lunes, 8 de junio de 2009

VIOLENCIA EN LA SELVA



Gonzalo Gamio Gehri

En los últimos días Bagua y otras zonas de la Amazonía se han convertido en escenarios de muerte. La policía nacional ha intentado desbloquear las carreteras – tomadas por ciudadanos peruanos, habitantes de comunidades nativas de la región Amazonas – recurriendo a la fuerza; ha usado helicópteros artillados para lograr tal propósito, según narran los testigos oculares de lo sucedido. El saldo son decenas de muertos, entre policías y protestantes. Hasta hoy, no se puede decir que la paz se haya restablecido en la zona. El primer ministro Simon y la ministra del interior Cabanillas aun no han asumido su responsabilidad y se mantienen en sus cargos a pesar de la gravedad de los hechos. Es preciso ponerse en el lugar de las víctimas, tantos los policías como los aguarunas fallecidos y sus familias.

Los ciudadanos que protestan lo hacen porque – como señala Diógenes Ampam –“El DL 1090 -Ley Forestal y de Fauna Silvestre-, reduce la definición de Patrimonio Forestal dejando fuera del régimen forestal a cerca de 45 millones de hectáreas de tierras con capacidad forestal, es decir, el 60 por ciento de los bosques del Perú”. El asunto se agrava porque, de acuerdo con lo estipulado por el Convenio 169 de la OIT, los habitantes de las comunidades nativas debían ser consultados antes de proponer cualquier medida legislativa o toma de decisión que afecte su vida e intereses. Es preciso evaluar la inconstitucionalidad de este decreto. Sin embargo, tanto el Congreso como el Ejecutivo han cerrado filas ante la oposición de los ciudadanos nativos frente a estos decretos legislativos, que perciben como una invitación a la deforestación de sus tierras y al tráfico corrupto de las mismas. Después de ocho meses de espera se ha desatado la violencia con trágicos resultados. Los apus aguarunas - sin distinguir entre los verdaderos agitadores que participaron en los actos violentos y los promotores de una movilización comunitaria - están siendo perseguidos como sediciosos, sin ninguna investigación avale tal actitud. A ese funesto límite puede llevarnos la aplicación indiscriminada de la doctrina del "Perro del Hortelano".
La idea fija del gobierno conducente a imponer este Decreto Legislativo ha impedido que el diálogo tenga lugar conforme a lo establecido por la OIT. Es lamentable que la mayoría de los medios de comunicación se aferren a un lado de la información. Los alegatos de García según los cuales los protestantes son “enemigos del desarrollo y la democracia”, así como la sugerencia de que reciben apoyo de países que promueven “ideologías antisistema”, realmente constituyen una ofensa para cualquier ciudadano medianamente informado. El Presidente es conocido por su proclividad a resolver los problemas a través de la represión. Tristemente, no es la primera vez.

La paz debe restablecerse cuanto antes. Del mismo modo, debe esclarecerse la responsabilidad directa y la responsabilidad política de quienes propiciaron o permitieron estos hechos de violencia se desencadenasen sin ningún tipo de prevención. El siguiente paso debe ser el de constituir un espacio para la escucha de los ciudadanos nativos, quienes encuentran en la tierra no sólo un recurso económico, sino el lugar de su identidad e interacción con la naturaleza entera. Los aguarunas no se definen como "propietarios"; de hecho, consideran que son ellos quienes pertenecen a la tierra. Asimismo, resulta imperativo descubrir qué intereses se ocultan detrás del DL 1090 y la intención de no contar con la opinión de quienes habitan estas tierras. La sombra de la corrupción parece anunciarse por allí.




