viernes, 25 de junio de 2010

LA NECESIDAD DE DESENMASCARAR FUNDAMENTALISMOS FEROCES: LOS ‘ACUERDISTAS’ Y SAN MARCOS


Gonzalo Gamio Gehri


En estos últimos días, la discusión pública ha estado centrada en las extrañas actividades de un grupo de personas de la UNMSM vinculada a una facción de Sendero Luminoso que ha propuesto una “amnistía general” para los condenados por crímenes contra los derechos humanos durante el conflicto armado interno. La opinión pública se ha visto sacudida por las imágenes, así como por la tibieza del Rector sanmarquino ante este problema. Los fujimoristas han señalado que los terroristas se reagrupan, el presidente García ha sugerido que podría ensayarse una nueva intervención sobre San Marcos, otras voces (más prudentes) han sostenido que el hecho debe ser materia de una investigación institucional, legal y policial, y que es preciso que – desde los espacios universitarios, en el terreno de las ideas – los profesores, estudiantes y líderes políticos derroten políticamente a los prosélitos del terrorismo. Hoy, los estudiantes de la UNMSM han realizado una importante marcha en claro deslinde con el terrorismo, y en contra de cualquier propósito insensato de intervención y de estigmatización de la Universidad.

Es preciso afrontar esta situación identificando su correcta dimensión, sin caer en la desmesura y el histrionismo de quienes están usando el tema, sobredimensionándolo - desde el gobierno y sus aliados, el militarismo y la prensa conservadora -, para sacar provecho político. Aunque se trata de un grupo reducido de personas, el caso no carece de importancia, y hay que afrontarlo con seriedad, tomando lecciones de la historia reciente. Es necesario que se investiguen estas actividades, que se examine en qué medida existe comisión de delito, y, de ser el caso, se castigue a los responsables con firmeza y sin demora. No podemos permitir que el terrorismo tenga presencia en la universidad pública. Pero el trabajo académico-político contra el fundamentalismo senderista no puede ser descuidado. El discurso de esta facción de Sendero Luminoso – “Acuerdista”, pues se remite al “Acuerdo de Paz” que Guzmán firmó con Fujimori y Montesinos – ha cambiado su discurso: ahora buscan una supuesta “salida política” que asegure la libertad de los jefes terroristas más sanguinarios, merced a una espuria “amnistía”. Buscan ingresar al terreno político y electoral. Resulta imperativo desenmascarar los planes de este grupo, mostrar con argumentos en qué medida no han abandonado el camino de la violencia como clave para la captura del poder, mostrar el dogmatismo, la virulencia y las inconsistencias de su ideología, así como su responsabilidad histórica frente a decenas de miles de muertes y desapariciones. Eso se debe poner en evidencia en el espacio público. Desmontemos esa maquinaria de terror, desarticulemos sus estrategias y propaganda.

La UMSM cuenta con profesores de diversas escuelas y tendencias intelectuales e ideológicas, para llevar a cabo tales fines y desenmascarar a estos peligrosos grupos extremistas. Si se necesita académicos de otras instituciones, aquí estamos. No se debe ceder al temor o al silencio; tenemos que combatir intelectualmente a los partidarios del terror. El recurso a los principios democráticos y al ethos de los derechos humanos constituye un horizonte pertinente para este proyecto crítico, pues se trata de un foco de consenso cultural y político notable. El Informe de la CVR señala al PCP-Sendero Luminoso como el principal perpetrador de crímenes contra los derechos humanos (Conclusión Nº 13), y documenta muy bien esta tesis. Desde la perspectiva de la legislación internacional en materia de derechos humanos, no caben “amnistías” de esta naturaleza. Ni Guzmán ni Fujimori pueden acogerse a semejante mecanismo. Por supuesto, muchos de estos grupos radicales sostienen de manera trasnochada que los “derechos humanos no existen”, que sólo son la expresión de las expectativas e intereses puntuales del "hombre burgués" (tampoco faltan los profesores - provenientes de la ultraderecha conservadora - que sostienen de una forma apretada e inarticulada, en la misma línea pero en la otra orilla ideológica, que tales derechos son "ficciones", como las “brujas” y los “unicornios”(1), una prueba más de que los extremos ideológicos tienden - inadvertidamente o no - a tocarse, e incluso a estrecharse las manos). Se trata de meras representaciones que pueden ser cuestionadas sin problema desde la filosofía práctica, pues se fundan en una interpretación parcial (“abstracta” diría Hegel) del asunto.

Desde luego, no falta quien señala que este trabajo crítico no cabe frente al enemigo, que debemos atenernos solamente al lenguaje de las armas (véase el hiperbólico y conceptualmente pobre texto de Santiváñez sobre este tema en el autoritario Correo). Encuentro ese discurso bastante chato, insensato, así como profundamente irresponsable. Quienes así argumentan olvidan que la subversión creció en los ochentas porque el problema no fue abordado políticamente, porque se desestimó la lucha de las ideas. La crítica racional y la sátira respecto de los burdos dogmas del fundamentalismo maoísta pueden mostrarle al espectador joven – que no vivió la mayor tragedia de nuestra historia republicana – que la ideología senderista es insana y delirante, que sus “tesis filosóficas” son sólo consignas inconsistentes e insustanciales, y que su “estrategia política” es un recurso desesperado para promover la impunidad de los asesinos. Si queremos erradicar del Perú el funesto mal del terrorismo, debemos refutar sus dogmas y exhibir sin contemplaciones sus contradicciones y subterfugios, tanto en las aulas como en las calles.


(1) Como se sabe, no se trata de una tesis original, pues el conservador criollo, en este caso, está únicamente repitiendo sin examen crítico alguno a MacIntyre.

38 comentarios:

Daniel Salvo dijo...

"La crítica racional y la sátira respecto de los burdos dogmas del fundamentalismo maoísta pueden mostrarle al espectador joven – que no vivió la mayor tragedia de nuestra historia reciente – que la ideología senderista es insana y delirante."

Este objetivo debería formar parte de la currícula escolar a nivel nacional.

Silvio Rendon dijo...

Que SL haya sido "el principal perpetrador" es un resultado de la CVR basado en extrapolaciones; no se deriva de los casos documentados. Es un ejemplo de cómo los números de la CVR viene muy bien a un discurso político, que exculpó legalmente a García, como que éste ahora mismo está gobernando, no importa los crímenes en los que tiene responsabilidad (Accomarca, Cayara, Frontón, escuadrones de la muerte). En realidad, el principal perpetrador fue el estado, bajo regímenes "democráticos" como el de García y Belaúnde.

Creo, Gonzalo, que te estás dejando llevar por el psicosocial del gobierno. Tan es así que no hay delito en lo que hace los "acuerdistas" que la policía escoltó su manifestación frente a SUNAT: http://twitpic.com/1znjwh

Sin embargo, tú no sabes si estás ante un delito:

"Es necesario que se investiguen estas actividades, que se examine en qué medida existe comisión de delito, y, de ser el caso, se castigue a los responsables con firmeza y sin demora."

¿Pedir la amnistía para Guzmán o Polay o Fujimori o García es un delito? Actualmente no lo es. No hay que investigar mucho "estas actividades", pues no hay nada ilícito en ellas.

