lunes, 9 de febrero de 2009

LA TRANSICIÓN INACABADA




EL PROYECTO DE JUSTICIA TRANSICIONAL FRENTE A LA "RESTAURACIÓN CONSERVADORA"




Gonzalo Gamio Gehri



En el Prefacio a la segunda edición de Hatun Willakuy – la versión abreviada del Informe Final – Salomón Lerner señala que, en el contexto de la elaboración y discusión este documento, los comisionados describieron “la coexistencia inarmónica de los distintos mundos sociales y culturales que componen nuestro país: imágenes del mundo, lenguas, memorias, valores y proyectos que integran la sociedad peruana”[1]. Sostiene acertadamente que la violencia ha marcado la historia de esa precaria coexistencia se debe en gran medida a la vocación de nuestras “élites” de asumir como dadas determinadas formas de desigualdad social y discriminación racial y cultural. Esta disposición a la exclusión del otro (y prácticamente a institucionalizar la exclusión a través del centralismo, la ausencia del Estado en las zonas altoandinas y amazónicas, la inexistencia de políticas interculturales y multilingüísticas en materia educativa y legal) alimentó la división interna y propició el clima de violencia que vivimos en las dos últimas décadas.

“En nuestra patria las diferencias no son solamente eso: constituyen también pretextos para la preservación de un orden jerárquico cuestionable. Por ello, estudiar al Perú de la violencia implicó también hacer las cuentas de lo que significa vivir en una sociedad donde se presume como dato natural, y por ende innecesario de justificarse, la superioridad de unos sobre otros en razón de sus orígenes étnicos. El proceso que examinamos fue, así considerado, el develamiento de nuestra propia constitución como sociedad enemistada consigo misma. Los recelos entre sectores sociales y culturales diversos y atendidos de manera muy desigual por el Estado; las presunciones altaneras de los poderosos sobre los excluidos; la vocación elitista de los poderes públicos, todo ello apareció como el sustrato de la violencia misma, como el fermento que ayuda a explicar – aunque de ningún modo lo justifique – el proceder atroz de los actores armados y la complacencia de ciertos sectores sociales con la violencia, según el lado del que ella viniera”[2].


Puede constatarse que, a pesar de que las condiciones sociales y culturales que constituyeron el caldo de cultivo del conflicto armado interno siguen operativas en nuestro país, nuestra “clase dirigente” – como asevera Lerner con contundencia - ha “optado por la inercia”. Los efectos de un relativo y reciente crecimiento económico – sin mecanismos de redistribución de la riqueza -, y de una apertura comercial a los grandes mercados, ha llevado a quienes ejercen funciones de poder en el sistema político y en la sociedad a dirigir la mirada hacia otros temas nacionales – los tratados de libre comercio – o a atender situaciones de coyuntura, como la contención de las protestas sociales al interior del país, o los escándalos de corrupción en el gobierno. El tema de la reconstrucción de la memoria histórica y la reparación de las víctimas de la violencia ha perdido protagonismo en la escena pública. Nuestros políticos y “líderes de opinión” ni siquiera han logrado hacer explícitos los vínculos entre el proceso de violencia vivido, las condiciones sociales del conflicto armado y las situaciones de precariedad política que todavía afrontamos. El texto se refiere a estoe fenómeno en términos de una "restauración conservadora" presente en las actitudes del gobierno actual, su indiferencia frente a los temas de Derechos Humanos y su (no tan encubierta) alianza con el fujimorismo.

El proceso de transición democrática que tuvo lugar entre noviembre de 2000 y julio de 2001 alimentó las esperanzas de muchos ciudadanos de buena voluntad que percibieron la caída del régimen de Fujimori, la composición del gobierno de Valentín Paniagua y el particular énfasis que éste puso en la lucha contra la corrupción y en el fortalecimiento de las instituciones como una oportunidad – Lerner usa la expresión Kairós, el tiempo propicio - para romper con la herencia autoritaria y excluyente que ha marcado el curso de nuestra historia republicana. Los viejos rostros de la política criolla – incluso aquellos que se comprometieron explícitamente con la agenda autoritaria de los noventa, y que apostaron por la impunidad de los perpetradores de delitos contra la vida y contra la democracia – desfilan hoy por los sets de los medios de comunicación que consideran dichos compromisos parte de la anécdota, producto de los vaivenes de la vida pública. El gobierno actual no oculta cierta simpatía por los métodos tradicionales de la política peruana. El ‘espíritu de ruptura’ que requiere el cumplimiento cabal del proyecto transicional se ha ido apagando, para dar paso al ejercicio de la “política del día a día”: negociaciones y alianzas entre los grupos políticos con representación en el congreso para silenciar denuncias de corrupción y mantener inmunidades parlamentarias, discursos presidenciales en torno a las “líneas” que seguirá el Estado para conjurar la crisis económica, etc. Las cuestiones relativas a la recuperación pública de la memoria y a las políticas de Derechos Humanos – temas centrales de la llamada justicia transicional – han perdido interés para los círculos oficiales de la política peruana (cuando no se trata de “investigar” la labor de las organizaciones no gubernamentales, o de examinar los contenidos de los textos escolares que “sospechosamente” se ocupan de estas materias).