Imagen tomada de http://images.google.com.pe/imgres?imgurl=http://www.rtve.es/resources/jpg/4/0/1244247595104.jpg&imgrefurl=http://www.rtve.es/noticias/20090606/arde-amazonia-peruana/279898.shtml&usg=__ititBfUrWIMagy8P3NAd7uXKhFY=&h=353&w=550&sz=54&hl=es&start=10&sig2=r6yXfeFzsx-x-Ey_Du0TNA&tbnid=3o3wmHq0_tiraM:&tbnh=85&tbnw=133&prev=/images%3Fq%3DBagua%2BPer%25C3%25BA%26gbv%3D2%26hl%3Des&ei=qpAtSvbKMI-FmAeD2dyECw





Lima, 05 de Junio de 2009

JOVENES INDIGENAS UNIVERSITARIOS PIDEN PAZ Y DIALOGO EN SUS NACIONES


Los que suscribimos, indígenas de diversas nacionalidades radicados en la cuidad de Lima, expresamos nuestra profunda preocupación por el acto de violencia promovido por el régimen actual en el Departamento de Amazonas (Bagua, Utcubamba y Jaén); y manifestamos lo siguiente:

1.- Rechazamos contundentemente el acto de violencia organizado por el Gobierno Actual con el fin de eliminar a los pueblos indígenas quienes han venido defendiendo de manera pacífica sus derechos más fundamentales.

2.- Solicitamos la presencia del Relator de los Asuntos Indígenas de las Naciones Unidas y la OEA para que realice una investigación exhaustiva sobre la muerte de más de 100 awajún y wampís en el lugar llamado “curva del diablo” ubicado en la provincia de Utcubamba, Bagua, Departamento de Amazonas.

3.- Los diversos Decretos Legislativos emitidos unilateralmente por el ejecutivo para la implementación del “Tratado de Libre Comercio”, no consideran el Principio de Derecho a Consulta (Convenio 169 de la OIT), ratificado por el Estado Peruano.

4.- Los Indígenas de la Amazonía Peruana somos pacíficos y llamamos a la sociedad civil y a las partes que de inmediato reanuden el dialogo para alcanzar la justicia requerida.
Los abajo firmantes sostenemos este documento:

Euclides Espejo Tiwi (Awajún- Estudiante de la UNMSM)
Venancio Autukai Vílchez (Awajún-Estudiante de la UNE)
Waldemar Nugkun Vílchez (Awajún-Estudiante de la UNE)
Adriano Wajush Paati (Awajún-Estudiante de UNE)
Allan W. Shijap Duire (Awajún-Estudiante de la UNE)
Rider Hernández Flores(Awajún-Estudiante de la UNE)
Dina S. Ananco (Awajún-Wampís-Estudiante de la UNMSM)
Fermín Tiwi Paati ( Awajún-Estudiante de la PUCP)
Fernando Shuar Velázquez Ruíz (Awajún-Wampis-Estudiante de la UARM)
Édinson Tsajuput Anguash (Awajún-Estudiante de la UARM)

Coordinación:
Karen Puertas Reátegui (prensa)
9910910659/ 999118633
Shuar Velásquez Ruiz
999790143/425 03 97




¿PAÍS DE TODAS LAS SANGRES?


Guillermo Valera


“Los indefensos indígenas resultaron ser unos grandes asesinos”, parecería ser la gran conclusión del Gobierno, frente a los luctuosos hechos que resultaron de un pésimo manejo de reclamos que eran recurrentes para las comunidades nativas de la selva. Lo sucedido en Bagua (Amazonas), el 5 de junio, quedará grabado como un día del desencuentro en nuestro país, donde el diálogo de las balas y las bombas lacrimógenas tiene que convencernos que sólo pueden aspirar a producir inútil sangre derramada y luto normalmente para quienes no participan del poder.


Seguimos sin entendernos entre las distintas sangres que conforman nuestra denostada patria, en un mundo globalizado que cada vez nos deja menos margen para aceptar que se ningunee la diferencia y a los diferentes. Pero, la experiencia del poder, a veces puede hacer “tropezar con la misma piedra”. Eso sucedió ahora con el presidente García, que pensó que imponer la “autoridad” podría ser más fácil en una zona lejana de Lima metropolitana y el Callao.

