jueves, 28 de agosto de 2008

ÉTICA Y DESARROLLO HUMANO: EL ENFOQUE DE LAS CAPACIDADES. NOTA SOBRE UN INTERESANTE COLOQUIO




Gonzalo Gamio Gehri


Entre el 26 y el 28 del presente mes se realizó en la PUCP el Coloquio Desarrollo Humano y Libertades: un enfoque interdisciplinario. La idea central del evento fue exponer y discutir las ideas de Amartya K. Sen y Martha C. Nussbaum sobre el desarrollo, las libertades y el florecimiento humano. El Coloquio es el resultado de las investigaciones y conversaciones de un grupo de profesores de la PUCP - presidido por Javier Iguiñiz - que nos hemos venido reuniendo una vez por semana desde hace un año. Economistas, filósofos, psicólogos, sociólogos, antropólogos, historiadores, abogados, ingenieros. El evento ha sido un éxito: ha puesto de manifiesto que – como agudamente señaló Pablo Quintanilla en su interesante ponencia – el diálogo interdisciplinario es posible. Una de las conclusiones del coloquio ha sido la afirmación del carácter central de la ética en la comprensión compleja del desarrollo humano.

Desde muy antiguo, la pregunta ética fundamental - ¿Cómo se ha de vivir? – planteaba, además de las consideraciones sobre la vida buena, la importante cuestión acerca de la clase de vínculos sociales, reglas e instituciones que podrían permitir que tal vida pudiese florecer sin impedimentos. La pregunta por la vida buena era inseparable del problema de la calidad de vida en común.

Hace algunas décadas – a instancias de la obra del economista indio Amartya K. Sen y la filósofa norteamericana Martha C. Nussbaum – el tema de la calidad de vida ha recuperado sus vínculos con la reflexión ética y política. Por mucho tiempo, se identificaban los indicadores de Desarrollo Humano con una cifra – el PBI per capita – que no indicaba la distribución del ingreso en las sociedades ni la clase de vida que llevaban sus miembros. Nussbaum y Sen han planteado un enfoque cualitativo que se centra en las capacidades que los agentes humanos pueden ejercitar sin coacciones. El desarrollo se refiere menos a los bienes económicos que podemos tener que al tipo de cosas que podemos hacer con nuestras vidas: El desarrollo se concibe como expansión de las libertades. La calidad de vida está vinculada al acceso al bienestar y al ejercicio de las libertades individuales y políticas. La agencia – o razón práctica – constituye una capacidad fundamental, en tanto alude a la posibilidad del individuo de elegir por sí mismo el modo de vida que tenga razones para valorar.

La propuesta de Sen y Nussbaum constituye una perspectiva universalista, que pretende bosquejar una plataforma crítica que ponga en evidencia la práctica de la violencia y la exclusión allí donde exista. Dicho enfoque ofrece un horizonte normativo para el examen crítico de las tradiciones. Sin embargo, dado que esta perspectiva se concentra en las capacidades y no en los funcionamientos, sus principios no constituyen un impedimento para el cultivo de las formas de vida particulares que respeten los espacios en los que estas potencialidades puedan ser puestas en ejercicio.