Lamentablemente, este rechazo de la agenda transicional está poderosamente presente en cierto sector de la prensa, la misma que protagonizó la campaña contra la CVR, y que hoy acompaña al gobierno actual en el esfuerzo por criminalizar la protesta, o sembrar la sospecha contra el menor asomo de oposición política en los partidos que tienen representación parlamentaria. Se trata de los mismos medios que han procurado anatemizar a las organizaciones de Derechos Humanos, y que han estigmatizado el pensamiento progresista en el Perú con el indeterminado y ofensivo rótulo “izquierda caviar”. Se busca con ello debilitar el debate público en el Perú, reduciendo el número de sus interlocutores, bloqueando la pluralidad de voces e intentando vetar una serie de temas que escapan al registro de la “política corriente”. No siempre los medios de comunicación han garantizado la apertura de foros de conversación cívica en los que puedan plantearse asuntos de interés común como el que mencionamos. Corresponde a la ciudadanía recuperar espacios públicos que permitan someter a discusión las condiciones actuales de la violencia, así como las necesarias reformas institucionales que permitan afrontarlas - y superarlas - en y desde la democracia.



Actualización: El historiador Jorge Valdez ha publicado en su blog una exhaustiva bibliografía en torno a Hatun Willakuy.

[1] Comisión de la Verdad y Reconciliación Hatun Willakuy Lima, CVR 2008 p. I.
[2] Ibid.

29 comentarios:

susy dijo...

profesor ganzalo gahmio:
ante todo le brindo mi mas cordial saludo. un tema que me interesa bastante es sobre "el mal" pero desde un punto de vista filosofico. dentro de este tema se encuentra mi inquietud acerca de la existencia de "el diablo". es cierto que preguntarse acerca de la existencia de el diablo es estrictamente un asunto teologico, pero considero que la filosofia nos puede dar una respuesta racional como lo hizo tomas de aquino en su tiempo. considero que es un tema muy importante ya que forma parte de la religiosidad del ser humano...la mayor parte de creyentes cree en su existencia, pero el problema esta en que la figura de este personaje esta dominada por el mito y la supersticion. no hay un trabajo filosofico que afirme o que niege su existencia. profesor , me gustaria que usted pueda hablar sobre el asunto; y si es que su blog no se tocan temas de esta indole, entonces me gustaria que lo haga a traves de mi correo. es un tema que me interesa demasiado y quisera tener una referencia. muchas gracias.

Ricardo Milla T. dijo...

Estimado Gonzalo:

Que nuestra "clase dirigente" y nuestras "élites" sean una cantinflada in se, es porque no hay una clase dirigente de verdad, ni élites que se preocupen realmente por aquellos de quienes se deberían de preocupar: los que menos tienen y pueden. Pero el problema no radica en el concepto de élite ni de clase dirigente, sino en la élite y clase dirigente peruana que no puede llamarse así. Más bien aquellos que deberían serlo o haberlo sido no lo son o fueron. Es una lástima pues eso ha hecho que, desde hace muchísimo tiempo, se excluya más y más a las poblaciones que mencionas, llegando al punto de vivir inhumanamente, no sólo en cuestión de materia, sino también en forma cultural.

Es una lástima que la prensa y las esferas de los políticos actuen así. Hay mucho daño que reparar. Pero los caviares tampoco han colaborado mucho. No han propiciado un diálogo sino que se han impuesto con sus doctrinas y agendas. Sé que me dirás que eso no es cierto, que te dé pruebas y demás, pero para mí como para muchos ha sido así. Sería bueno que los caviares sean más abiertos al diálogo y no se manden a ir a dar "cátedras" de DDHH a una comisión del congreso y hablando por medios de comunicación diciendo que los parlamentarios osn unos ignorantes. Si quierm soluciones y que las conclusiones del IF aterricen deben propiciar el diálogo con todos, antes de tachar o creerse dueños de la Verdad. Pero ups! Cierto.... si es Comisión de la Verdad... Cómo van a creer que no tienen la verdad, no?