Tampoco parece que exista alguna prohibición para que un grupo participe en las elecciones. Mäs bien, siempre se instó a los grupos terroristas a dejar ese camino y tomar el camino electoral, a ver si la gente los apoyaba. Pero bueno, en el Perú las reglas se cambian a cada rato, para unos los delitos prescriben y gobiernan, para otros las penas nunca acaban de cumplirse.

Unicornio dijo...

Creo que el reto debiera ser mayor. Deberíamos poder conjurar cualquier forma de dogmatismo de esta índole.
No tiene sentido, declarar que se ha derrotado al terrorismo, o, hablar del horror en tiempo pasado, cuando a cada tanto habrá que estar replanteándose persecusiones o repressiones contra estas tendencias.
Mientras se apueste por una demonización simplona y chapucera, como la que hasta ahora se ha hecho sobre el senderismo y el terrorismo, siempre estarán allí los retóricos simplones y chapuceros, extremistas, para reavivar alguna forma de redención seudo revolucionaria entre las nuevas generaciones. Pero, si la derrota que propone, el autor de este post, es consistente y franca, entonces posturas como estos extremismos, no pasarán de ser exotismos nostálgicos y anómalos.
El hecho de que tanto nos preocupe e inquiete, es un reconocimiento implícito, de que esta vía intolerante, aún puede ser efectivamente atractiva para muchos. Y, un camino intolerante y terrorista, es viable, o puede serlo, más allá de sendero. Por eso coincido con Gamio, en lo indispensable que resulta la tarea de desmontar los constructos ideológicos del senderismo.
Pero, y esto es también indispensable, todo esto pasa por desmontar también, los fermentos socioeconómicos que le son correlativos.
No ocuparse de este desmontaje o deconstrucción complementaria, es,. sería, deshonestidad intelectual, o, peor aún, cinismo burdo.
ejemplo: Tratar al educando o al educador de provincias como se lo trata, mientras que las inversiones mineras o ahora las energéticas son tratadas con prosternación, socava cualquier fe o creencia en el sistema.
El problema, para mí, finalmente es este: mientras ciertas condiciones socioculturales de nuestra realidad no se remuevan por efecto del propio sistema, este que tanto criticamos pero que al fin y al cabo defendemos, entonces, cualquier alternativa, cualquier discurso aventurero y seudoemancipador, tiene el terreno fértil en Perú.
Y eso, no depende de sendero, del MRTA, o lo que fuere. Depende de nuestro actual modo de ser colectivo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Silvio:

Queda pendiente una discusión sobre las cifras. Allí creo que Daniel Manrique también tendría algo importante que señalar. Sus intervenciones han sido importantes.

No he dicho que exista delito. Creo que es algo que debe examinarse. Solicitar una amnistía - puntuualmente - no es delito, evidentemente; es una insensatez y un desspropósito que debe ser combatido políticamente.

Que el tema está siendo usado por el gobierno es evidente, pero eso no significa que no tenga importancia. Se trata de una minoría que debe ser combatida políticamente.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Daniel y Unicornio:

Coincido con ustedes. Las reformas y recomendaciones de la CVR señalan muchos de los puntos que han consignado. Es lamentable que el Estado no tome en cuenta este documento.

Saludos,
Gonzalo.

Letras del Sur dijo...

Permitanme una digresión del tema para tocar lo comentado por Silvio.

Se presume que existen más de medio millar de fosas sin exhumar. Es correcta mi apreciación? De ser así ¿A quién le pertenecen esas fosas? Lo más probable es que sean autoría de las FFAA. Cuando exista la decision política de exhumarlas y se compruebe quienes fueron los autores de las matanzas el número de víctimas atribuidas a las FFAA se elevarà y estaremos en condiciones de afirmar que el principal responsable de las muertes durante el conflicto armado fue el Estado.

el número de efectivos desplegado por las FFAA era obviamente superior a las columnas de subversivos, por ello, las consecuencias de sus excesos y prácticas sistemàticas de violacion de derechos humanos tendrían que superar a las de SL y MRTA. En este sentido no es tan descabellado afirmar que el Estado fue el principal perpetrador en tanto responsable de la violencia y muerte. Solo faltaría la evidencia concreta de los cuerpos.

Sin embargo, medir la culpabilidad de un criminal solo por la cantidad de víctimas puede ser perverso. Es el grado, la intención, la recurrencia lo que particularmente me da más luces para responsabilizar a un criminal y en este caso fueron varios grupos criminales frente a los cuales sectorizar la responsabilidad puede dar lugar a atenuar la participación del resto.

Saludos

Geviert-Kreis dijo...

Saludos Gonzalo,

A veces me pregunto si la ingenuidad del Sr. Rendon es general o sólo referida a esta tema suyo, tan sensible, de Sendero, la subversión y la CVR. Veamos una respuesta: NUNCA una CVR - cualquiera esta sea, indiferentemente que sean documentados o no sus resultados, igual si se desmuestra que la extrapolación es falsa - va a presentar un argumento final contra la imagen del Estado o cualquiera de sus Organos. Olvida que una CVR es un instrumento transicional al interior de un programma político, civil-militar, de transición pactada inter-elite, con efectos internos (entre otros, legitimar la pacificación militar del territorio y reconstruir el tejido civil) y externos, como la estabilidad sub-regional por ejemplo. Traducido para ud., esto quiere decir que antes de cualquier buena o mala extrapolación, antes de cualquier buen o mal cálculo estadístico de alcoba, antes de cualquier discurso ético-científico sobre el IF y demás, tiene prioridad el objetivo político (OP) y sólamente este, cuya forma jurídica (antes que científica, mucho menos estadística) es únicamente el mandato. El hecho que afirme que "el principal perpetrador fue el estado", dice mucho de qué lado del OP se pone Ud. (no hace falta demostrarlo, en realidad, lo sabemos ya). Obvio decir que el OP NO ES la impunidad de este o aquel gobierno durante la guerra interna. Para notar esto basta menos sociología.

Sobre el tema del post: puedo estar de acuerdo con el pathos de la denuncia en tu post Gonzalo. Después de todo SL es en el fondo un tema de memoria colectiva, antes que de necesaria historia. La memoria colectiva, en el espacio de la comunicación pública, también está hecha de imágenes y la imágenes tienen su lógica política particular. En este sentido, quisiera ir más allá de la denuncia ahora (irrelevante, dicho sea de paso, que los estudiantes de San Marcos se sientan "demonizados", como defiende RS Santistebán: esto es una mera externalidad del problema). Yo me pregunto más bien a quién interesa tematizar SL ahora, en la opinión pública. El proselitismo como la Inteligencia, es un trabajo meticuloso, gramsciano, ingenuo pensar que en SM sólo ahora se ven estas cosas. En comunicación política hay intererés menores - por ejemplo el Comercio y los "eternos" accidentes del Metropolitano -, pero también mayores. SL es un tema mayor, a nivel de régimen, de "poderes fácticos" (pacem Sinesio L.). Lo que me preocupa Gonzalo es que la capitalización simbólica de este tema SL, "mueve" el electorado hacia el tema seguridad interna/externa, es decir, Keiko y el falso valor, Humala. Muy peligroso. La fuerzas anti-transicionales y la izquierda etno-nacionalista en busca del "nuevo" régimen, puntan a polarizar el electorado con este tema SL y esto que pasa en SM es, sin duda, un test, un pulsar la opinión pública. No te sorprendas si ad portas de las presidenciales sale alguna declaración del reo Guzmán en cambio de alguna gollería menor. Habría que tener cuidado.

