sábado, 8 de septiembre de 2012

PLURALISMO LIBERAL Y ESTADO SECULAR






Esta semana participé en el Seminario Laicidad y Derechos Humanos, organizado por el Congreso de la República, vía la oficina del Dr. Sergio Tejada. Intervine en un foro sobre el tema:  “Perú ¿Estado laico o estado confesional? Un análisis desde diversas disciplinas”.  La aproximación filosófica estuvo a mi cargo. Aquí presento el esquema de mi intervención.





PLURALISMO LIBERAL, ESPACIOS DE SOCIEDAD CIVIL  Y ESTADO SECULAR. ALGUNAS REFLEXIONES




Gonzalo Gamio Gehri


    1.- IGLESIAS Y DEMOCRACIAS LIBERALES

          Telón de fondo histórico: las guerras de religión (siglos XVI-XVII).
          Los desacuerdos en materia religiosa – en tiempos de integrismo – pueden generar violencia.
          Solución inicial: dejar al individuo y a las asociaciones religiosas voluntarias la potestad de decidir en materia religiosa.
          Estado le corresponde proteger las libertades y derechos de los ciudadanos, pero en ningún caso velar por la corrección religiosa de las personas. es a-confesional, laico.
          Esa preocupación por la corrección doctrinal llevó a generar instituciones como la Inquisición.
          Nadie puede obligarme a salvar mi alma (Locke).
          El Estado debe garantizar la tolerancia religiosa y el derecho de cada cual a creer o no creer. En este sentido, el Estado debe permanecer neutral o imparcial en materia religiosa.
          Comprometerse con algún credo – aunque sea extendido – puede implicar la discriminación de un grupo de ciudadanos.
          El compromiso es con el pluralismo ético y el respeto de la diversidad religiosa en una sociedad libre, abierta a todos los credos.
          En una perspectiva liberal, no sólo no debe existir una “religión oficial”: ceremonias como el Te Deum, o la presencia de un curso de religión católica en la escuela pública vulnera esta pretensión de ‘neutralidad’.
          Constituye una expresión de respeto a la exclusiva potestad de las personas de discernir, discutir y elegir sus creencias y planes de vida.
          En contraste, en algunos Estados confesionales de corte integrista, la apostasía constituye un delito.

2.- LA CRÍTICA CONSERVADORA

         En el contexto ideológico del conservadurismo - los "reaccionarios" locales - se cuestiona esta posición considerándola parte de una suerte de “retirada espiritual”. “No imponer (una religión en desmedro de otras) es imponer (la increencia o el ateísmo)” .
          No es así. Esta crítica es absurda. La separación liberal reconoce el gran valor que tiene la religión para muchas personas; por lo mismo, plantea que los ciudadanos deben contar con un espacio de libertad para examinar ese valor, deliberar sobre lo que le asignaría sentido a la vida, y cultivar (si así lo deciden) genuinas prácticas de fe.

3.- LOS ESPACIOS DE LA FE EN LAS DEMOCRACIAS LIBERALES

          Es el espacio del discernimiento personal.
          Sin embargo, ello no implica “privatizar la fe”.
          Tal discernimiento requiere de espacios sociales, espacios de diálogo.
          Las Iglesias forman parte de la sociedad civil. Su lugar no es el espacio estatal, pero sí lo “público deliberativo” al interior de la sociedad civil.
          El rol de las Iglesias no es sólo la prédica doctrinal, ellas son la fuente de un importante legado en materia de justicia.
          En los espacios de discusión de la sociedad civil – espacios de discusión sobre ética pública, justicia social, etc. – ellas tienen algo que decir.
          Sin embargo, el diálogo es horizontal. No tienen privilegios especiales. La lógica de la sociedad civil es argumentativa.

4.- EL DESAFÍO DE LA SECULARIZACIÓN

          Secularización no es “retirada del espíritu” , si no una nueva lectura del espíritu, que se centra en el horizonte encarnado en lo humano y su finitud.
          Supone una preocupación por la experiencia del tiempo humano (no la eternidad)..
        La preocupación por los “asuntos humanos” (la acción política, el trabajo, etc.). El cristianinsmo es religión de encarnación. Idea de kenosis y temporalidad. 
          Encarnación es ingreso en el tiempo, identificación por parte de lo divino con los asuntos humanos y la justicia en el mundo.
          Tema del ágape y el esfuerzo por el Reino como expresión del compromiso con el mundo.
          Tema del discernimiento personal y la libertad de conciencia tienen una matriz cristiana.
          La “autonomía de lo temporal” es un principio reconocido por el Concilio Vaticano II.
          La secularización es un proceso incompleto en nuestra sociedad.