Cómo se ve que no hemos superado muchos de nuestros prejuicios. Seguro pasó desapercibido, pero se volvió a reflejar en hechos como que varios de los cadáveres de los indígenas Awajun caídos en la confrontación yacieran regados “a un lado de la pista” (la marginal de la selva, donde ocurrió la principal “batalla”), hasta horas de la noche (muchas horas después de ocurridos los hechos). Por más “enemigos” del Gobierno o del Estado peruano que se les pudiera considerar, estábamos frente a peruanos como todos. Es un detalle quizás insignificante pero que también nos habla de cómo nos relacionamos. Y casualmente se dejó un número de tres cadáveres tirados para que algún incauto periodista pudiera hacerla coincidir con la cifra oficial de muertos civiles que inicialmente diera el gobierno.

Genera tremenda indignación que problemas como consultar debidamente a las organizaciones de comunidades de la selva sobre asuntos que les afectaban con relación al manejo de sus recursos forestales, tierras, agua y otros no pudiera lograrse “civilizadamente”. Y no porque no lo quisieron los “pueblos indígenas” (como internacionalmente se les reconoce conceptualmente) sino porque se pensó que se les podía “mecer” desde el poder central y ganarles por cansancio u olvido. Sin medir el grado de irritación que se fue generando en las bases mismas de sus organizaciones, las mismas que no estaban dispuestas a aceptar cualquier actitud o decisión del presidente de la república o del Congreso.

Buena manera de compensar a los otrora valerosos guerreros del Cenepa; no me refiero al falso “general victorioso” que hace más de una década se promocionó, sino a los mismos Awajun que en Bagua cayeron e hicieron caer a inocentes policías que seguían sólo órdenes de un poder inefable y con una autoridad muy contrarestada. Porque como algún expresidente diría hace varios lustros, ellos son nuestras efectivas “fronteras vivas” y tenemos que saberlo reconocer en todas sus consecuencias.

¿Quién esta defendiendo intereses extra nacionales? Los pueblos indígenas que han reclamado sus justos derechos o aquellos que defienden con mayor habilidad de boy scout (“siempre listos”) a los intereses de las grandes empresas transnacionales y la voracidad del mercado, por encima del sentido común y la integridad de un desarrollo como país que nos incluya a todos y no sólo a unos cuantos o a unos “pocos muchos”. No estamos contra la inversión privada razonable pero tampoco nos pueden contar los cuentos del “perro del hortelano”, como muy bien nos lo ha recordado Fernando Eguren, donde uno se encuentra expresiones como la siguiente: “Hay millones de hectáreas para madera que están ociosas, otros millones de hectáreas que las comunidades y asociaciones no han cultivado ni cultivarán, además cientos de depósitos minerales que no se pueden trabajar y millones de hectáreas de mar a los que no entran jamás la maricultura ni la producción.” Como si tuviéramos un país cuyo destino inmediato es la subasta.

Estamos todos, como sociedad, obligados a recapacitar. Nadie puede sentirse ajeno o irresponsable de lo sucedido. Ojalá nos de mejores pautas de convivencia y justicia. Que lo dominante no termine siendo “¿Quién tuvo la culpa?”; “Castigo para los culpables”; “Nada con los indios”. Necesitamos personas razonables y decisiones razonables.





Publicado en blog “Horizontes




PRONUNCIAMIENTO LLCCHH UNMSM


Frente a los hechos ocurridos desde la madrugada del 5 de junio de 2009 en la provincia de Bagua, los docentes universitarios de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, expresamos lo siguiente:

1. Respecto a la Amazonía no solo reina el malentendido, sino también el deliberado desconocimiento por parte de las clases dominantes, criollas y mestizas. No se quiere saber de su población, de su cultura ni de sus formas de vida, como si fueran incomprensibles e ininteligibles: ella siempre ha sido extraña y amenazadora para esas clases. Sin embargo, si bien es cierto que en los últimos tiempos se ha producido un acercamiento y una aceptación, y se ha pensado en políticas de asimilación —etnocéntricas—, lamentablemente con las políticas del APRA se ha retornado de un modo absolutamente cínico a modos de planificación de estirpe colonial, bajo el sustento de un modelo económico que supone que el único sistema concebible y el único mundo posible es el formado alrededor de la economía de mercado.

