viernes, 24 de octubre de 2008

LA AGENDA DE LA IMPUNIDAD


Gonzalo Gamio Gehri



En nuestra cuestionada "clase política" - el término es malísimo - impera una funesta condescendencia con la impunidad que indigna a la ciudadanía. Pareciera que el brazo de la justicia no llega plenamente a quienes tienen poder u ostentan privilegios en una sociedad que todavía es - tristemente - desigual y jerárquica. Veamos dos ejemplos particularmente preocupantes:

1.- Hace Un tiempo, la congresista fujimorista Keiko Fujimori señaló que en caso de convertirse en presidenta de la República en el 2011 “no le temblará la mano” para indultar o amnistiar a su padre, el ex dictador Alberto Fujimori, cabeza visible de un régimen que practicó sistemáticamente la corrupción y violó los Derechos Humanos. Indicó que esta “gracia” podría extenderse a otros fujimoristas presos por los mismos cargos (¿También Montesinos?).

Esta es la cita textual de sus declaraciones a Cuarto poder:


“Confío en que mi padre va a ser declarado inocente pero si llegado
el momento, y sí es que yo fuera presidente de la República a mi no me temblará
la mano de dar la amnistía (o el indulto) a ninguna persona que yo creo que es
inocente como de castigar a quienes sean criminales”.

Las cursivas son mías.

Ya sabíamos que la congresista no es precisamente experta en las lides dialécticas y en el pensamiento abstracto – bien es sabido que los “mítines” fujimoristas son sesiones intensivas de tecnocumbia -, pero estas declaraciones son realmente preocupantes. Más allá de las potestades presidenciales – limitadas en materia de casos de delitos contra la humanidad -, contemplamos el tenebroso espectáculo de quien sueña ubicándose en una posición superior a las instituciones judiciales, y libera incluso a quienes – en el supuesto de que se demuestre su culpabilidad – han cometido delitos de lesa humanidad (para los que no funciona ni el indulto ni la amnistía). Excarcelaría a quienes ella cree que son inocentes. Al parecer, ni siquiera sospecha que hasta examinar los casos de indulto hay que consultar con las autoridades correspondientes y con los especialistas en la materia. Pero no, a ella le bastan sus “creencias”, y su voluntad “soberana”. No debería sorprendernos, ese era precisamente el talante despótico del gobierno de su padre, y de su sibilino cómplice Montesinos. Ya sabíamos que el fujimorismo trabaja “políticamente” manejando una agenda única, la de la búsqueda - por todos los medios -, de la impunidad de su nefasto líder. No le deseamos al Perú el tenebroso futuro de ser gobernado por esta señora, que invita a un retorno a la oscura década pasada. El país no es una sociedad dinástica y corrupta. La mafia no debe retornar jamás.

2.- Edgar Núñez – congresista aprista, vinculado en el pasado con el fujimorismo, y hoy presidente de la comisión de Defensa del Congreso – ha manifestado que está elaborando, aparentemente con la anuencia del Presidente de la República, los fujimoristas, el ala dura de UN y la mayoría de sus actuales correligionarios, un proyecto de Ley de Amnistía que beneficiaría a los militares y policías procesados y condenados por violaciones de los Derechos Humanos durante el conflicto armado interno. Núñez está completamente identificado con esa escuálida retórica (tan usada por Giampietri y Antero Flores) de la “persecución” y la “desmoralización” de las Fuerzas del Orden que defendieron al país (por eso no sorprende verlo tan entusiasta participando como actor en Vidas paralelas, la película promovida por las FFAA y la Universidad Alas Peruanas). Por supuesto, las las Fuerzas del Orden cumplieron heroicamente su deber combatiendo y derrotando a la insania terrorista, pero es preciso castigar a aquellos malos efectivos que – manchando el uniforme – ordenaron o ejecutaron crímenes inaceptables. Nadie está por encima de la ley. Será beneficioso – y moralizante – para las Fuerzas del Orden el que se castigue a quienes lesionaron la ley y envilecieron su condición de soldados y policías. Será bueno que se separe el trigo de la paja.