13 comentarios:

johanny dijo...

Les recomiendo que busquen en YouTube un video que se llama El Tercer Secreto de Fátima que fue creado por vaticanocatolico.com. Además explican qué le ha ocurrido a la Iglesia católica después del Vaticano II, cómo estamos viviendo la Gran Apostasía profetizada en la Sagrada Escritura y en las profecías católicas. El link del video es el siguiente: El Tercer Secreto de Fátima y el Fin del Mundo

César dijo...

Buenas, profesor Gamio, le tengo una consulta: ¿tiene conocimiento de si el último libro de Charles Taylor, A Secular Age, va a ser publicado en nuestro idioma?

Saludos.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado César:

Lamentablemente, no hay información sobre esa traducción. tengo el libro en dos idiomas, pero no hay aún una traducción al nuestro. Ya debería haberse traducido.

Saludos,
G.

Alfredo P. dijo...

Y en este nuevo orden que se pretende instalar será posible que la Iglesia funde y dirija colegios y universidades católicas?? También se respetarán los testamentos de aquellos que hayan legado sus bienes a universidades católicas como lo hizo Riva Aguero??

Gonzalo Gamio dijo...

No has leído el post - era de esperar - las restricciones son en materia de la educación pública.

José Bellido Nina dijo...

Buen día profesor Gamio.

Estamos ante un Estado laico, y no neutral.

La búsqueda de las relaciones entre Iglesia y Estado deben buscarse en los orígenes del Patronato Regio Indiano, del Patronato Republicano y el Concordato. Partir de los principios de este último, y analizar los mismos en el artículo 50 de nuestra Constitución Política.

Si bien, la teoría pluralista critica el poder monocrático, alegando por una distribución del poder en muchos grupos horizontales, termina por proliferar un germen de desobediencia, puesto no le da la importancia a la fe y ética en la esfera pública. Aquéllas deben informar la actuación política, sobre todo, cuando el cristiano reconoce la Revelación como guía de su razón.

Su argumento, profesor, suena muy elitista. Sería interesante si muchos leyeran sobre el tema o buscasen información sobre eso. Pero lamentablemente cae en una confusión de conceptos, pues ya he visto que neutral se equipara a laico y laicidad.

La secularización es un proceso incompleto porque su objetivo es la descristianización o desacralización de la sociedad.

Algo también que creo es que se pasa por alto la mutua ayuda que tiene el Estado y la Iglesia respecto de la formación y realización de la persona, en su sistema de colaboración.

Queda un vacío sobre "ellas tienen algo que decir". Creo que la Iglesia Católica y el Estado Vaticano no se subsumen en "Iglesias". Tienen un status reconocido tanto nacional e internacional; más aún, cuando nuestro país en sus orígenes tiene una ética cristiana que perduró hasta la República y es patente en la actualidad.

¿No será que el pluralismo inquietante busca cada vez banalizar lo espiritual?

Su esquema es analítico, pero contribuye mucho al laicismo político. Por eso, es que las ideas expuestas se aproximan más a la ideología que al reconocimiento de la laicidad. No quiero decir con ello que la Iglesia Católica sea una religión oficial, sino que se desconoce su importancia en la historia del Perú.

No puedo negar que se me quedó ese vació del "algo que decir". Ese algo es contrario a su concepción.


Saludos cordiales.

Gonzalo Gamio dijo...

Hola José:

En primer lugar, no intento banalizar el espíritu, si no mostrar que su elemento puede ser el pluralismo y la secularización (esto es algo que Taylor y Vatimo han mostrado bastante bien). Dale una mirada a mi artículo "¿Qué es la secularización?" que muestra que no se trata de des-cristianización.

Pretende ser un argumento de razón pública. No es elitista, a menos que - en general - el debate público y constitucional lo sea (lo cual es discutible). No me parece justo que la Constitución reconozca privilegios o relaciones especiales con algún credo, pues esto podría suponer alguna forma de discriminación de los ciudadanos.