Es cierto, como afirma Rendón, que no hay delito en un pedido de amnistía en sí. Tampoco que lo que quede de SL se integre políticamente en un futuro muy lejano (mímino dos generaciones después de la transición), como un partido político más entre las fracasas izquierdas reformistas, "acuerdistas" las llaman. Integrar un grupo subversivo en el tejido político, depurándolo completamente de su pasado anti-sistémico, ha sido, después de todo, siempre la mejor estrategia del mejor manual transicional. Mi opinión y mi consejo personal: que la comunicación pública discuta con la máxima libertad crítica o dóxica sobre todo lo que se desee en relación a SL (amnistía, extrapolaciones, etc.), pero única y táxativamente después de las próximas presidenciales.

saludos,
Giovanni

Unicornio dijo...

Creo que en las repercuciones de este tema, algo que debería considerarse es la legitimidad o ilegitimidad de la impostura.
quiero decir: Hasta qué punto, el negar o resistirse a aceptar que fueron las FFAA las mayores perpetradoras de crímenes, contribuye con una cultura intolerante.
Creo que este no es un tema menor, pues, algún impacto real y concreto debe tener, el hecho de dejar así como así, que el cinismo se imponga, por razones de estado, y que no se hagan transparentes los reales factores que precipitaron el desangramiento mutuo que ocurrió en este país.
Si uno considera el número de combatientes activos de SL, y su logística realmente disponible, y la compara con los recursos de las FFAA, unidades de transporte, militares entrenados para la guerra, pertrechos cuando menos suficiente, uno tiende a concluir que desde la derrota de SL, andamos dando vueltas en una impostura, y un cinismo, realmente peligroso.
Por supuesto, está claro que ninguna culpabilidad concreta del estado y sus FFAA en la mortalidad de la violencia interna, absuelve ni legitima el camino ni la performance de SL. Eso, está fuera de discusión.
pero, continuar y persistir en esta impostura, la de no podernos decir la verdad, y a partir de eso acceder a una madurez como sociedad, creo, fermenta las condiciones, y deja la puerta abierta, para nuevas aventuras disidentes en el porvenir.
Yo creo, que ese, y no las movidas infructuosas de los senderistas reciclados, es lo realmente peligroso.
Una analogía, sería esta:
Es como que en la familia, tras una etapa de violaciones por parte de alguno de los adultos de la familia, se quisiera ocultar, mantener, y hacer como que no pasó nada. Los niños, las víctimas de tamaña aberración, no pueden crecer ni formarse sin problemas, sin el peligro de alguna secuela sicológica o moral. Los adultos de esa familia, por más que traten de engañarse adecentando al violador, por más que traten de hacer reuniones familiares y ficcionando una supuesta normalidad, no podrán evitar las secuelas sicológicas y morales de las víctimas del hogar. Una actitud cínica y negacionista por parte de los miembros de la familia, simplemente contribuiría con el avance de la corrupción moral o, por lo menos, con la corrupción mental de las víctimas y los testigos de las aberraciones intrafamiliares.
Si una sociedad no puede, no quiere o no es capaz de "mirar directamente a los ojos" del problema, del trauma, si no está dispuesta a administrar dicho trauma, no puede esperar, no puede pretender haber superado el problema. Los espíritus realmente comprometidos con la moral colectiva y con el futuro del país, no pueden, no deberían ignorar esto y hacerse de la vista gorda. No es sano, no es moralmente sano para la sociedad.
Para posicionar una preocupación real como esta, solo como un ejercicio de profilaxis, esbozo el siguiente escenario indeseado:
Mañana, cuando estos traumas irresueltos hayan madurado y hechado raíces en el imaginario colectivo nuestro, a alguien, o algunos se les ocurra ir más allá de lo desplegado por Sendero Luminoso en este país, y, surja un grupo más radical que, por ejemplo, incorpore metodología suicida, toco madera, como la que se ve en el Medio Oriente, entonces, lo de sL nos parecerá travesura de hiperactivos. Y, todos nuestros pertrechos ideológicos y discursivos antiterroristas de hoy, quedarán cancelados y obsoletos en el acto.
Por algo así, aunque sea solo una ficción de pesadilla, debiéramos dejarnos de chapucerías en el análisis de lo que pasó y está pasando en el Perú, en temas de subversión.

Raúl Haro Gonzales-Vigil dijo...

Estimado Gonzalo:

Es un gusto saludarte después de tanto tiempo, y ya hace mucho que no participo en los blogs; pero me llamó la atención este post. En general estoy de acuerdo con todo lo que tú has esxpuesto, sobretodo en cuanto a que debemos darle énfasis al debate de las ideas que subyacen a toda esta problemática.

Por otro lado, leo con profunda consternación como algunos comentan en tu blog que las FFAA han sido los principales perpetradores de los DDHH junto con el Estado. Pienso que así como Silvio Rendón afirma que lo que dice la CVR "viene muy bien a un discurso político", de la misma manera lo que +el y otros afirman también viene muy bien a otro discurso político, que es el de la izquierda antisistema y radical.

Saludos cordiales Gonzalo y un gusto volver a comunicarme,
Raúl Haro

Geviert-Kreis dijo...

Que tal lógica para más falaz: los ejercitos regulares son obviamente superiores, ergo, SL cometió menos violaciones. "Uno tiende a concluir...","obviamente... tendrían que superar". Al menos saber diferenciar, señores, entre ejercito, estado y gobierno cuando se argumenta con estos términos. Nada, una ensalada emocional, peor que los sociólogos que mezclan los términos poder y autoridad. Lo peor de esta lógica falaz es que suena como una cínica ironía: cuando se discutía con los sacos del PCP-SL (los verdaderos, no los bloggers virtuales o los fugados en el extranjero), la primera argumentación que usaban para callarte era la superioridad estratégica, a nivel militar, del EGP. Ahora esta afirmación no impresiona mucho, pero en los 80s te dejaba pensando, más aún cuando SL comienzó a atacar Lima. No seamos, pues, dos veces cínicos señores. Impostura le llaman ahora, antes era todo un orgullo. Prefiero sinceramente la lógica nostálgica, tipo Heraud, de los Combitos 2.0., más sincera (y divertida).

saludos,
Giovanni

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Raúl:

¡Qué bueno que regreses! Esperamos posts nuevos.

Será importante examinar con precisión la controversia sobre las cifras. A menos que se demuestre lo contrario (si eso sucede), me quedo con los datos de la CVR.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Giovanni:

Ciertamente existe un problema de razonamiento en la argumentación (sugerida por Arturo) que rechazas. Es interesante que apeles a los debates en la UNMSM en los 80's. Un post sobre el tema (sobre tu experiencia en esos años) aportaría al diálogo. Otros blogueros podrían asímismo reflexionar sobre su propia experiencia.

Saludos,
Gonzalo.

Silvio Rendon dijo...