Se trata de la primera vez que las ideas de estos importantes pensadores es sometida a discusión interdisciplinaria en un espacio académico peruano.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si bien comparto la tesis que exponen los autores pues presuponen una noción del individuo que defiendo, un individuo que se configura por "ser" (y uno ciertamente sólo "es" en libertad) y no por "tener", sobre esto son muy interesantes las aportaciones que hace la Escuela de Frankfurt y que podrían ser objeto de un futuro comentario por parte del autor del blog.
Sin embargo, me gustaría descender al terreno de la praxis para poder discutir un fenómeno muy particular, el chino. China no puede medirse por los baremos que propugnan Sen y Naussbaum puesto que hacen referencia a libertades inexistentes en China pero, por otro lado, utilizando el indicador económico y el acceso real que tienen la ciudadanía al bienestar, entendido aquí en sentido lato, es decir, teniendo sólo en cuenta la capacidad para poseer bienes y acceder a servicios y la posibilidad de progresar, entendido éste concepto de la misma forma que el anterior, progresar económicamente, vemos que la ciudadanía está satisfecha.
En China no se concibe el desarrollo como una expansión de las libertades ni la calidad de vida como el ejercicio de las libertades individuales y políticas. Obviamente, el régimen político chino es el que es pero, en general, la ciudadanía tampoco demanda otra cosa. Y éste no es un fenómeno sólo chino o ruso (aunque en Rusia exista mayor oposición al gobierno, Putin goza de una muy buena imagen pública según las encuestas) sino también europeo y norteamericano, cuya ciudadanía cada vez mira con mejores ojos que sus gobiernos cercenen libertades individuales para poder tener mayor seguridad ante nuevas amenazas (sean estas reales o inventadas). Preferir la seguridad a la libertad, en el fondo, y en mi opinión, no es más que preferir salvaguardar el desarrollo material, la lógica instrumental preocupada más en lo fines que en los medios, a costa del desarrollo o salvaguarda de las libertades.

Un saludo,

Mr.?

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado ¿Petrovich?

El que en China no se respeten los DDHH ni las libertades pondría en tela de juicio su condición de "desarrollado" en la perspectiva de Sen ¿No crees?

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Por supuesto, lo que pretendo hacer es de "abogado del diablo", cuestionar la validez, teniendo en cuenta el ejemplo chino, del concepto "desarrollo" según Sen.

Existen, y cada vez más, personas que no vinculan el desarrollo a alcanzar más cotas de libertad política. Se establece un ideario muy pragmático en virtud del cual lo importante es que el sistema permita el acceso al desarrollo material y económico. Muere la ideología y es suplantada por el ansia de enriquecimiento como motor de la sociedad.

No defiendo esta postura, pues sus implicaciones sociales asustan, pero advierto que cada vez tiene más seguidores. La democracia liberal debe rehabilitar su actitud de lucha, perdida tras el colapso de la URSS y el fin de la Guerra Fria.

No, volviste a fallar, amigo mio.

valdivieso&necochea dijo...

Gonzalo:

Un gusto saludarte. Tuve la oportunidad de conocerte ya en un circulo de estudios de expertos electorales que se realizó en Transparencia y tambien estuve en el cooquio de desarrollo humano, el cual fue muy interesante por lo alturado del manejo critico que se le dio.

Mi nombre es Cesar Valdivieso, antes de continuar, estudio en San Marcos. Hace ya dos semanas vengo trabajando con Meylí Necochea (quien tambien estuvo en el coloquio y en la EEE) un blogger al cual queremos volverlo un foro de opinion preconceptual para, primero, formar una vision amplia de cómo se ve el problema con respecto al desarrollo humano y la igualdad entre las personas; queremos converger con otras formas de pensar y lograr de ese modo equipos interdisciplinarios e interuniversitarios que puedan dedicarse a la investigacion y posibles propuestas para mejorar el modo de vida que actualmente vivimos en Perú.
Doy todo este preambulo para poder invitarte a visitar el blogger www.salaestar.blogspot.com y pedirte una opinion crítica de cómo podemos ir desarrollando el trabajo del blogger para llegar al fin investigativo que aporte al desarrollo.
Estamos muy interesados y entusiasmados con estos temas, y el coloquio fue, a decir verdad, ese pequeño toque de gracia que te dice que hay que empezar algo. Por ello, te pido consejo a ti, y si puedes extender la invitacion a todos los profesores y alumnos que participan en estos temas, para poder contribuir de la manera más apropiada con nuestra labor, te lo agradecería mucho.

De antemano, gracias.

el correo que manejamos es necocheavaldivieso@gmail.com en donde tambien puedes hacernos llegar tus opiniones.