Saludos,
Ricardo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimada Susy:

Creo que podría ayudarte - con mucho gusto - respecto del problema filosófico del mal (R. Safranski, L. Kolakowski y R. Bernstein han escrito excelentes libros sobre el tema), pero no sobre el tema del diablo. No se ha escrito buena filosofía sobre el tema (hasta donde yo sé), y es un asunto que corresponde a cierta teología.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Ricardo:

Yo le tengo fe al concepto de ciudadanía. El de élite no me parece útil, porque reproduce esquemas jerárquicos que no han funcionado en el país.

Dále una mirada a la sesión de Defensa del congreso en la que se invita a los ex comisionados de la CVR. Alcorta, Cabanillas, etc., se dedican a evocar falsedades ¡sin siquiera consultar el Informe, o la página de la CVR! Es terrible. Lo mismo podemos decir de los "columnistas" que se dedicaron a difamar a la CVR y ni siquiera hoy - 5 años después - se dignan revisar el documento.

Saludos,
Gonzalo.

jose carlos dijo...

comparto tu lectura de "liberal de izquierda" de la historia politica peruana, y de la importancia de la ciudadania para el "desarrollo". pero es un falso dilema el elite-vs-ciudadanos. tambien hay que renovar la clase dirigente, o nos quedamos discutiendo en los cafes. y a mi me encantan los cafes, por supuesto. pero no podemos dejarle la politica a los nuevos odrias y sus lamebotas de turno.
la transicion a la politica de justicia y libertad necesita un proyecto politico serio, o nos quedaremos para siempre eligiendo entre garcias y fujimoris, por presidente, cabanillases y raffos, por congresista.

Guillermo dijo...

Gonzalo,

Tu visión de la política me parece maniquea y sumamente ingenua. Si la izquierda caviar no tiene aceptación electoral es debido a que forma parte integral de la elite que ha hecho tan poco por sacar adelante al Perú.

También me parece que elogiar al gobierno de Paniagua como lo haces tú es iluso y muestra una falta de sentido histórico. Tanto Paniagua como muchos de sus ministros pertenecían al orden político tradicional cuya inacción, ineficiencia y corrupción llevó a que la mayor parte de la población apoyara a Fujimori en 1990 y 1995.

El hecho que el Fujimorato se corrompiera no hace a los políticos tradicionales héroes de la democracia sino, en cierto sentido, parcialmente culpables del mismo.

Finalmente, creo que los problemas del Perú son mucho más complejos. Hay en primer lugar un profundo problema moral que no sólo se encuentra arraigado en las élites sino en todos los sectores sociales.

Gonzalo Gamio dijo...

Guillermo:

Yo no estoy eximiendo de responsabilidad a los políticos (Paniagua y otros), sólo estoy reconociendo la importancia de las políticas implementadas en tiempos de la transición. Creo que no reconocer esos avances es lo que constituye una "falta dee sentido histórico".

Ya he escrito bastante sobre la indeterminación del término "caviar", así que no voy a usarlo. Los desencuentros entre la izquierda política y la población son un hecho que no pienso objetar. Creo que es hora de fortalecer un espacio más al centro del espectro político.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Hola José Carlos:

Estoy de acuerdo contigo. Es hora de renovar la política.

Saludos,
Gonzalo.

Cesar Zarzosa Gonzalez dijo...

Estimado Gonzalo y Ricardo:

Mucho gusto, escribe Cesar Zarzosa, alumno de Gonzalo, en el diplomado de filosofia politica de la UARM. Al fin me animo a escribir. Algunos comentarios para hacer.

Primero, creo que es evidente el tema de la CVR y la importancia de sus resultados, tal como ha escrito Gonzalo, lucidamente en distintos articulos. Se trata de una nocion que supone ponerse en el lugar del otro. Papel que lamentablemente la mayoria de peruanos no ha tomado en serio. Evidentemente la clase politica es el peor ejemplo de ello.

Segundo, sobre el comentario de Ricardo en torno al tema de los caviares y los resultados de la CVR. Me parece que es peyorativo el termino, y puede hacer mas aspero el debate. Creo que es bueno advertirlo, estas cosas producen mas enfrentamiento que argumentos, luego no nos quejemos. Y digo en el caso de Ricardo Milla, porque ya lo lei en su blog, y no es la primera vez que se pronuncia sobre el tema en una anterior oportunidad escribio un texto muy tendencioso al respecto. Creo que lo animan los prejuicios. Me parece que es lamentable que aquellos que se hagan llamar catolicos comprometidos no puedan serlo respecto del conflicto interno. No se trata solo de la clase politica sino de nosotros mismos. Y digo me parece que le animan los prejuicios, porque todos sabemos de la posicion del cardenal Cipriani al respecto...y los que hemos seguido de cerca el tema, tambien hemos sido testigos de su actitud peyorativa respecto al tema y mas cosas... Ademas creo que por el mismo tema Cipriani ha recibido criticas -justificadas por cierto-. De repente es esto lo que les molesta a este grupo de catolicos? Se esta haciendo espiritu de cuerpo?. Y digo a "este grupo" porque felizmente se de un numero de catolicos muy grande que se compro el pleito. Felizmente no todos se espantan de la CVR y hablan de "rojos o caviares"