2. Lo dicho explica la falta de voluntad política, el desinterés y la incompetencia de las autoridades -el Congreso, el Ejecutivo, el presidente de la República, el premier, la ministra del Interior —para resolver el conflicto social que se inició hace más de 55 días, el cual ha llegado a un triste desenlace con la terrible muerte de policías y civiles.

3. Explica también la actitud condenable del presidente Alan García y del gobierno aprista por no asumir autocríticamente su responsabilidad política en estos terribles hechos, y limitarse, por un lado, a culpar de lo ocurrido a una conspiración extranjera que según ellos estaría manipulando a las poblaciones nativas y, por otro, a difundir sistemáticamente una propaganda torpe y encubridora.

4. Por eso nos solidarizamos con los pueblos indígenas de nuestra Amazonía, que desde hace más de un año vienen luchando por la derogatoria de decretos inconstitucionales que atentan contra sus legítimos derechos y que han sido aprobados sin atender al derecho que sus pobladores tienen de ser consultados sobre decisiones que afectan sus vidas, desconociendo convenios internacionales como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas.

5. Hacemos un llamado a la unidad de las fuerzas realmente democráticas para apoyar a los pueblos de la Amazonía y enfrentar a los grupos interesados en tomar posesión de sus territorios.


Lima, 12 de junio de 2009


Santiago López Maguiña (Literatura)
Dante Dávila Morey (Filosofía)
Dorian Espezúa Salmón (Literatura)
Mauro Mamani Macedo (Literatura)
Javier Aldama Pinedo (Filosofía)
Aníbal Campos Rodrigo (Filosofía)
Milagros Carazas Salcedo (Literatura)
María Cortéz Mondragón (Linguística)
Manuel Conde Marcos (Linguística)
Gonzalo Espino Relucé (Literatura)
Camilo Fernández Cozman (Literatura)
Carlos García – Bedoya Maguiña (Literatura)
Carlos García Miranda (Literatura)
Oscar García Zárate (Filosofía)
Antonio González Montes (Literatura)
Guisela González (Literatura)
Miguel Maguiño Veneros (Literatura)
Carlos Mora Zavala (Filosofía)
Javier Morales Mena (Literatura)
Hildebrando Pérez Grande (Literatura)
Miguel Polo Santillán (Filosofía)
Rosalía Quiroz Papa (Bibliotecología)
Humberto Quispe Hernández (Filosofía)
Saúl Rengifo Vela (Filosofía)
Álvaro Revolledo Novoa (Filosofía)
Moisés Sánchez Franco (Literatura)
Marcel Velásquez Castro (Literatura)
Yolanda Westphalen Rodríguez (Literatura)

25 comentarios:

Raúl Haro Gonzales-Vigil dijo...

Además de resaltar el papel de víctimas de los nativos, es menester que se resalte los actos despreciables que algunos han cometido en contra de nuestras fuerzas del orden. Ante hechos así, cómo pensar en un diálogo sin más?

Saludos muy Cordiales Gonzalo,
Raúl H.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Raúl:

El texto es claro. Estamos de parte de las víctimas de uno y otro lado. El gobierno debe, asímismo, reconocer su responsabilidad.

Saludos,
Gonzalo.

Silvana Perez Leon Q. dijo...

Los violencia producida en estos dias es indignante. Esperemos que estos sucesos no queden alli nomas, es de suma importancia que todos los tengamos conciencia de lo que esta sucediendo,que no seamos indiferentes y que ademas le reclamemos al Estado que comience a tomar responsabilidades.
Saludos Gonzalo Gamio me alegra que te hayas pronunciado sobre el tema.
Silvana

Gonzalo Gamio dijo...

Estimada Silvana:

Muchas gracias por tu mensaje. Creo que todos los ciudadanos tendríamos que asumir una posición frente a este tema. Esperemos que el Estado derogue el DL 1090, que tantas muertes ha generado.

Saludos,
Gonzalo.

JHCS dijo...