Una pregunta al vuelo: ¿Será la propuesta de Núñez un vulgar “caballito de Troya” para conseguir amnistiar a Fujimori – que fue en su momento “Jefe supremo de las Fuerzas Armadas” -, así como limpiar de polvo y paja a quienes temen ser involucrados en la masacre de los penales? ¿Ese es el funesto regalo que quieren darle los compañeros de Alfonso Ugarte al reo Fujimori y a sus aliados en el Congreso?

El Derecho Internacional de los Derechos Humanos precisa que no es posible usar la amnistía para crímenes de lesa humanidad. Una medida como esa no puede prosperar en el contexto de las sociedades democráticas y de la globalización de la justicia. El perdón es una gracia que sólo puede otorgar libremente la víctima, y nadie más. Asimismo, el perdón no bloquea el trabajo de la memoria y la acción de la justicia (en contraste con los defensores del silencio y de la impunidad, entre los que se cuentan algunos políticos de extrema derecha, e incluso algunos líderes religiosos conservadores). El Estado no puede usurpar la exclusiva potestad de la víctima de perdonar, menos aún para garantizar que los perpetradores evadan el justo castigo que merecen. El Estado no puede decretar “perdón” y olvido frente a delitos contra la vida de sus ciudadanos.

Los ciudadanos debemos estar pendientes frente a los proyectos legislativos que pretenden pasar por encima de la justicia y del derecho de las víctimas. Cuidemos el honor de nuestro país y de nuestras instituciones.
Actualización 25/10/08: Hoy Hugo Guerra Arteaga publica en El Comercio una columna extraña y poca rigurosa en favor de la Ley de amnistía, en la que recurre a "argumentos" irrisorios - del estilo del fujimontesinista La Razón - sobre la "persecusión" y el "complot" de los defensores de los Derechos Humanos contra las FFAA ¡Cómo ha cambiado este señor y qué vergüenza ajena produce esa misteriosa "conversión"! José A. Godoy ha mostrado en su blog que existen estrechas conexiones entre Guerra y Giampietri. Tampoco sorprende. Qué triste.
(La caricatura es de Carlín).

19 comentarios:

TaVo dijo...

Concuerdo con todo lo sostenido Gonzalo; los políticos de turno debilitan constantemente el sistema judicial, cuestionando constantemente los fallos que les son adversos. Claro ejemplo: la Sra. Keiko Fujimori, quien considera que tiene un criterio superior a un proceso judicial debido (donde se actúan pruebas, diligencias, etc).

Aún más preocupante es el caracter mesíanico de los fujimoristas, quienes casi divinizan al ex dictador. Preocupante porque nos deja en evidencia un hecho nefasto: no existe conciencia crítica.

El fujimorismo escencialmente está podrido, cuestión que parte de las cabezas. Qué sabia fue la naturaleza al ponerle antifaz a Carlos Rafo.

Paolo dijo...

Simplemente Keiko es un personaje muy criticable y a veces dan ganas de no hacerle caso, pero resulta preocupante el hecho de la simpatia y el carisma que posee, ambos la llevaron al congreso como la mas votada.
Tienes mucha razón, Gonzalo, al diferenciar claramente el perdón del proceso judicial. Hasta donde yo entiendo, el perdón es un acto de las victimas pero este no elimina la pena que justamente merece una persona. El problema es que se suele confundir "perdon" con "borron y cuenta nueva"

Alfredo P. dijo...

"El perdón es una gracia que sólo puede otorgar libremente la víctima,"

Y esos terroristas que aparecen incluídos en el monumento que se encuentra en el campo de marte de Jesús María????, ¿quién los perdonó a ellos para que los incluyan ahí como víctimas?

Mientras la izquierda siga creyendo que los DDHH son su chacra y los siga manipulando políticamente en función de sus intereses políticos de cortísimo plazo, continuaremos atrapados por el pasado y seguiremos siendo incapaces de enfrentar el futuro.

Ya es momento de cancelar y cerrar definitivamente ese aspecto de nuestra historia reciente.