La fe es un asunto no-estatal. Ella puede ser para algunas personas, fuente de una ética pública, del mismo modo como existen fuentes seculares. Lo que se pretende en todo caso es un consenso entrecruzado a lo Rawls II.

El debate sobre los sentidos de la justicia está abierto a diferentes voces, éticas, ideológicasm teológicas, etc. Creo que las religiones tienen algo que decir siempre y cuando se respete la horizontalidad del diálogo.

http://gonzalogamio.blogspot.com/2007/06/qu-es-la-secularizacin.html

Saludos,
Gonzalo.

Redhead dijo...

hola Gonzalo,

Estoy estudiando a la masonería hispanoamericana en el siglo XIX y hay una estrecha coincidencia entre sus propuestas y las tuyas.
¿Perteneces a dicha organización?
Saludos,

Gonzalo Gamio dijo...

Red head:

No, en absoluto. Estas ideas corresponden al pensamiento democrático liberal, pero entiendo que muchos "neo-teístas" (sic) ven masones donde no los hay.

Saludos,
Gonzalo.

Realpolitik dijo...

Saludos,


Debo decir que su esquema me ha hecho recordar a los primeros planes liberales de la Carboneria, la masonería italiana del s. XIX. En efecto, como bien intuye Redhead, los primeros liberales fueron masones iluministas. la primera Gran Logia masónica de Londres (1717) era fanática del autor que cita (Locke). La Gran Logia inglesa supera el ocultismo de la masonería operativa-especulativa, generando un "puente" entre iluminismo y movimientos liberal-patrioticos europeos. Se sorprenderá, pero si revisa las estrategias masónicas de ese primer liberalismo religioso, no encontrará muchas diferencias con el fanatismo de SL: en efecto, la Carboneria que me recuerda fue un movimiento subversivo-guerrillero de corte liberal-patriótico, pretendía generar una religión civil entre la nueva burguesía de Nápoles. Sus esquemas eran muy similares. De día difundían sus esquemas (eran comerciantes), de noche preparaban las bombas para sabotear a los franceses. Los Carbonari se declaraban laicos, pluralistas y civiles. Hay una anécdota curiosa: Metternich, cuando los mandó al patíbulo en nombre del Papa Gregorio XVI, les decía en la oreja, parafrasando: "todo laicismo es anti-catolicismo velado, todo civilismo, es velada política contra el Estado, todo pluralismo es el pluralismo de una elite específica, la vuestra, que ahora es necesario disolver por voluntad de Dios". Obviamente yo espero que no encuentre un Metternich criollo por ahí (a mi amigo Alfredo P, le gustaría esas pasiones ultramontanas seguramente).

Una observación:

La parte de la "crítica conservadora" (punto 2) fue demasiado breve, en realidad es un solo punto, al cual añades una afirmación apodíctica ("no es así") y un rápido juicio de valor (la absurdidad). La lectura conservadora pueden responder puntualmente a los 27 puntos del esquema.

Ese desequilibrio me lleva a deducir que la introducción histórica que hace es solo anglo-americana, liberal clásica. Sería bueno específicar a qué países puntuales se refiere en su esquema, en particular en la reconstrucción de la primera parte, si es histórica. No creo que piense que un iluminista subversivo como Locke valga para todo occidente.


Un abrazo,

Mario

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Mario:

Como siempre, tus reflexiones son agudas y acertadas. Muchas gracias por tus argumentos. Mi respuesta a Red head fue deliberadamente ácida, porque los reaccionarios criollos de anteayer buscan etiquetarte falazmente para debilitar tus ideas. Las ideas de Locke y Rawls son cercanas a muchos deístas y liberales, incluidos algunos masones entre ellos.

He usado aquí a Locke y a Rawls, pero tengo presente también a Kant y a Lessing, como haré patente en próximos posts.

Un abrazo,
Gonzalo.

Hugo Aldave Herrera dijo...

Estuve en Bogota, participando como ponente en encuentro latinoamericano de investigacion sociojuridica. Hay interes en formar redes para dialogar entre DERECHO Y HUMANIDADES. Espero compartir detalles. Un abrazo.

Hugo Aldave Herrera dijo...

Estimado Gonzalo: LLEGO MAÑANA A LIMA voy a la jornada internacional sobre HEGEL, mi celular es 949174657,ojala puedas agendarme para vernos un momento. Me quedo hasta el dia martes. Un abrazo mi hno.