Gonzalo,

Si te quedas con los "datos de la CVR", el estado fue el principal perpetrador. Con lo que te estás quedando es con las extrapolaciones de la CVR.

Desde luego que cada enunciado le viene bien a cierto discurso político. El tema es si el enunciado se basa en datos o en extrapolaciones. Y un enunciado basado lo primero siempre será más firme que uno basado en lo segundo.

Por cierto, las FFOO no cuestionaban las cifras previas a la CVR que las declaraban principales perpetradores.

Saludos,

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Silvio:

Aguardo un debate técnico sobre las cifras y extrapolaciones. No es mi tema, pero es una discusión pendiente entre los especialistas que me gustaría presenciar y sacar conclusiones.

Saludos,
Gonzalo.

Uriel dijo...

Hola Gonzalo:

Importante post.

Es necesario el debate y la crtica racional a los sectores mas radicales de la poltica de izquierda. Pero tambien hay que decir, que dichos sujetos ya vienen con una idea preconcebida, donde se legitima el uso de la violencia para sus propositos de "bien comun".La violencia es a-priori para ellos. Creo que es necesario preguntarse hasta que punto es posible la argumentación ante sujetos intolerantes.¿Se puede ser tolerante con la intolerancia?. Tambien se debería plantearse de manera argumentativa la pregunta: ¿donde queda la violencia en el discurso liberal?

Algunos equiparan lo que sucede en la San Marcos es el reflejo del pais. Puntos de vista aparte, es responsabilidad del estado el olvidarse de las uiversidades publicas, como bien decia Thratemberg: Al estado no le interesa la San Marcos, ni otras universidades. Si bien historicamente la San Marcos era la universidad donde estudiaba la elite gobernante del Perú, ahora, por parte del desinteres del estado se forman grupos antidemocraticos, que se aglutinan en torno a las necesidades mas basicas de los estudiantes, engañandolos con una ideologia falaz. Ahora hay un malestar por la forma en que se eligen decanos en las diferentes facultades, creo que para que haya copamiento de parte de los grupos extremistas y afines, era necesario que todo proceso electoral así sea en una universidad, haya un veedor externo por la ONPE por ejemplo. Hay que deslindar con lo grupos violentistas que pululan en todas las universidades, y no poner en un saco a todos los estudiantes.


Saludos.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Uriel:

Como sabes, el liberalismo (el originario, no la caricatura mercantilista y atomista que pretenden meter de contrabando los neoliberales y los reaccionarios) busca generar mecanismos institucionales y prácticas cívicas con las que combatir la violencia directa, la estructural y la simbólica.

Coincido con tu reflexión sobre los gobiernos y UNMSM.

Saludos,
Gonzalo.

Letras del Sur dijo...

hola,

OJO: no he asumido que solo en funcion de las cifras fatales se concluya la responsabilidad del agresor. Como dije ello me parecería perverso porque obviaría otros aspectos como la premeditación, el poder institucional, la intención, etc.

En concreto mencioné que existen un gran numero de fosas comunes sin exhumar. Lo visto hasta ahora nos indica que esta práctica era mucho más recurrente en las FFAA. (¿A quién le importaba enterrar a las víctimas de sus masacres?, a quién le era indiferente exhibirlas a la intemperie?)

Su eventual exhumación y podría alterar los porcentajes ofrecidos por la CVR y en consecuencia servir para sindicar a las FFAA como los responsables de la mayor cantidad de muertos.

en ningun momento sugerí que SL pudiera ser considerado como el menor violador de DDHH o menor perpetrador, pues, reitero, la cantidad de delitos no me parece criterio suficiente para discriminar a un responsable cuando la gravedad de los delitos cometidos por las FFAA, SL y MRTA no admite una inobjetable claridad para considerar algun atenuante. Es decir, entre Putis y Lucanamarca no hallo una diferencia cualitativa que me lleve a atenuar la culpabilidad de las FFAA o a intentar justificar a SL.

De la misma manera en que la CVR ofreció cifras mediante las cuales atribuye la mayor cantidad de muertos a SL ¿como se debería proceder si, hipotéticamente, se verifica que la mayor parte de las fosas comunes aún no exhumadas fueron obra de las FFAA? Esa es mi interrogante porque si las cifras fueron el fundamento para responsabilidar a SL como el mayor criminal, al cambiar estas cifras se espera un procedimiento similar.

Saludos

Unicornio dijo...

Hola a los participantes de esta conversación:
No me queda muy claro si la consternación de Raúl Aro es por la eventual consistencia de la afirmación de que fueron las FFAA las principales perpetradoras de crímenes de DDHH, o, más bien, por la inevitable constatación de que así efectivamente habría sido. Lo que confirmaría el cinismo tácito en el que hemos vivido todo este teimp.
Geviert-Kreis, la condición de ejército regular de las FFAA, es un argumento posinforme de la CVR. No es el único, ni el principal para poder atribuirle su calidad de principal perpetrador de crímenes de DDHH. Un dato interesante, y más antropológico,es preguntarle a la gente que vivía en zonas de emergencia, a quienes le temían más. Si a SL, o a las FFAA. Su respuesta, te puede dar un marco de referencia más significativa. A mediados de los 80, por trabajo de mi padre en un proyecto estatal, estuve en aucayacu. aún niño, el accionar de la policía, en esa época, los Umopares, y luego, de los soldados, fue siempre violatoria de derechos, Y la población, los detestaba más que a los alzados. Hoy preguntas a tantos que vivieron o se movieron en zonas de emergencia, y su argumento era: Sendero viene, y te habla de cosas que uno no entiende. a lo mucho hace ruido, o, mata a alguien. Pero, si vienen las FFAa, y, se levantan a quienes pueden, y luego no los ves más. A inicios de los noventas, ya adolescente, el miedo que yo percibía en Lima, no era a los apagones, o a los atentados, que siempre era alguna embajada, o algún banco, etc. Sino, el miedo era a que te confundan con un senderista, y te desaparezcan. La gente le tenía miedo ser tomado por senderista. Esto, es algo que el energúmeno de Mariátegui, el inefable aldo por supuesto, no podría reconocer. Quienes vivimos en zonas periféricas, de un momento a otro, en algún mercado de barrio, de pronto aparecían militantes o seguidores de SL. Y, a lo mucho la gente se inquietaba. El verdadero terror, era que te involucren, que te veas metido en el tema. Y, ¿orqué?. Por las consecuencias que sufrías, si te detenían. El miedo,el principal miedo, estimado Geviert-Kreis, era hacia las FFAA. La gente no se escondía de SL, sino, de que evitaba caer en manos de la policía, o del ejército.
Esto, estimado Gonzalo Gamio, también es memoria. Y no cabe ingnorarlo.
Contra los senderistas de ayer y los de ahora, se puede perfectamente descalificarlos desde varias perspectivas. En realidad, eso no sería difícil. Algo que nosotros hemos señalado, en el Blog de Indagaciones del Unicornio, es que, por ejemplo, cuando SL inicia sus acciones, ya la era de las luchas armadas, habían o habrían llegado a su fin. Ante, de seguro que fueron legítimas. Y no caben recatos al respecto. Pero, a fines del siglo XX, ya no tenían lugar, menos ahora, a inicios del XXI:
pero, a efectos de procesar y remontar el daño sufrido por la violencia interna, no tiene sentido, ignorar las prácticas concretas y la perversidad moral con que se actuó por ambas partes.
Es bueno anotar, para terminar, algunos datos como estos:
Sendeo, no aprobaba los secuestros o las exigencias de cupos. No como política por lo menos.
SL no cometió violaciones secuales, como práctica regular. en esto, refrendan su condición de comunistas.
SL, y sus fuerzas operativas, actuaban en condiciones de precariedad. Nunca se conoció de grandes arsenales o cosa parecida. Vale decir, no eran mercenarios, eran subersivos con fines políticos. Y en ese terreno, es que hay que oponerlos, y, estoy convencido, se puede derrotarlos.
La pregunta que queda es: ¿cómo puede una sociedad basar su legitimidad y su derecho a la autoafirmación, a partir de un accionar como el que sus propias Fuerzas Armadas desenvolvieron en el conflicto interno?.