Gonzalo Gamio dijo...

Me hace gracia que cuestiones el hecho de que un grupo use los DDHH como "su chacra" ¡Si tú no crees en los DDHH! ¡Lo dijiste hace tiempo en un comentario!!!

Creo que los DDHH deben ser tomados en cuenta por todos los grupos políticos, religiosos, etc., pero gente como tú, que dice no creer en ellos, y que predica el "todo vale" para garantizar la impunidad (también lo has señalado) no aportan nada al diálogo para universalizar la defensa de los DDHH.

Y sobre si se debe o no cerrar ese capítulo, no eres el más indicado para señalarlo - menos sin ofrecer argumentos - si no las víctimas del conflicto.

Anónimo dijo...

profesor, gamio, para asado con alfredo p, ya no le admita comentarios

Saludos

Alfredo P. dijo...

"Y sobre si se debe o no cerrar ese capítulo, no eres el más indicado para señalarlo - menos sin ofrecer argumentos - si no las víctimas del conflicto."

No me has respondido mi pregunta, ¿quién perdonó a los terroristas que aparecen homejeados en el monumento del campo de marte?, ¿por qué ahora los hacen pasar como víctimas?.

Actualmente tenemos un primer ministro que antes estuvo vinculado a un grupo terrorista y nadie de la izquierda se escandaliza por ello, entonces ¿está bien que haya perdón para unos y no para otros?

Gonzalo Gamio dijo...

Que en El Ojo que Llora estén algunos nombres de reos y procesados por terrorismo que fueron asesinados extrajudicialmente no significa que hayan sido perdonados, solamente indica que fueron víctimas de un delito (al margen de que sean culpables o no). Debieron terminar sus días en la cárcel, no ser ejecutados.

Incluso Hitler y Stalin merecían ser procesados y condenados, no ejecutados sin juicio.

Muy simple ¿No lo entiendes?

Alfredo P. dijo...

"Que en El Ojo que Llora estén algunos nombres de reos y procesados por terrorismo que fueron asesinados extrajudicialmente no significa que hayan sido perdonados, solamente indica que fueron víctimas de un delito (al margen de que sean culpables o no). Debieron terminar sus días en la cárcel, no ser ejecutados".

¿No será más bien que quieren hacer pasar a los victimarios como víctimas?.

Otra pregunta: ¿quién decidió incluir a terroristas en un monumentos que estaba dedicado a las víctimas de la guerra desatada contra el Perú por SL y el MRTA?,

La mezcolanza de víctimas y victimarios que supone dicho monumento ¿No debió haberse discutido con mayor amplitud?.

Lo cierto es que se busca reivindicar a unos y estigmatizar a otros, todo con una evidente intencionalidad política.

Gonzalo Gamio dijo...

Creo que mi respuesta ha sido clara: no se reivindica a nadie. Las ejecuciones extrajudiciales son delitos. Hay que reconocer eso.

El Informe de la CVR reconoce el heroismo de las FFAA y se refiere a ellas con gratitud y orgullo.
Sólo cuestiona a quienes mancharon el uniforme, no a la institución, que es honorable y heroica.

Roberto Miranda dijo...