Finalmente, una observaciòn Gonzalo. Me parece que no es negativo hablar de elites. No es una vision aristocratica porsiacaso. Los paises necesitan elites politicas y esto esta ligado con el tema de la construccion de partidos fuertes. El problema es que una vision puramente ciudadana" no permite verlo Gonzalo. Es algo que ya he observado constantemente. Ojala mas adelante se puede armar una discusion sobre el tema. Saludos,

pd: te escribi un mail Gonzalo, si puedes lo revisas. Gracias.

CZG

FrAnK dijo...

Comparto tu idea en el sentido de lo fofo que puede ser "cierta clase de dirigentes políticos y sociales" en nuestro país. Asimismo muchos medios de comunicación no han apostado por brindar mejores perspectivas acerca de lo que nos dejó el conflícto armado.

Ahora bien, creo que en materia política, las críticas más fuertes, de políticos y periodistas, es acerca de la literatura sesgada de la CVR. Es decir, creo que existen errores en materia de subjetividad. Tanaka lo explica muy bien en su artículo escrito en el 2005.

No obstante, nos damos cuenta que esta crítica es más que todo estructural y no sustancial. Es decir, la CVR demuestra que los ataques terroristas fueron los principales causantes del caos de aquella época, posteriormente las FFAA y los comuneros.

Existe también una crítica acerca de la cifra. Pero que aún nadie -o casi nadie- se atreve a refutarla pero con un estudio profesional.

Finalmente, sostengo que los comisionados de la CVR deben estar satisfechos por el papel cumplido. En tanto, era de suponerse que un tema tan controversial y doloroso para el país no tenga una conbtraposición de igual magnitud. No obstante, mientras haya una persona que recoga los sustancial -más que lo estructural- del Informe,es ya de por si gratificante.

Saludos!!!

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Los que quieran revisar el Hatun Willakuy (edición 2004) lo pueden bajar de aqui:

http://www.pucp.edu.pe/idehpucp//images/docs/hw_version_abrev.pdf

La introducción de Salomón Lerner Febres de la reimpresión del 2008 la pueden bajar de aqui:

http://www.megaupload.com/?d=WWZPBWRU

Para que tengan las fuentes originales, las puedan leer y criticar como se debe.

Saludos.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Jorge:

Muchísimas gracias por los links. ayudará decisivamente a acotar los argumentos y depurar no pocos prejuicios de quienes no se han acercado al IF CVR.

Saludos,
Gonzalo.

Brian dijo...

Estimado profesor Gamio,
Aunque desde el punto de vista de las discusiones del presente blog y de la filosofía política pudiera parecerle frívolo el asunto que pretendo plantear, creo que es necesario hacer una reflexión sobre el mismo ya que se relaciona directamente con el tema de la violencia en el Perú.
Usted constantemente trae a colación la experiencia traumática de la violencia política originada por el terrorismo en el Perú. Sin embargo, hoy en día, existen un flagelo mucho más cercano, más silencioso pero no por ello menos letal en nuestro sufrido país: el tráfico vehicular. Probablemente los accidentes de tráfico han causado más muertes que Sendero Luminoso.
En el caso del Perú los accidentes de tráfico no son simples accidentes. Generalmente son causados por un patente desprecio práctico por la vida humana, la ausencia de formación cívica y ciudadana, la consolidación de una cultura del aprovechamiento del otro, el desconocimiento de las normas, la debilidad de nuestras instituciones. Salomón Lerner se equivoca al enfocar sus críticas a un solo sector social. La indiferencia, el espíritu individualista, la falta de respeto de los derechos básicos de los demás son problemas que atraviesan todas las capas sociales y esto queda de manifiesto con el problema del tráfico en el Perú: en el niño pituco manejando a toda velocidad su 4X4, en el combista que compite por pasajeros como si fueran ganado, en el peatón que cruza la autopista debajo del puente peatonal; en el señorón de La Molina que no para en el crucero peatonal.
Aunque parezca grosero, quisiera contar un par de anécdotas que reflejan esto. Recuerdo con indignación como una anciana con andador cruzaba una calle a través del crucero peatonal en Miraflores. Un combista impaciente tuvo que parar bruscamente tocando la bocina intermitentemente. Al segundo el cobrador se bajó del vehículo y le gritó a la pobre señora: “Ya pé tía, ponte mosca”. También leí el testimonio indignado de un periodista que estaba enyesado y trató de cruzar la calle y casi lo atropella una combi. El cobrador le gritó enardecido: “Mira bien por donde cruzas, cojo h****”.
Leemos en las noticias que una dulce niña de seis años, campeona de marinera hace dos semanas acaba de ser víctima de una combi y hoy se encuentra en estado de coma. Leemos que ha habido un accidente donde un ómnibus cerca de Arequipa se ha desbarrancado dejando más de treinta muertos. ¿No revela todo esto una miserable indiferencia y un patético desprecio por la vida humana? Como decía Guillermo existe un problema moral de fondo en el Perú que atraviesa todos los sectores sociales.