Geviert-Kreis dijo...

Estimado Unicornio,

le pregunto: si ud. considera, ya varias veces a priori por lo que veo, que "todo este tiempo" hemos vivido y vivimos en un cinismo sobre el tema que estamos discutiendo ¿para qué discute con cínicos entonces? Si esto es correcto, me espero que nos cure del cinismo, no que me deje entender por defecto que ud. es el único fuera del coro de los cínicos.

El argumento sobre la condición regular del ejército peruano como criterio de comparación FF.AA./SL es vuestro, no mío. Podrán, sin duda existir otros criterios biográficos, analógicos, antropológicos, etc, etc y n-veces etc., qué duda cabe, yo señalo únicamente que este de la regularidad militar es falaz. Que el criterio expuesto sea antes o después de la CVR cambia poco a mi parecer, dado que no estamos discutiendo a partir del IF, sino a partir de las tesis pro-sendero (llamémosla así) que ustedes tres, Rendón, Letrás y ud. han presentado y defienden a capa y espada. "póngase nomás la camiseta" que nadie se ofende, la mía ya la habrá deducido rápidamente.

Su ejemplo antropológico-biográfico, mi estimado unicornio es, sin duda, un valioso elemento para la reconstrucción hermenéutica e ideográfica de los efectos de la violencia armada. Escriba un libro. Este es un ámbito importante, del mismo Gonzalo y la CVR. Yo soy un realista (cínico) neo-conservador e institucionalista, me interesa que el Estado y sus órganos (NO el gobierno), recupere legitimidad frente a la sociedad civil y esta si institucionalice más, luego de estos eventos dramáticos. Un posible "consenso sobre el bien" de la comunidad política, DEPENDE de este tema, que es memoria viva. Me pongo, pues, ciertamente, la misma pregunta que ud. se pone al final.

Yo Contribuyo al debate con un modesto punto de vista político-militar, secundariamente con mis memorias. Podría también contarle sobre mis recuerdos (como me pide Gonzalo, claro, en su momento oportuno mi estimado), pero como argumentación para la preguntas que han surgido en este debate, no responden nada, generán más preguntas, interesantes, como repito. ¿Usted(es) desea demostrar que el ejército fue el principal perpetrador? Quemárse las pestañas con las extrapolaciones me parece más sagaz como argumento (ya son dos libros). A lo que voy mi estimado unicornio es que, la fuerza explicativa de su argumento (sus memorias) valen para ud., yo puedo sólo decirle "bravo unicornio, así fue, salud mi hermano". En relación a la pregunta puesta ¿Qué me demuestra ud. diciéndome que el "principal miedo era entonces hacia la fuerzas armadas"? Sin duda era un problema la relación FFAA con la sociedad civil, qué duda cabe, fue la primera cosa que afrontó la "nueva estrategia (asimétrica) antiterrorista", como se vanagloriaba Fujimori. Es pues memoria colectiva ahora. El saco proselitista en ese periodo era sin duda el que más tenía pavor a ser descubierto cuando estaba solo, si estaba en grupo con su feudo popular era un "barrabrava político" más con quien no estaba de acuerdo con él. Salvo obviamente el delicado intelectual comunista de Lima, el dandy comunista de entonces que no se ensuciaba "con las pintas". Los cultos más dandys, los "de las manos suaves", no eran los de PCP, le doy la razón, eran los ideólogos del FPMR chileno que se escondían (ilusoriamente) en Lima.

La gente, desde mi modesta experiencia, se escondía de la violencia estructural a secas, FFAA o SL por igual. No pongo en duda que se hayan dado otras polarizaciones como las que cuenta. Sin duda quien no se escondía de SL, era porque simpatizaba. Era imposible no tomar posición en esa época.

(sigue)

Geviert-Kreis dijo...

Letras:

Respuestas generales como "poder institucional" no me dicen nada, SL no tenía menos poder institucional anti-sistémico entonces - ¿quiere decir tal vez que el gobierno de turno entonces era más responsable porque tenía "poder" institucional? Por favor, pasamos de la falacia argumentativa a la falacia sociológica ahora. Contar y extrapolar muertos es sin duda más cínico, pero al menos tenemos el sacrosanto "fetichismo del dato". De haber existido verdadero "poder institucional" del Estado, el gobierno de turno (ojo con la diferencia) no hubiese tenido que llegar a las normas de excepción y a la estrategia de baja intensidad consiguiente, situación que mermó la legitimidad de Estado mismo (los gobiernos pasan) y sus órganos hasta ahora, para no mencionar los efectos sobre el tejido civil, no menos importante. Precisamente la falta de Autoridad institucional (poder es un término fumoso para mí) ha generado ese "cinismo" anti-sistémico generalizado en las nuevas generaciones de la post-guerra interna (a proposito de imposturas mi estimado unicornio). Por suerte durante la pubertad hace bien ser un conservador anti-democrático, un Heraud 2.0. un trandicionalista o un post-culquiercosa apocalíptico, pero luego de los 30 señores, sería bueno preocuparse. la educación puede remediar ahora, trabajo para los profesores.

Seamos claros finalmente: acepto que un anti-sistémico me defienda argumentantivamente a SL, el maoismo, todo lo que desee, es, después de todo, historia de las ideas, memoria coletiva, mito político. Me proponga luego, sin embargo, un idea concreta para fortalecer las instituciones, demostrando de paso qué se entiende por poder e institución.

Premeditación, intención, mi estimado letras del Sur, son sociologismos jurídicos que tampoco me dicen nada (por lo demás, supuestos al paso, estirados de derecho penal). Mientras mis otros dos amigos escriben su libro, me escriba ud. un post explayándose. Prometo leerlo.

saludos

Cesar Z. dijo...

Estimado Gonzalo:

Ok., concuerdo en mucho de lo que dices pero hace falta remarcar algunas cosas. Acá el problema fundamental son los guiños de autoritarismo de parte del Estado.

Primero, hay que decirlo con toda sus letras, no es delito que las personas se manifiesten sobre determinadas ideas, ni se condice con el espiritu democratico el prohibir se manifiesten. La universidad es un recinto donde conviven diversidad de ideas, algunas ciertamente descabelladas.
De ahi, ha avalar ciertas practicas hay una distancia enorme.