Lo más patético es comprobar la identificación que hacen entre sus principios liberales y, un particular Estado y sociedad como la consumación los mismos, sustrayéndola de toda critica y autocrítica posible, alguien en otro blog, defiende la plausibilidad de un remedo de democracia al interior del país que lo hospeda, mientras cierra los ojos frente a lo que se manifiesta descarnadamente como la sistemática, totalitaria, ejecución del plan de imperio global que este Estado-Corporación tiene. Promover una profundización de la democracia solo para mi entorno social inmediato y, justificar la ejecución de una realpolitik totalitaria al exterior de la misma es absolutamente repugante.

Leer mas en: http://jhcs-otromundoesundeber.blogspot.com

A. R. dijo...

A. R.

Hola Gonzalo

Me parece que hay una diferencia en la muerte de los nativos con la muerte de los policías.

Los nativos que murieron, lo hicieron producto de los enfrentamientos. Muy lamentables, por cierto.

Pero no perdamos la perspectiva. Los policías que murieron estaban rendidos, y fueron masacrados a machetasos o degollados a traición.

Eso es un crimen de lesa humanidad.

Me parece que ahí no hay multiculturalismo que valga.

Si nosotros creemos que los derechos humanos son universales, entonces hay que ser consistentes en esa posición. Los policías los tenían. Y fueron victimas de una horrorosa muerte. Y la gente que cometió tal crimen debe ser encerrada por crímenes de lesa humanidad.

¿O sea que Barrios Altos la Cantura si, y porque lo hicieron los nativos, (pueblo pacífico, dicen) no pasa nada?

Eso de que "son un pueblo pacífico" no me lo creo.


saludos

Gonzalo Gamio dijo...

A.R.:

No me atribuyas cosas que no he dicho, por favor. Por supuesto que hay que condenar el ensañamiento con los prisioneros. Estoy de acuerdo contigo, frente a actos de crueldad "no hay multiculturalismo que valga". Lo mismo debemos decir del fuego policial desde helicópteros artillados. La intención ha sido incendiar la pradera.

Debe investigarse lo sucedido y asignarse responsabilidades en ambos lados. Y atacar aquello que generó la controversia, el DL 1090.

Saludos,
Gonzalo.

A. R. dijo...

Gonzalo

Si la policía hubiese querido ensañarse con la población, con fuego artillado y todo eso, créeme, el resultado no hubiesen sido 9 indígenas muertos (según defensoría del pueblo) en enfrentamientos, sino cientos.

Si la policía hubiese tenido que usar sus akm's como tenían que haberlo hecho en legítima defensa, en el lugar en que fueron masacrados(según Rospigliosi), nadie hubiese hecho un comunicado de solidaridad, y ya les hubieran dicho asesinos.

Por eso digo que no hay que perder la perspectiva.

saludos

A. R. dijo...

y si decían que era inconstitucional, ¿por qué no hicieron como los indígenas de la región San Martín, que en vez de bloqueos y medidas maximalistas tuvieron una solución más inteligente, y ahora van a llevar sus demandas al tribunal constitucional?

Jaime Del Castillo dijo...

Buen argumento que me parece lo asumiría cualquier párroco en su capilla. Pero me parece Gonzalo que aquí hay temas más profundos, por ej.: ¿El concepto de Estado merece una revisión?; ¿El Concepto de Parlamento y el Parlamento mismo merece una profunda revisión y reforma?; ¿Los conceptos liberales de ciudadanía requieren de un ajuste de tuerca en materia de política ciudadana, regiones y zonas no desarrolladas?; ¿Se necesita una nueva concepción de partidos políticos?; ¿Cómo se defiende la sociedad civil si llega una mafia organizada y profesional al gobierno y cúspide el Estado?. Lo dejo ahí.

Uriel dijo...

Hola:

Es lamentable lo sucedido. Pero creo que se debería centrar en tres puntos.

1)Ninguna muerte es justificada.

2)No es justificado el uso de la violencia.

3)Delimitar y reconocer cuando un reclamo es legítimo, de otro ilegítimo.

Sobre el primer punto, nadie esta de acuerdo. Conversando con algunos compañeros en la San Marcos me sorprende su parcialidad con los hechos acaecidos. Y algunos intentan justificar las muertes, debido a "circunstancias", aún en San Marcos prevalece el marxismo "autoritario" que criticaba Galindo. Pero nada justifica las muertes tanto de los nativos como de los policías, que hay que ser sinceros se enfrentan con poco a las turbas. En esto hay responsables por ambos bandos.

