proceso que todavía no tiene derrotero definido.

Saludos

Ricardo F.

Anónimo dijo...

Si Trazegnies es Dios en la PUCP, pasaré de ser agnóstico a ateo con la velocidad del rayo.

Creo que ponerse a imaginar quienes podrían haber sido designados como comisionados para "representar" a la derecha, o al fujimorismo es un ejercicio ya inútil. Lo que existe es un documento y sobre ese documento habrá que discutir. Algunos comisionados no izquierdistas fueron sin duda el pastor Lay (evangélico, iglesia que tuvo una participación muy importante en la protección de los derechos humanos, no siempre reconocida) la propia Beatriz Alva Hart totalmente alejada del perfil de los otros (recuerden, era abogada laboralista, ex viceministra de trabajo, congresista por el fujimorismo de ultima hora, renegó de ello, abogada de estudio, es decir, alejada de la práctica cotidiana de lo que podríamos llamar activismo de derechos humanos) el propio Gral. Arias Graziani, no solo "representante de la FFAA" sino del Presidente Toledo (fue su asesor los cinco años de su gobierno).

Antonio.

P.D. César, te refieres a Antonin Scalia el juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos que hace apenas un par de meses votó (y perdió) por mantener Guantánamo y las prácticas de torturas que ahí se ejercían luego del 11 de setiembre? Supongo que podrías encontrar mejores referentes en el conservadurismo judicial norteamericano y no a un tipo que considera que ahogar a un prisionero para que declare no es una tortura.

Anónimo dijo...

"Y el Dr. Lerner nunca ha tenido militancia política"...es cierto, pero no tener militancia no implica que no haya dejado muy en claro, y varias veces, hacia que pensamiento se inclina, es decir, caviar, es decir, de izquierda; como casi toda la CVR. No entiendo porqué tendría que ocultarse este detalle, a menos que Gonzalo considere (muy en su interior) que si fue y es recontra negativo el que la CVR estuviera copada por elementos de izquierda. Particularmente, me da asco; más al ver entre sus nombres a gente sin mérito político ni académico como para conducir una investigación seria. Puro bluf.

eduardo hernando nieto dijo...

Scalia es un magnifico juez, - a pesar de su sesgo conservador - , y no olvidemos que la votacion fue 5 a 4, ¿habra leido el anonimo la sentencia?

Evidentemente Lay, Graziani y Alva solo eran "mantequilla" en esa comision, la izquierda o el liberalismo de izquierada o el progresismo (como quieran llamarlos) la dirigio por eso es que se dice que no fue una comision plural y sus resultados fueron sesgados, eso es todo.
saludos
eduardo

Gonzalo Gamio dijo...

Anònimo:

A mì no me parece mal que haya habido algunos miembros de la CVR con ideas de izquierda. El Dr. Lerner es un acadèmico notable formado en filosofìa contemporànea y el humanismo jurìdico.

Lo del concepto de "caviar" es un asunto vacìo que creo haber discutido antes.

El problema es que para muchas personas de imaginaciòn autoritaria - como parece ser el caso de tu comentario - cualquier pensamiento progresista es de izquierda, defender los DDHH es izquierdista (cuando los DDHH es una construcciòn liberal), defender la democracia es izquierdista, etc.

Si piensas que los miembros de la CVR no tenìan "mérito político ni académico como para conducir una investigación seria" no sè que entiendes por mérito político o académico. Pràcticamente todos tenìan probada trayectoria acadèmica, o en defensa de los DDHH. Esas son generalizaciuones absurdas. Ese tipo de frases le quitan toda seriedad a tu comentario (un bluff).

Antuan poff de la Ru dijo...

Jajajaja de todas las sandeces que he leido, nunca pensé que dijeran que la gente que participó en la CVR no tenía mérito académico. Mejor para la próxima una CVR con Cipriani a la cabeza xD.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Antuan:

Sí pues, el comentario delÁnónimo es entre gracioso y patético. Es probable que se trate de uno de los "Mussollini Boys", un grupo de "antimodernos" peruanos que rondan las esquinas más pintorescas de la blogósfera.

Anónimo dijo...

Bueno, no es tan increible que en la "gran prensa" peruana se cometan ese tipo de errores, ya gustavo faverón desnudó en innumerables ocasiones las barbaridades en las que incurren columnistas y periodistas a diario, pero lo de Guerra ya es inadmisible, como dijo antes otro comentarista, a Guerra debieron decirle lo mismo que le dijo Gamio a Alfredo P: hermanito, primero lee el Informe Final y después hablamos... y a la pasada lleva un curso rápido de comprensión lectora.

Anónimo dijo...