Deivid Juárez dijo...

La CVR puso el dedo en la llaga al analizar la realidad peruana pero las soluciones planteadas han sido claramente insuficientes.
He visto que Gonzalo hasta ahora ha excluido de manera sistemática una de las opciones electorales más consistentes desde el punto de vista ideológico-social-político-económico del Perú. Me estoy refiriendo a la propuesta planteada por el Partido Nacionalista Peruano. Creo que esta opción es la más adecuada para el país porque hunde sus raíces en nuestra tierra y proclama el fin de una opresión milenaria contra nuestros ancestros indios.
La posición ideológica subyacente del PNP es la del humanismo etno-cacerista (sospechosamente nunca discutida en este blog que pretende reflexionar seriamente sobre las ideas políticas del país). El etno-cacerismo busca la reivindicación de la mayoría indígena la cual a lo largo de quinientos años ha sido sojuzgada por los occidentales. Pero, muy al contrario de lo que plantean los detractores, no se basa en el resentimiento sino en un acto de reparción y justicia. Se plantea crear derechos especiales que permitan a los indígenas recuperar el tiempo perdido. En este sentido se restringirín los derechos ciudadanos (aunque en ningún momento se les quitarían sus derechos básicos) a los pobladores de orígenes foráneos.
Esto sería un primer paso para caminar hacia una cultura de paz y evitar un rebrote de la violencia.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Brian:

En efecto, se trata de un problema gravísimo que revela una serie de deficiencias y corruptelas que envilecen el país, y atentan contra la salud de la población. Me ocuparé del tema.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Deivid:

Gracias por tu mensaje. Debo decir que eres el primer nacionalista que plantea su opción política en estos términos, lo cual me parece´muy interesante. Sí, he escrito sobre la propuesta de los Humala:

http://gonzalogamio.blogspot.com/2007/04/humala-y-la-visceralidad-nacional.html

Saludos,
Gonzalo.

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Gonzalo, tu post me ha movido a publicar incluso las fuentes bibliográficas del Hatun Willakuy. Las pueden encontrar aqui:

http://labitacoradehobsbawm.blogspot.com/2009/02/bibliografia-sobre-violencia-politica.html

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Jorge:

Excelente, colgaré el link de tu blog en mi post. Muchas gracias.

Saludos,
Gonzalo.

Deivid Juárez dijo...

Gonzalo,

Acabo de leer tu comentario sobre el comandante Humala. Me parece que contiene algunos miedos y presuposiciones un poco ligeras. Como dije en el anterior artículo me parece un poco sospechoso que no te hayas detenido a analizar el weltanschauung subyacente en el humanismo etno-cacerista. Este parte de una visión tolerante que recoge los aportes de grandes políticos e intelectuales peruanos y extranjeros. Recojemos el legado de nuestro general Velasco quien hizo tanto por reivindicar el nombre del indio peruano y destruir las bases de la concentración de la riqueza oligárquica. Lo mejor de todo: lo hizo sin hacer uso de la violencia y de manera democrática (entendiendo democracia como el cumplmiento de la voluntad real del pueblo). También tomamos los aportes de uno de los más grandes pensadores políticos de la actualidad (que curiosamente nunca citas): Noam Chomsky. Bebemos también de la gloriosa tradición andina tomando algunos de los grandes modelos de la historia, que tienen dimensión global en la lucha contra el imperialismo: el glorioso Cahuide, Tupac Amaru I y Tupac Amaru II.
Vemos con esperanza que en América Latina esta propuesta empieza a tomar forma y hay un despertar de solidaridad en algunos gobiernos.
Aunque como bien dices también hay una reacción conservadora, oligárquica y aliada al imperialismo que empieza a tratar de frenar.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Deivid:

Se trató de un artículo antiguo. Bueno, contando con un interlocutor humalista será más interesante debatir sobre el tema. Bienvenido.