Hola Gonzalo:
Después de mucho tiempo vuelvo a comentar en tu blog. Como ya sabes, coincidimos en muy pocos temas y nuestras discrepancias son notorias, pero eso nunca ha impedido que podamos hacerlo en buenos términos. En esa línea es que hago algunos comentarios sobre este post:
En el juicio a Fujimori no se han presentado pruebas concretas e irrefutables que puedan sustentar una sentencia condenatoria (Si conoces alguna, sería bueno que la expongas para enriquecer el debate). Por el contrario, a medida que el juicio avanza han ido cayendo algunas de los testigos en que los opositores a Fujimori tenían cifradas sus esperanzas. Incluso, Rosa María Palacios declaró que había que cambiar la acusación para lograr la condena de Fujimori, ella dijo en el blog de Ocram, que "algunos amigos" le habían dicho que eso era posible... es decir, todo vale con tal que Fujimori sea encarcelado. Veamos algunos ejemplos:
- El caballito de batalla de San Román era que había entregado un parte de inteligencia a Fujimori donde se le daba a conocer el accionar del grupo Colina. En el juicio se ha demostrado que cuando a San Román le tocó declarar sobre este punto en una comisión del congreso, nunca hizo referencia a este hecho, a pesar que la comisión se lo preguntó expresamente.
http://es.youtube.com/watch?v=RJFLNbutNbg
- El general Robles, muy a su pesar, tuvo que aceptar que nunca hubo una directiva de guerra sucia del gobierno del presidente Fujimori, tal como sostiene la acusación de la fiscalía. En verdad, quisieron hacer pasar un memorándum descontextualizado como una directiva de guerra sucia.
http://es.youtube.com/watch?v=M114YtMUJ9o&NR=1
- Se ha demostrado fehacientemente la inutilidad del Plan Cipango.
http://es.youtube.com/watch?v=a5fptJ5mENI
http://es.youtube.com/watch?v=fb-Ha8PY47A
- Merino Bartet puso al descubierto el doble juego de Montesinos, al presentarse como portavoz del presidente frente a las FFAA, y como portavoz de las FFAA frente a Fujimori.
http://es.youtube.com/watch?v=a6Ox_5BXdUo
- También ha quedado completamente demostrado el sesgo de la CVR, al no haber estudiado la política antiterrorista implementada por el presidente Fujimori. Degregori tuvo que aceptar, a regañadientes, que no lo hicieron, a pesar que sí lo hicieron con los gobiernos anteriores.
http://es.youtube.com/watch?v=AoZuLTxjFIM

En fin, hay muchos otros ejemplos, pero basta por ahora. El punto fundamental, Gonzalo, es que todos estos pasajes del juicio que pulverizan los postulados de la fiscalía, no tienen la más mínima repercusión en los medios de comunicación. Es evidente pues que hay una intencionalidad de ocultamiento de estos hechos. Lo que me lleva a una conclusión: Ocultando hechos como éstos, se trata de crear las condiciones para la aceptación de una sentencia condenatoria, por parte de la población. Si a esto añadimos el hecho de la poca confiabilidad que ofrece nuestro PJ, tan permeable al poder de turno y a las manipulaciones de los sectores antifujimoristas, no sería sorprendente que, al margen de las pruebas, se dé una sentencia condenatoria.
En ese sentido, de darse esa situación, mi voto sería para que Keiko Fujimori libere a su padre al estar injustamente condenado por un PJ dominado por sus enemigos políticos. Otra sería la situación si se comprobasen fehacientemente las acusaciones de la fiscalía (cosa que no ha acontecido en lo que va del juicio). Si se condena a un inocente a nadie debe temblarle la mano para reparar esa injusticia.
Disculpa lo extenso de este comentario, pero tenía que hacerlo.
Saludos.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Roberto:

Gracias por tu mensaje. Es un gusto intercambiar argumentos contigo, a pesar de las diferentes posiciones políticas. Ciertamente, discrepamos en una serie de temas. La CVR sí estudió la estrategia fujimorista, hay una sección del IF sobre el tema; es probable que el que debió ser consultado sobre ese tema es Carlos Tapia.

Diferimos en torno a la aceptación de la tesis del autor mediato. Yo veo que todos los caminos conducen a Fujimori. será condenado.

De hecho, ya padece condena por el delito probado de ingresar ilegalmente en la casa de T. Becerra. Ya es un reo.

Las declaraciones de Keiko son inaceptables en democracia. Cualquier posible amnistía es insostenible desde los DDHH y la legislación internacional.

Saludos,
Gonzalo.

Roberto Miranda dijo...