"Sí pues, el comentario del Ánónimo es entre gracioso y patético. Es probable que se trate de uno de los "Mussollini Boys", un grupo de "antimodernos" peruanos que rondan las esquinas más pintorescas de la blogósfera."

Esto es una indirecta para Eduardo Hernandoo Nieto verdad??? jaja.. si no era la intención, pues calza preciso.

Lamentable que sigamos asi... la tolerancia se hace compleja, pero necesaria finalmente.

Saludos

Gonzalo Gamio dijo...

No, no me refería a Eduardo. Respeto su trabajo y su disposición permanente al diálogo, a pesar de que no estemos de acuerdo.

Me refería a algunos comentaristas conservadores que escriben amparándose en el anonimato, y se dedican a atacar sistemáticamente a las personas que defienden los DDHH. A veces usan seudónimos rimbombantes ("Constantino II"). No tienen que ver con Eduardo.

Saludos,
Gonzalo.

Manuel Barrantes dijo...

Gonzalo:

En general, casi no existen personas que dirijan su crítica a los argumentos que se exponen en la CVR. Una crítica seria debería estar dirigida al argumento entero, es decir a las ideas, los datos, los razonamientos y las conclusiones.

Esa ha sido la tónica de las discusiones pasadas y también, al parecer, de las actuales. Lamentablemente, a pesar de que tu post está muy bueno, esto ha pasado también con los comentarios que se han hecho. La discusión ha derivado, una vez más, al cuestionamiento de la legitimidad de los comisionados, y no a los argumentos del informe mismo.

Increíble, en verdad: ¿seré muy iluso si pido que antes de criticar se lea algo, alguito, un poquitito nomás, del Informe?

Deberíamos organizar un concurso: un premio para el que critique un argumento del informe (ojo, no solo una conclusión sino un argumento completo) Eso sería bueno; ahí si se podría establecer una discusión un poco más seria.

Saludos,
Manuel

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Manuel:

De acuerdo contigo. Las falacias han abundado en esta discusión, y el examen del texto ha brillado por su ausencia.

Un abrazo,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Coincido con Manuel. La mayoria de estas personas no hacen criticas directas a los fundamentos de los derechos humanos ni mucho menos a las propuestas ni argumentos brindados por la CVR, sino que únicamente atacan a las personas que los defienden tildandolos de "caviar"... palabra que ahora se aplica a todos y que a perdido su inicial intencion (obviamente usada estrategicamente por Aldo Mariategui para atacar y desestabilizar mas de lo que ya esta a los movimientos de izquierda y en general a toda persona de izquierda).

Creo que en muchos casos lo mejor es ignorar a estas personas a menos que den argumentos razonables y no unicamente plagios de columnas de diarios y demas refritos. Obviamente menos si lo unico que tienen es ataques sin sentido o insultos.

Felicitacione por el blog, esta muy bueno.
Saludos

Gonzalo Gamio dijo...

Hola Anónimo:

Gracias por tu mensaje.

De acuerdo contigo. La crítica de los anti-CVR se está volviendo monocorde.

Saludos,
Gonzalo.

Christian dijo...

El Informe Final de la CVR peca de una valoración inadecuada del estado de excepción, lo que significa que avale prácticas sistemáticas de torturas y masacres de inocentes o el abuso sexual de inocentes o de subversivas/vos. El asunto es más complejo de lo que considera el Informe de la CVR. Por último el informe es liberal más que marxista, y por lo tanto, repito, no aquilata en su verdadera dimensión el desafío existencial que supone el estado de excepción. Todo esto amerita todo una crítica más extensa de la que estoy en disponibilidad de hacer en este momento.

Saludos,
Christian

Christian dijo...

Un error se deslizo, debe decir:

"(...) lo que NO significa que avale prácticas sistemáticas de torturas y masacres de inocentes o el abuso sexual de inocentes o de subversivas/vos."

Anónimo dijo...

Hola, muy bueno el post, felicitaciones por el blog. Las ideas son muy claras y fundamentadas.

Sin embargo me queda la mala espina que el "mundo ordinario" esta cada vez mas alejado de ls que buscaba la CVR: conocer la verdad, reconocer los errores del Estado y de la sociedad, pedir perdón a las víctimas y fomentar la justicia.

En ese sentido el (penoso) papel que juegan los medios de comunicación es vital. Y lo mas critico es el papel de los "formadores de opinion".

Por ello es muy importante que se refute cada idea errada y cada argumento falaz se difunda(Mariategui, Guerra, Antero, Rey, "Mussolinni Boys", etc.etc.).

Si en los medios masivos no hay espacio, Internet y los blogs ayudarán a ello.

Aprovecho para preguntar: ¿de que dirección o pagina web descargo una copia del informe abreviado de la CVR?

Saludos

José