Saludos,
Gonzalo.

El Yeah dijo...

Gonzalo. Yo no soy del PNP, pero, eso que dice Deivid de que el etnocacerismo es totalmente falso. Lee su ideario y nakalapirinaka. Si en el caso bebiera de esa fuente, no tendría razon de ser que haya un mekler o un abugatas.
Me trae dudas si es una persona del partido nacionalista o simpelemnte algun "pillin" que busca así descalificar las ideas de dichos personajes.

Por ejemplo, el personaje Cirilo. Carambas, nunca he leido interpretaciones marxistas tan abusrdas! será real? o simplemente alguien que quiera fastidiar a los que se consideran marxistas? (En cierta medida yo creo ser medio marxista, pero ponerme esa etiqueta me quedaría grande). Crees realmente que un marxista te va a descalificar por procedencia (ser "pequeñoburgues")? Engels era un capitaliston, el che guevara era pequeño burgues, marcuse, fromm, etc.

Bah...no puedo nega rmi temor que en la blogosfera la gente se haga pasar por ciertas etiquetas simplemente para descalificarlas. Empleando como estrategia la descalificación através de una argumentación positivista en que por raza o por procedencia social y economica se descalifique o se califique un argumento.

Deivid Juárez dijo...

A ese señor que se hace llamar "El Yeah": yo no he pretendido descalificar a nadie. El ideario que propone el humanismo etnocacerista del PNP no es el de Antauro. Lamentablemente desde el punto de vista oficial el PNP no puede usar el término "etnocacerista" por haber sido prostituido por este señor que traicionó los ideales de Ollanta al iniciar una opción violenta. Pero eso no quiere decir que la weltanschauung del PNP no parta de estos principios. Que quede muy clarito que el etnocacerismo auténtico sólo justifica la violencia en casos de legítima defensa como se dio cuando nuestro país fue invadido por Chile.

De otro lado, el hecho que Abugatas y Mekler estén en el partido es una muestra del pluralismo de nuestro movimiento, en el cual pueden militar una persona de origen árabe y otra de raigambre judìa. Tampoco contradice nuestro afán por reivindicar la raza indígena. Darles derechos especiales a los nativos no significa restrigir los derechos civiles de las personas con otros orígenes étnicos, por más vergonzosos que ellos pudieran ser.

Mas bien creo que "El Yeah" me descalifica como "pillo" para evitar el inicio de un debate serio. También rechazo cualquier relación que se nos haga con el marxismo. La ideología nacionalista parte del amor a nuestra tierra y a sus tradiciones autóctonas.

Cesar Zarzosa Gonzalez dijo...

Perdon, como es esto de "origen etnico vergonzoso"?...este tipo de definiones o conceptos no me parecen pertinentes. Este tipo de cosas no parecen hacer deslindar a un Humala del otro... Yo tambien soy peruano y en cierto sentido soy nacionalista, pero me desdibuja totalmente la idea que plantea Deibid. El tema de la etnia (por hablar de una sola, como si eso ocurriera en realidad) o de la cultura peruana es un tema polemico y necesario de tratar pero creo que se le puede dar un enfoque mas constructivo y menos sesgado.

De otro lado, definitivamente es bueno que hagas un deslinde con la izquierda porque en realidad, un discurso nacionalista ligado al tema de la raza de esta forma...mas me recuerdo a proyectos de derecha, con funestas consecuencias en la historia, que creo todos podemos recordar...en ese sentido, eso no es un proyecto de izquierdas.

Saludos,

CZG

Ricardo Milla T. dijo...

Estimado Cesar Zarzosa:

Veamos.
1. No estoy en contra de toda la CVR.
2. Tengo mis propias ideas, que para mí están bien, y listo. Talvez me puedo estar equivocando pero no soy el único que piensa así (respecto a lo que hayas leido en mi blog) porque hay gente 'bien pensante' que concuerda conmigo. Es parte del diálogo, no? O la CVR es heralda del 'pensamiento único'?
3. Todo lo que escribo es animado por prejuicios. Lee a Gadamer y verás a lo que me refiero. Para mí los prejuicios son buenos. La Ilustración nos ha heredado ese mal prejuicio que todos los prejuicios son malos. La misma comisión tiene sus prejuicios.
La información con la que cuento, además, no es un mero prejuicio.
4. Como católico comprometido veo como importante llevar a tierra las propuestas de IF (no todas, no se me llame de inhumano sin saber a cuales me refiero y cuales no). Hay que abandonar el discurso populista, de ambos bandos. La cosa es poner manos a la obra y ya! Pero ya pasó bastante tiempo y no se ha hecho mucho. Tengo amigos y familiares en la familia militar y ninguno de los que conozco han sido beneficiados por lo dicho en el IF cuando las conclusiones piden diversos bienestares para estos militares y familiares de ellos. Y no basta con que nos hagamos algo, sino la clase política que poco o nada han hecho.
5. No se me tome como anti-CVR.
6. El tema del Sr. Cardenal es aparte.
7. Ciertamente, no es malo hablar de élites. Son necesarias. Se necesitan para tener a gente realmente preparada, culta y justa que legisle y gobierne. No todos pueden hacer eso, como no todos juegan tenis tan bien como Nadal o fútbol como Kaká. Hay élites en todos lados, por qué no en política? Es excluyente? Pues claro que lo es. Pero ahí la exclución no es mala, cuando sí lo es cuando no se integra a la selva y sierra a una vida más humana.

Estimado Gonzalo:

Sí le di una 'revisadita'. Creo que el Sr. Lerner no llegó a los congresistas, y éstos se cerraron. Ambos muy mal. Propiciemos el buen diálogo, fuera de ideologías. Tal vez no las tenga la CVR (cosa que lo dudo) pero al menos actuemos según la realidad y no segun una agenda ideológica.

Saludos,
Ricardo.

Cesar Zarzosa Gonzalez dijo...

Ricardo:

1. Que bueno saber que no eres un critico "a priori" de la CVR
2. No entiendo porque hablas de "gente bien pensante", nunca he usado dicho termino...veras mi posiciòn esta mas relacionado con razones y argumentos contrastables que con la idea de "buenitos".Usar la razon como tu sabras mejor que yo estimado,no es contrario a la fe...
3. Ciertamente todos tenemos prejuicios. El problema es cuando estos no le permiten a uno llegar aunque sea a la discusiòn de ciertos temas. Prefiere uno no tocarlos y darlos por sentenciado sin siquiera examinarlos. Revisa el post q escribiste el año pasado por el aniversario de la CVR..revisa como lo escribiste ninguna critica en concreto...a eso me refiero a la critica facil y sin argumentos, nada mas. Si tienes criticas concretas pues perfecto...
4.No creo que ni yo ni nadie quiera ser populista con la defensa de estos temas...jajaa...nadie en el Peru creera que es populista hablar de derechos humanos y defensa de los excluidos en el conflicto armado!!..eso no da reditos polìticos...no es populista...pero ciertamente aspiro a que sea popular..osea que las mayorias tomen conciencia de ello. (Y eso incluye el tema de las victimas militares)
5.Te creo .. se sigue de lo dicho en tu punto 1)..
6.Bueno si crees que el tema del cardenal es aparte, considerare que evitas pronunciarte sobre el tema de fondo y lo haces de forma (sorry deformacion de egresado de derecho...je). Pero no contestaste mi pregunta...quiza tu prejuicio nacio por este tema...
7. Concordamos con el tema de las elites en sierto sentido. Pero una precision de la lectura que haces al respecto. Veras yo a Gonzalo le observaba que era necesaria una elite pero no una aristocratica. Por cierto la idea es que halla gente preparada...pero creo que Gonzalo podra concordar conmigo,en que la politica no puede excluir a los no profesionales o a la gente con menos cartones. La politica (por lo menos, yo y otros jovenes amigos lo vemos asi) no debe ser entendida como una discusion exclusiva y una tarea solo de algunos predestinados...la politica debe tener una relaciòn con la idea de servicio y de capacidad de organizaciòn. Estas cualidades no son exclusivas de cultos. Prefiero un hombre honesto, serio y comprometido con su pais, que a un tipo con una credencial llena de cartones pero cuya mezquindad no ayudara. Pongo el ejemplo de Lula (no entro a valorar su gestion porsiaca) ¿es que acaso el no mereceria ser politico por haber sido un mero sindicalista?¿. Cuando hablo de elites, es aquel grupo de personas comprometida con todo ello(y obviamente con una base ideologica). Ciertamente no son todos, pero no son solo los mas preparados, y esto no excluye la participaciòn focalizada de todos los demas ciudadanos,

saludos,

CZG

Daniel Salas dijo...

Ricardo:

Salomón Lerner no fue al Congreso para sermonear a nadie ni para que lo fotografiaran. De hecho, él no quería ir. Fue llamado por los congresistas. No hubo en tal presentación ningún ánimo exhibicionista. Una vez que lo llaman, tiene que ir y tiene que decir lo que sabe. ¿Qué más podría hacer?