Pero ello no supone el surgimiento del neosenderismo en san marcos ni una marcha de radicales significa el principal problema de la universidad pública. EL uso y abuso de temas como este por los medios, nos demuestra el papel de la prensa nacional: no solo no generan especios de reflexion critica sino que alientan el terror que a veces se busca inspirar en las personas. El tema da para mucho más, pero creo que toca ser coherentes con nuestras ideas,

saludos cordiales,

CZG

aldo dijo...

Me parece, realmente, increíble el comentario del señor Arturo Caballero, en cuyo blog hace algún tiempo también comentaba.Cómo es posible que se atreva a decir que las FFAA, tal vez, hayan perpetrado más violaciones a los DDHH que los terrucos. En esa aseveración queda demostrada y verficada todas las especulaciones que los conservadores han dicho con respecto a los caviares: defienden terrucos. Las FFAA fueron de gran utilidad e indispensables para acabar con esos desgraciados que sojuzgaron la paz de todo el país y porque en incidentes de guerra hayan cometido excesos no los convierte en los perpetradores del mayor número de muertos ni en los causantes de esa barbarie.

Letras del Sur dijo...

Ok mejor para no distraer la cuestion central que nos reune en este post. Solo un apunte: todo el aparato que constituye al Estado le da facultad coercitiva sobre los individuos dentro de marcos regulados por la ley. Puede suceder que algun gobierno en particular pervierta la naturaleza de alguna institucion (abusando de su poder institucional: facultad de accion coercitiva) que dependa del Estado que aquel transitoriamente administra. Sin embargo, a pesar de que los gobiernos administran el Estado, las reparaciones a las víctimas por los crimenes cometidos por las FFAA no las podemos exigir a los funcionarios de los gobiernos de turno en su totalidad. Habra sanciones individuales por casos concretos por supuesto. Tales reparaciones debe ofrecerlas el Estado. ¿o consideras que podemos conminar a los funcionarios de aquellos gobiernos a que asuman en concreto la responsabilidad de las víctimas fatales. Podemos enjuiciar y sentenciar al parlamento o al ejecutivo de la epoca por haber enviado a las FFAA a combatir a un enemigo que no conocían? No.

si consideras que la premeditación o la intención no son ùtiles para evaluar el accionar de un criminal ¿què otros criterios sugieres? ¿no hacerlo dentro de los màrgenes que el derecho vigente ofrece?

como dije dejemoslo para un punto aparte, pero merece una profundizacion de hecho,

Saludos

Unicornio dijo...

Hola giovani:
Te resulta muy facil y muy cómoda la opción de aceptar que fue SL quien efectivamente fue el principal perpetrador de violaciones a los DDHH, bueno, adelante.
Con esa facilidad y comodidad, puedes ayudar a que se abran los documentos y archivos donde consta información sobre los cuarteles militares en zonas de emergencia?. Sería extraordinario.
No te gustan los indicadores antropológicos?. OK. Quedémonos con los datos estadísticos. Una vez más, ayúdanos a desclasificar esa info militar, y estarás contribuyendo más relevantemente que con un coment en este blog.
Sobre tus percepciones en la época de la violencia interna, Giovani, creo que la mayoría de la gente no andaba tomando posiciones. La mayoría, el grueso de la población, andaba con miedo. Mi punto, estimado, es que ese miedo, era más poderoso hacia las FFA, hacia las fuerzas del estado.
Mi percepción actual, estimado giovani, es que Sendero Luminoso, fue derrotado cuando la población campesina les dio la espalda, a mediados de los ochenta. De allí en más, era cuestión de tiempo que su cúpula caería. Lo que hoy tenemos en el Vrae y en el Huallaga, es mercenarismo puro y duro. Es criminalidad parasitaria del negocio del narcotráfico, y nada mas. No buscan ningún cambio, ninguna conquista de ningún poder, nada contra el sistema. Es más, creo que el sistema de cosas, tal cuál está, les viene bien. Lo de los grupos en las ciudades que hablan de legalidad, y de una presunta solución política, no es más que la constatación de que el sistema los derrotó. Estos ex-antisistema, hoy, mueren por entrar en el sistema, tu sistema estimado Giova.
La ironía que yo encuentro, es que justo cuando los más radicales antisistemas están siendo engullidos por el sistema, los más radicales defensores del sistema, se escandalizan, y quisieran más bien, dejarlos al margen, y mantenerles su condición de: anti-sistema. ja.

Geviert-Kreis dijo...

saludos letras y Unicornio:

"las reparaciones a las víctimas por los crimenes cometidos por las FFAA no las podemos exigir a los funcionarios de los gobiernos de turno en su totalidad" (Letras).

"La ironía que yo encuentro, es que justo cuando los más radicales antisistemas están siendo engullidos por el sistema, los más radicales defensores del sistema, se escandalizan, y quisieran más bien, dejarlos al margen, y mantenerles su condición de: anti-sistema. ja." (Don Uni)

¡corren uds. con los términos mejor que Kaka mi amigos! Me hacen recordar (a proposito de mi amigo Don Unicornio) ese buen dribbling terminológico de los sacos cuando decían que el PCP era partido primero (legalidad), luego EGP (militar). Cuando ya se veían en la nueva kampuchea democrática usaban el "taquito" (camboyano) y decían que el EGP, venía primero (nueva legalidad), luego el partido (viejo orden burgués). Que tales futbolistas esos sacos, caramba. Mejor que la mano de Dios no se puede. Se les estraña realmente.No corran entonces, mi estimados.

Nadie quiere dejar al margen a un anti-sistema mi estimado Unicornio, muy al contrario, dejarlos fuera es peligroso, el objetivo es integrarlos en la sociedad con buenos valores, buenos modales, buenos principios y buena ciudadanía. El proselitismo SL no debe ser más un problema del ejercito como entonces, no queremos otra CVR ¿o sí? Ese problema SL debe mantenerse en un problema de la policia o del serenazgo, hasta que se convierta en un problema de la policia escolar que ponga orden en lo futuros debates de historia de los 80s. En un par siglos podremos hasta hablar que existieron una vez Unicornios rojos, mire ud.

Criminalidad parasitaria común y ordinaria, como bien dice ud., no política. A la sedición política los regenera el régimen carcelario duro, mire que bellas rebeldes nuestras mujeres de SL que no escarmientan, o la periodista "KGB" en USA. Los archivos militares en zonas de emergencia están bajo secreto de Estado. Tienen que pasar mínimo 70 años para que los historiadores (sus nietos) puedan discutir en paz y cordialidad sobre esos datos. Ahora hay mucha suceptibilidad, todavía.

Geviert-Kreis dijo...