Hola Gonzalo:
Te hago llegar algunos comentarios basados en la respuesta que me dejaste:
1. En relación con la CVR, me gustaría que me indiques el capítulo donde se analiza la estrategia fujimorista. El emplazamiento de Nakasaki a Degregori fue que no se había estudiado el cumplimiento de las directivas de Fujimori en la lucha contra los terroristas: empoderamiento de rondas, abundante obra pública y alianza del ejército con la población. El caso es que he leído el capítulo dedicado a Fujimori y no hay nada que analice ese aspecto, lo cual demostraría el sesgo de la CVR respecto a este tema puntual. Reitero en este punto que Degregori tuvo que aceptar que ese estudio no fue realizado.

2. En relación con la tesis del autor mediato. Sería bueno que puedas presentar las principales pruebas y argumentos que te hacen llegar a la conclusión que todo apunta a Fujimori. Digo esto, para poder debatir en base a hechos contrastables y no en base a declaraciones de fe, que no corresponden al ámbito probatorio.

3. Es cierto, Fujimori ha sido condenado por allanamiento de la casa de Montesinos. Aunque también no podrás negar que Montesinos tenía al Ministerio Público bajo su dominio y veo muy difícil que algún fiscal se haya atrevido a realizar aquella diligencia, o, si se hubiese atrevido, quien sabe Montesinos habría puesto a buen recaudo sus videos.

4. No veo por qué las declaraciones de Keiko sobre indulto a su Padre no pueda ser dichas en un contexto democrático. En primer lugar, suponiendo que Fujimori sea condenado sin pruebas y cambiando la acusación fiscal (como dice Rosa María Palacios), se estaría cometiendo una injusticia, y a nadie le debe temblar la mano para reparar una injusticia (Por ejemplo, el indulto a los supuestos terroristas y a algunos no tan supuestos). Por otro lado, hay varios ejemplos de países donde se han dado las amnistías como una solución política para sellar la paz, el propio Degrégori mencionó algunos (Aunque sostengo que Fujimori, en un tribunal imparcial, tendría que ser declarado inocente).
Bueno pues, al margen de nuestras discrepancias, celebro el valioso intercambio de ideas.
Saludos

Gonzalo Gamio dijo...

Hola Roberto:

Respondo parcialmente a tus inquietudes (necesito más tiempo para ser más exhaustivo):

1.- Puedes encontrar lo de la "doble estrategia" en el tomo I, los gobiernos de Alberto Fujimori y en parte en el de las FFAA. Hay un capítulo extenso sobre los CADs (rondas), bastante bueno.

2.- No vas a encointrar órdenes de ejecuciones ni armas asesinas (si lo pides, ni Hitler, ni Stalin, ni Guzmán caerían): el camino aquí es "mediato", menos directo. Están las promociones presidenciales, felicitaciones, la amnistía para Colina, los testimonios, los documentos que acreditan que Colina era sostenido económica y logísticamente por las FFAA, de las que Fujimori era Jefe supremo. A eso añádele todas las arguciass y presiones gubernamentales para ocultar los hechos y amedrentar a los denunciantes.

3.- Montesinos era dueño del PJ en confabulación con Fujimori. Es razonable pensar que buscaba SUS videos (los guiños coquetones entre Fujimori y su ex asesor generan sospechas sobre su "enemistad").

4.- Las declaraciones de Keiko no tienen ningún soporte técnico. Revelan el viejo talante autoritario, y que el núcleo de su agenda es la liberación de su padre.

Saludos,
Gonzalo.

Roberto Miranda dijo...

Hola Gonzalo:
Siguiendo con este estimulante intercambio de ideas, me gustaría realizar algunos comentarios:

1.- En realidad, la misma existencia de la "doble estrategia" está a la espera de ser probada en los tribunales. Lo que sí es claro es que la política antiterrorista fujimorista, por todos conocida, de abundante obra pública y alianza del ejército con la población no ha sido estudiada convenientemente, y esto lo tuvo que aceptar Degregori, que en cambio comentó que sí tenía conocimiento de los colegios que se caían (demostrando su gran "imparcialidad"). Además, leyendo el IF de la CVR advierto un pronunciado e inocultable sesgo izquierdista (No es para sorprenderse, sólo hay que ver las fuentes y la composición de la CVR), percepción que por cierto no compartes, pero que yo no puedo dejar de decirlo.