En el Congreso le hicieron preguntas absurdas que nada tenían que ver con el IF. Por ejemplo, le preguntaron: "¿cómo es posible que la policía no tenga equipos con los cuales defenderse?" Y él respondió: "yo me pregunto lo mismo ¿cómo es posible?".

Hay un encono, hay una ignorancia total y contumaz que no se puede llamar crítica. Claro que los congresistas en su mayoría son tremendamente ignorantes. Hay que ver, por ejemplo, las sandeces que escribe Lourdes Alcorta en sus proyectos de ley.

El IF no es la verdad revelada. Bien. Pero sería bueno que los objetores presentaran ideas basadas en el texto y no en los prejuicios. Yo también tengo prejuicios sobre la Iglesia Católica. ¿De qué me sirven si ignoro qué es la Iglesia Católica?
La crítica sólo tiene sentido respecto de algo que se conoce críticamente, es decir, a profundidad.

Las preguntas concretas son qué hacemos para acabar con el racismo, con la exclusión, con el machismo, con la violencia y el desprecio étnico y de clase. Qué hacemos, por ejemplo, para democratizar al Estado y a las Fuerzas Armadas (¿has notado que no hay cholos en la Marina? ¿tiene sentido?).

Yo creo en la democracia y creo en el capitalismo, al punto que se siento un poco a la derecha de Gonzalo. Por eso mismo sé que para que el capitalismo funcione tiene que haber reglas claras de respeto y justicia para todos los actores. El Estado sirve a los ciudadanos y tiene como misión defenderlos. No se pide nada que esté fuera de las propias leyes peruanas.

No creo que sea tan difícil de entender. Ocurre simplemente que no se quiere entender porque la clase gobernante no quiere cambiar. Allí está Majaz y Casapalca para demostrarlo: abusos a mineros y a campesinos, desprecio absoluto por la forma de vida de las comunidades, racismo vergonzoso.

Gonzalo Gamio dijo...

De hecho, la CVR siempre propuso someter su Informe al análisis y debate ante los ciudadanos y los representantes las instituciones políticas y sociales. De eso se trata. Ese debate público permanece pendiente.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Lo que dice Daniel es completamente cierto. Los congresistas se portaron como unos energúmenos con los ex comisionados de la CVR. No leyeron el IF ni para criticarlo. Tampoco leyeron el IF los columnistas de los diarios mencionados y otros enemigos declarados de la CVR. Por eso la mayoría de las críticas de estos sectores está fuera de lugar.

Saludos,
Gonzalo.

Ricardo Milla T. dijo...

Estimado César:

Mi intención del post de la CVR IV no fue para nada riguroso ni pretendía serlo, fue simplemente una crítica somera y, digamoslo así, jodida.
Cuando critico a la CVR lo hago con papelito en mano e información en la cabeza. Me parece absurdo critica o aplaudir algo si no se sabe de lo que se trata.
Bueno mi idea de aristocracia no va de la mano con aquellos que son "los mejores" por tener más cartones o títulos, si bien son necesarios en ciertos casos y muy importantes, sino más bien a lo que voy es que se debe hacer una élite aristocrática que va de la mano con una forma de vida humana en vías de una buena realización, o sea, más o menos como lo planteas tú. Además no sólo basta con una élite intelectual, política o económica, también se necesita en otros campos como el deporte.

Daniel:

Bueno nuestros congresistas tampoco son unos "mente brillante", pero Lerner tampoco tenía porque responder como lo hizo. Si los congresistas en cuestión no sabían del tema y le hablan sandeces, ya pues, que hable no más con quien sabe que tiene al frente. En fin.

Bueno que no haya "cholos" en la Marina no sé si no tiene del todo "no-sentido", bueno, al menos entiendo porque es así (sino que se vea el caso del Ejército, no por el tema racial, más por el tema cultural. Por ese lado entiendo a los marinos. El Ejpercito por darse de "democráticos" [y porque en verdad a la gente culta no le interesa "rebajarse" a ser milico] es que hay gente tan poco preparada en el Ejército [y necesariamene no son cholos, pero es algo coincidente, nada más]). Pero esto es tema aparte. Habría que preguntarles a los Marinos, ¿no? Igual es una institución autónoma, ¿no que se deben respetar las libertades? Si tienes lineamientos, pues habrá que dejarlos, o sea, digo, no matan a nadie, ¿o es que no dejar a tales tipos de personas con tal o cual comportamiento o tipo facccional es "racismo"? Bah! Si no habría que ir a decirles a los de Lan por qué sólo aceptan a chicas "todas regias" para que sean flyhoster... (Pero es tema aparte).

Saludos,
Ricardo.