(sigue)

Letras:

Premeditación, intención, alevosía, etc. son útiles para evaluar el accionar de un criminal, claro, el problema aquí son los términos que para ustedes tres es un rápido apriorismo, es decir, "el criminal". ¿Quién define si el acto es criminal? ¿ustedes? Aja, así funciona ahora. y sobre todo ¿desde qué derecho estamos razonando señores? Este QUIEN no es un ocioso problema hermenéutico-interpretativo de análisis ideológico o de la mejor extrapolación estadística de cadáveres en mi alcoba americana yuppie de NYC. Tampoco de fosas por abrir o nostálgicos recuerdos de mi niñez durante la guerra interna, sino el problema de UN determinado rol jurídico con UNA juridicción y UN organo específico. Lo demás es floro, "unicornios" y fábulas, mis amigos. No olvidemos que el mandato de la CVR termina en la recomendación a los organos judiciales competentes. Imagino que sabrá que el derecho penal ordinario no es el derecho penal militar. Salvo los casos susceptibles de ser controlados por la función judicial ordinaria (que es la correcta perspectiva de la reparaciones), la legalidad y el enjuiciamiento en determinados casos y circunstancias subordina el poder civil a los casos de emergencia y derecho de guerra (que es otra cosa), es decir, a los casos de supervivencia y de cohesión colectiva, cuya "razón de Estado" NO debe obviamente exceder los términos de la justicia ordinaria, ni las convenciones internacionales en el caso, por ejemplo, de un crimen de parte de un soldado que actua fuera de la lógica del mando y el comando. A partir de aquí háblame de reparaciones, no antes.

Con el fenómeno de la guerrilla (desde España para adelante) esta distinción civil/militar de doctrina, juridicción y rol, se pierde completamente. La guerrilla, como el terrorismo, es primero una técnica (el máximo ejemplo fue el ejercito rojo), luego asume una figura específica, el sedicioso organizado que golpea militarmente y se esconde rápidamente entre los civiles. El perfeccionamiento de esta figura criminal y cobarde (por el tipo de derecho competente y el valor de la conducta) y la técnica (que es neutral, los Estados también la usan, cfr. las OOTW) se dió con los camboyanos polpotistas. Aquí ya estamos en el "modelo" del guerrillero SL. Si el guerrillero SL decide golpear a la poblaciòn civil, entonces entra plenamente en la figura del criminal en sentido estricto. ¿quién repara aquí Letras? La justicia reparativa en los mecanismos transcionales es un trabajo de reconciliación entre los dos frentes afectados. Háblame entonces de reparaciones al plural, no "de parte".

Pregunta para el dribbling sociológico, antes de continuar ¿cómo luchar sin caer en la condición de crimen (derecho penal ordinario) contra un cuerpo sedicioso irregular organizado militarmente (derecho de guerra) que se esconde cobardemente entre la población civil? premio Heraud 2.1. al que responde.

Unicornio dijo...

A ver Geviert-Kreis, no sé si me gane ese premio.
Sobre como luchar contra una sedición del tipo que describes, se me ocurre, más o menos, como lo hace el Estado español, contra la ETA. No me imagino al Estado español, masacrando o desapareciendo estudiantes o civiles en Eusquera. No me los imagino bañándose de sangre como tus FFAA, para luego pretender pasar por héroes.
Para ponértela fácil, la respuesta, es: con inteligencia.
Definir eso o señalarlo, te suena a rojo?. ja. OK. Venga y pase.
Sugiero ir más allá de las etiquetas simplificadoras. Pues, en esa línea, te acomodas casi como un fascista, a quien lógicamente, no le interesa la sociedad y su curso en condiciones saludables, sino, úhnica y básicamente el estado, y las estructuras de poder.
Con lo cuál, casi suenas a los rojos de: ¡Salvo el poder todo es ilusión!. ja.

Gonzalo Gamio dijo...

Pido mesura a todos los participantes con las expresiones usadas, para no dificultar el diálogo.

Gonzalo Gamio dijo...

Sin comentarios....

Cesar Zarzosa Gonzalez dijo...

Estimado Gonzalo:

Me parece una falta de respeto para todos los que hemos estudiado en San Marcos, publiques comentarios como el de aquel individuo que te antecede. No se si es el mismo que escribe en Correo... tiene ese esperpéntico estilo, pero eso es lo de menos.. la cuestión es que agrede vilmente. No sólo esta lleno de falsos lugares comunes, sino que ofende gratuitamente...Me parece que habías solicitado compostura con comentarios anteriores (que no encuentro ofensivos), pues con la misma lógica, ese comentario es mucho peor que cualquier anterior.

saludos cordiales,

CZG

Gonzalo Gamio dijo...

Tienes toda la razón.

Geviert-Kreis dijo...

Estimado Unicornio:

No confunda mi posición y mi punto de vista, haga un esfuerzo: una cosa es defender el Estado y sus órganos como institución, que es mi posición. Otra cosa es defender los actos extra-judiciales de un gobierno, que deben ser perseguidos. Ciertamente puedo comprender que para ud. Estado y gobierno hayan sido siempre lo mismo finalmente, que no haya diferencia. No lo culpo, no es el único. Este es precisamente el primer problema de una institucionalización débil en LA, donde el Estado se reduce a Estado-aparato, y el partido del gobierno de turno, a elite irresponsable. El ciudadano insatisfecho asocia la coyuntura negativa in toto al Estado y finalmente nace la posición anti-sistémica inevitable, con el riesgo que tal posición se organice en términos de criminalidad política y extremismo de izquierda y derecha, por igual. Esto es lo que yo combato, que no se llege a este punto. De lo contrario, regresamos a los 80s. Obviamente quien no distingue debidamente un punto de vista institucionalista, ve todo esto que afirmo como "mera posición de derecha". No lo culpo tampoco, puedo soportalo. Yo cambiaría, pues, su frase final de esta manera: ¡Salvo la educación todo es ilusión! Sobre poder y autoridad, bueno, el mismo problema de términos entre Estado y gobierno. No puedo corregirlo permanentemente. La condición saludable de una sociedad (la dimensión de la persona) es un problema de sus miembros, no es un problema político del Estado, salvo el vínculo de ciudadanía y autoridad.

El premio Heraud 2.0. se lo concedo, si medita bien este comentario para su futuro.

saludos,

PS. Gonzalo: verdaderamente feo ese comentario sobre San Marcos que has borrado. Sin comentarios.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Giovanni:

Efectivamente, se trataba de un fragmento de una nota del inefable Bedoya Ugarteche en "Correo", presuntamente firmado por él. Revelaba una profunda ignorancia respecto del importante rol de la UNMSM en la vida nacional. Está bien borrado.

Saludos,
Gonzalo.

Unicornio dijo...