2.- Me parece que esa comparación de Fujimori con Hitler, Stalin y Guzmán es completamente inadecuada y revela una falta absoluta falta de objetividad en el análisis de los casos. No sólo por el número de víctimas (A Fujimori lo han llevado a juicio por apenas dos casos en los que ni siquiera pueden probar fehacientemente su participación, por lo tanto no se puede hablar de una sistemática política de exterminio), sino también porque hay amplia documentación incrimatoria en los casos de Hitler (Supe de una exposición itinerante de los documentos del juicio de Nuremberg, cientos de documentos incriminando a los principales líderes nazis), y de la dictadura argentina, por ejemplo. En relación a lo que mencionas de cartas de felicitación, sólo sé de una y que fue dada antes de la tragedia de Barrios Altos y la Cantuta (Felicitación concedida no sólo a los sindicados como parte del grupo Colina), y se sabe de documentos en los que se pide aquella felicitación presidencial por trabajos de inteligencia (Claro, eso nunca saldrá en los medios). También ya se sabe que no hay un solo testigo que haya dado una versión uniforme, muchos de ellos tienen hasta cinco o seis versiones sobre un mismo hecho (Curiosamente los verdaderos asesinos han recibido penas benignas a cambio de incriminar a Fujimori, y nadie ha dicho esta boca es mía), a eso hay que agregar el invento del plan cipango que ha sido plenamente refutado por la defensa en el juicio. En relación a la amnistía, hay antecedentes en otros países de leyes de amnistía. En lo personal, concuerdo con esa ley como una manera de sellar la paz, como ya sucedió en otros países. En fin, la posición de la fiscalía es tan frágil que la propia Rosa María Palacios, quien en este tiempo no puede ser sospechosa de fujimorista, ha declarado que es necesario cambiar la acusación de la fiscalía para poder condenar a Fujimori ¡Qué democrático! ¿No es cierto?.

3.- En relación a los famosos guiños, esa es una mentira más que inventaron los medios de comunicación, y que ha dado origen a millones de infames litros de tinta. Te mando un link en el que se demuestra la falsedad de esa calumnia. En ese sentido, sería muy honorable de parte tuya unas palabras rectificatorias.
http://es.youtube.com/watch?v=AaWtkIPpWOc

4.- En relación a las declaraciones de Keiko, creo que es un asunto totalmente opinable, y no considero que sea antidemocrático emitir tales conceptos, más aun cuando en los últimos años han sido indultados cientos, quizá miles de personas, muchos de ellos con indicios claros de vínculos con el terrorismo. Aunque me reafirmo en que el camino prioritario que debe seguir Fujimori es el demostrar su inocencia.

En fin Gonzalo, por supuesto que no soy tan ingenuo como para pensar que voy a convencerte, no es ese mi propósito, lo que me anima a escribir es tratar de demostrar que el caso Fujimori es mucho más complejo de lo que parece, y que, desde la orilla opuesta, existen argumentos muy sólidos para sustentar la defensa de fujimori y el fujimorismo. A pesar de todo, me reafirmo en que siempre es valioso encontrar personas como tú, con las cuáles se puede discrepar con un mínimo de respeto.
Saludos

Anónimo Número 136 dijo...

En el fondo, muy en el fondo estos sujetos no les importa a quién hayan asesinado las fuerzas armadas, solo les importa que defendieron lo que eran suyo... y sí pues, que se joda el resto. Nunca se han puesto a pensar porque las poblaciones alejadas de los centros de las provincias más afectadas repudian a las fuerzas armadas. Ah verdad, por ahí escuché que ahora las fuerzas armadas le dicen zonas prosendero. Si pues, vaya argumento para justificar creencias basadas en un sentimiento de olvido. Todo vale, ustedes siempre ganan. Ja.