Perfecto estimado Giovani:
Si tú prometes no ver rojos allí donde solo hay intención de sincerar las perspectivas sobre el conflicto interno, perfecto. Si hicieras el esfuerzo de despojarte de esa alegría frecuente de etiquetar de prosenderistas cada que alguien quisiera dimensionar lo sucedido en la época de la violencia, te damos todos los premios que quisieras.
Explico mi posición como para que se tenga más clara la cosa:
Creo que SL, en su origen, mostró el mismo voluntarismo revolucionario o extremista de cualquier otro grupo subversivo que podamos poner como ejemplo en la región u otras latitudes. . pero, muy rápidamente se criminalizó a sí mismo. Esto es un debate más extenso.
Por su parte y de acuerdo a la info disponible, el Estado, en lugar de operar con eficacia e inteligencia, apela a las FFA, y con su política errónea, extiende el cáncer de la violencia. Pregunta: ese manejo de inteligencia del 91-92, no se podía hacer en los primeros cinco años de violencia?. Era muy distinto el escenario?. No, creo que no. El estado, al margen de los operadores políticos de turno, renunció a su condición de tal, y apeló, creo, a la misma lógica de SL: extremar la violencia.
SL se criminaliza y deslegitima, no por la violencia en sí misma. Es cínico recusar eso, cuando está claro que los estados, las naciones y casi todos los actores sociales aceptan y confían en la violencia oficial. SL se criminaliza y deslegitima, por hacer de la violencia, la exclusiva forma de lograr sus fines. Por tanto, deslegitimados y autocriminalizados, los senderistas, no pueden esperar otra cosa que ser tratados como tales. El problema con las FFAA y las fuerzas de seguridad oficiales, es que sobrepasan el marco dentro del cuál se espera que defiendan el estado de derecho. dicho en coloquial, se zurran con la vida y la dignidad, no ya de los senderistas, los terroristas Sino, con la vida y dignidad de otros peruanos. Por ejemplo, usaron la violación sexual a senderistas mujeres, como una forma de quebrarles la moral. y lo hacen como práctica sistemática. Pero, mujeres no senderistas, no terroristas, sino peruanas humildes, también sufrieron esto. En el caso de SL, salvo cierta info confusa en las comunidades Azhaninkas, no existe documentación de que hayan aplicado estas prácticas.
Bueno pues, una lógica de barbarie de esta índole, venida desde el lado oficial, desde el estado, o, de las FFAA del estado, si quieres, tiene por fuerza que producir alguna anomalía moral, en el autoestima, o, cuando menos, en la salud de, los peruanos de aquellas regiones. Si te parece, Giovani, sacamos de este grupo de víctimas, a las terrucas. Si te parece, no las consideramos seres humanos. pero, en todo caso, me refiero a peruanas y peruanos civiles, no militantes, no terroristas, que sufrieron no de manera aislada, este tipo de prácticas aberrantes.
Termino. entonces, Giovani, una cosa es defender la dignidad de las víctimas y buscar que procesar esta tragedia humana y social vivida por peruanos humildes, y otra cosa, es tratar de salvarles culpas a criminales, los senderistas, presos por sus crímenes. No confundir por favor. No es lo mismo, no puede ser lo mismo.
No hacer ese proceso de sinceramiento, no decirle estuprador al estuprador, solo alimenta el resentimiento de todas esas regiones golpeadas, ya de antes. Pero, golpeadas claramente por las fuerzas del estado, durante la violencia interna.
Creo que hablar claro, y sincerar nuestra comprensión sobre lo vivido durante la violencia, no va a derrumbar al estado, no va a legitimar a ningún grupo terrorista o criminal. Creo, más bien, que fortalecería nuestros lazos con la democracia y el sistema.

Unicornio dijo...

Perfecto estimado Giovani:
Si tú prometes no ver rojos allí donde solo hay intención de sincerar las perspectivas sobre el conflicto interno, perfecto. Si hicieras el esfuerzo de despojarte de esa alegría frecuente de etiquetar de prosenderistas cada que alguien quisiera dimensionar lo sucedido en la época de la violencia, te damos todos los premios que quisieras.
Explico mi posición como para que se tenga más clara la cosa:
Creo que SL, en su origen, mostró el mismo voluntarismo revolucionario o extremista de cualquier otro grupo subversivo que podamos poner como ejemplo en la región u otras latitudes. . pero, muy rápidamente se criminalizó a sí mismo. Esto es un debate más extenso.
Por su parte y de acuerdo a la info disponible, el Estado, en lugar de operar con eficacia e inteligencia, apela a las FFA, y con su política errónea, extiende el cáncer de la violencia. Pregunta: ese manejo de inteligencia del 91-92, no se podía hacer en los primeros cinco años de violencia?. Era muy distinto el escenario?. No, creo que no. El estado, al margen de los operadores políticos de turno, renunció a su condición de tal, y apeló, creo, a la misma lógica de SL: extremar la violencia.
SL se criminaliza y deslegitima, no por la violencia en sí misma. Es cínico recusar eso, cuando está claro que los estados, las naciones y casi todos los actores sociales aceptan y confían en la violencia oficial. SL se criminaliza y deslegitima, por hacer de la violencia, la exclusiva forma de lograr sus fines. Por tanto, deslegitimados y autocriminalizados, los senderistas, no pueden esperar otra cosa que ser tratados como tales. El problema con las FFAA y las fuerzas de seguridad oficiales, es que sobrepasan el marco dentro del cuál se espera que defiendan el estado de derecho. dicho en coloquial, se zurran con la vida y la dignidad, no ya de los senderistas, los terroristas Sino, con la vida y dignidad de otros peruanos. Por ejemplo, usaron la violación sexual a senderistas mujeres, como una forma de quebrarles la moral. y lo hacen como práctica sistemática. Pero, mujeres no senderistas, no terroristas, sino peruanas humildes, también sufrieron esto. En el caso de SL, salvo cierta info confusa en las comunidades Azhaninkas, no existe documentación de que hayan aplicado estas prácticas.
Bueno pues, una lógica de barbarie de esta índole, venida desde el lado oficial, desde el estado, o, de las FFAA del estado, si quieres, tiene por fuerza que producir alguna anomalía moral, en el autoestima, o, cuando menos, en la salud de, los peruanos de aquellas regiones. Si te parece, Giovani, sacamos de este grupo de víctimas, a las terrucas. Si te parece, no las consideramos seres humanos. pero, en todo caso, me refiero a peruanas y peruanos civiles, no militantes, no terroristas, que sufrieron no de manera aislada, este tipo de prácticas aberrantes.
Termino. entonces, Giovani, una cosa es defender la dignidad de las víctimas y buscar que procesar esta tragedia humana y social vivida por peruanos humildes, y otra cosa, es tratar de salvarles culpas a criminales, los senderistas, presos por sus crímenes. No confundir por favor. No es lo mismo, no puede ser lo mismo.
No hacer ese proceso de sinceramiento, no decirle estuprador al estuprador, solo alimenta el resentimiento de todas esas regiones golpeadas, ya de antes. Pero, golpeadas claramente por las fuerzas del estado, durante la violencia interna.
Creo que hablar claro, y sincerar nuestra comprensión sobre lo vivido durante la violencia, no va a derrumbar al estado, no va a legitimar a ningún grupo terrorista o criminal. Creo, más bien, que fortalecería nuestros lazos con la democracia y el sistema.

Anónimo dijo...

Leyendo el articulo y los comentarios me asaltaron varias ideas:

*Derechos humanos...y los Deberes Humanos???

*El tema la educación en el Perú; los colegios se están volviendo maquinas para ingresar a la universidad y aprender a ganar dinero, no mas.

*Y si alguien preguntase: A donde nos llevan estas cosas? A donde queremos llegar como pais? Como llegamos a ahi? Cuales nuestra responsabilidad?

*Hablar de Derecha o Izquierda, creo, es pensar a la antigua, ningún extremo fundamentalista será saludable.

Fernando

"...se que debo pensar, pero no se si pienso bien..."

Anónimo dijo...

todo un burgues en esa foto, con razón piensas contrariamente a las leyes de la naturaleza y en contra de las grandes mayorias...

Gonzalo Gamio dijo...

No creo que mi apariencia tenga que ver con mi modo de pensar. No llevo un "estilo de vida burgués", y sólo vivo de mi trabajo.

Saludos,
Gonzalo.