Fujimori encarna la típica postura ultraconservadora de: MIREMOS AL FUTURO, OLVIDEMOS EL PASADO, ADELANTE ADELANTE, NO IMPORTA A QUIÉNES PISEMOS, TOTAL, SON INDIOS IGNORANTES Y SEGURAMENTE APOYARON A SENDERO, POR ESO SEGURO NIEGAN EL PODER DE NUESTRAS FUERZAS ARMADAS. VAMOS ADELANTE CARAJO.

Roberto Miranda dijo...

Amigo anónimo número 136:

En realidad, las FFAA nos defendieron del terror senderista. Por eso se entiende por qué el apoyo a Fujimori en Ayacucho, por ejemplo, es enorme (hace algunos meses Tafur lo comentó en el programa de Rosa María Palacios), y este hecho contrasta con el poco apoyo que reciben los sectores allegados al senderismo en todo el Perú.
Por otro lado, hay que ver el apoyo que recibió Ollanta Humala en Madre Mía (Todos sabemos que Humala fue el jefe militar de la zona en el tiempo del terrorismo), donde la candidata Susana Villarán ofreció reparaciones individuales y fue vapuleada en las urnas, mientras el supuestamente odiado militar Ollanta Humala recibió la mayor votación.
Las FFAA pusieron sus vidas en riesgo para salvar nuestros ingratos pellejos de la amenaza terrorista. En realidad, todos los peruanos fuimos víctimas del terrorismo. Recuerdo bien las voladuras de torres, los coches bomba, las universidades tomadas por los terroristas (recuerdo como entraban en cualquier clase con sus pasamontañas y obligaban a los alumnos a gritar sus letanías), esa historia nadie me la ha contado, yo la he vivido. Así que desde los inicios del accionar terrorista los peruanos vivimos en carne propia su insanía (Faltan a la verdad aquellas versiones que sostienen que sólo con Tarata los limeños cobraron conciencia del terror).

Gonzalo:
Con todo respeto, estoy esperando tu comentario. Especialmente en lo relativo a los supuestos guiños de Fujimori a Montesinos (Una rectificación no sería una claudicación de principios, por el contrario, sería una gran demostración de verdadera honestidad intelectual).
Saludos

Gonzalo Gamio dijo...

Roberto:

No he podido responder todavía, estoy con correcciones pendientes por la semana de exámenes, pero voy a mirar el video con detenimiento.

saludos,
Gonzalo.

Anónimo 136 dijo...

Alfredo P. nadie niega eso. Solo hago un llamado a que te des cuenta que solo es un sector de la población quiénes defienden a las fueras armadas. Otro sector no, diría que lo detesta. Solo basta de que viajes por el interior del país.

Otra cuestión es que tu experiencia en la universidad es válidad, pero también es válida la de aquellos que han vivido el terrorismo y sin embargo aborrecen a las "fuerzas del orden".

El problema aquí es que sometes a que todos piensen como tú en base a tu experiencia, sin pensar en la experiencia de los demás. No niego tu experiencia como válida, pero hay más que eso...

Roberto Miranda dijo...

Anónimo 136:
Pensé que estabas debatiendo conmigo, pero parece que lo estás haciendo con Alfredo P. A pesar de eso, me gustaría hacer referencia a tu último comentario:

1. Es verdad que hay un sector que detesta a las FFAA. Es evidente que las FFAA son el obstáculo más formidable para los senderistas, por ejemplo, que quisieron tomar el poder por la fuerza, de manera que los militares serán para ellos el enemigo a vencer. Además, hay sectores que ideológicamente se encuentran muy cercanos al pensamiento senderista, y para quienes las FFAA serán vistas siempre como sospechosas.

2. Las encuestas de confianza en las instituciones siempre colocan a las FFAA armadas como una de las instituciones en la que los peruanos más confían, incluso por encima de la propia Defensoria del Pueblo. Así que el sector que detesta a las FFAA son una minoría.

3. Dices: "El problema aquí es que sometes a que todos piensen como tú en base a tu experiencia, sin pensar en la experiencia de los demás. No niego tu experiencia como válida, pero hay más que eso...", eso vale también para quienes detestan a las FFAA, quienes, según las encuestas, son una minoría en este país.
Saludos