Sobre el segundo punto. Dentro de un estado de derecho (y constitucional), existen procedimientos democraticos para plantear un reclamo. Se debió sustentar juridicamente el reclamo y presentarlo al tribunal constitucional. Optar por la violencia es inaceptable. He escuchado críticas a nuestras instituciones por su imposibilidad de dirimir los problemas, y mas aún inficaces he injustas, concluyendo en proyectos autoritarios y volentistas, y peor si son de los propios alumnos. Se debería reafirmar nuestras instituciones democráticas. La mejor opcion es optar por la democracia, y una "cultura democratica" y tolerante, como increpa Nancy Fraser. Pero ante la violencia existen procedimientos democráticos que intentan solucionarlo, dentro del marco del estado de derecho. En fin el diálogo funciona entre las partes que quieran dialogar.

El tercer punto me parece un poco problemático. ¿Como podemos reconocer un reclamo legítimo de otro ilegítimo?. Un reclamo legítimo puede ser, cuando ,lo que sucedió hace un año, un grupo de pobladores de un asentamiento humano tomaron la carretera central para reclamar la construccion de un puente peatonal, en ese caso están en todo su derecho, ya que reclaman una necesidad inmediata y urgente. En el caso de los nativos sus reclamos son particulares, por su identidad, por sus tierras, etc. En todo caso legítimas. ¿Pero cuando ese reclamo se vuelve ilegitimo?. Creo que se vuelve sospechosa cuando plantean el cambio del modelo político (o lo que llaman "neoliberalismo", aunque en verdad no sé que cosa es eso). Cuando entran a tallar reclamos políticos e ideologicos, creo que sus reclamos se distorsionan y se vuelven peligrosos.

Para concluir el estado debió consultarles primero. Y para eso debió llamar a los antropologos, sociologos, etc.


Atte.

Uriel dijo...

Ojalá, que no sea cierto lo de la injerencia externa. Pero por la actitud de Evo, parece que sí. Espero que no se cumpla la famosa frase de George Orwell, de su libro "1984": "La ignorancia es la fuerza".

En general si se tildan de Marxistas deberían releer a Marx, ya que no dice nada sobre la violencia. Marx no sino los marxistas son los que están equivocados.

Atte.

Uriel dijo...

Ojalá, que no sea cierto lo de la injerencia externa. Pero por la actitud de Evo, parece que sí. Espero que no se cumpla la famosa frase de George Orwell, de su libro "1984": "La ignorancia es la fuerza".

En general si se tildan de Marxistas deberían releer a Marx, ya que no dice nada sobre la violencia. Marx no sino los marxistas son los que están equivocados.

Atte.

Hugo Aldave Herrera dijo...

Gonzalo: La modificatoria es tambien una expresion de consenso. Porque ir al extremo de la derogatoria. Pienso en un dialogo donde se promueva el consenso y una correcta administracion de la discrepancia. Leccion:Si quieres que perdure una norma ten en cuenta a las partes virtualmente afectadas. Y Que fue de Pizango, Humala, Lets, Javier Diez Canseco

Hugo Aldave Herrera dijo...

Gonzalo: y el perro del hortelano? Ahi hay un punto de discusion. El convenio de la OIT es otro topico. La tecnica legislativa y la legitimidad de la sociedad civil tambien lo es. Saludos.

JHCS dijo...

Bien ha llegado la hora de la disyunción hamletiana de ser o no ser, somos liberales de verdad o solo de gabinete, o solo de manera intermitente según convenga, exigimos la separación Iglesia-Estado, pero nos hacemos a los de la vista gorda frente a la perversión del Estado-Corporación, como un redivivo mercantilismo (disfrazado de neoliberalismo), y aun sacralizamos como un tabú intransgredible, una visión interesada de la ciencia como si esta fuera actualmente autónoma de los intereses corporativos -transnacionales establecidos, que se traduce en el esquema mental que reclama la racionalidad exclusiva para sí: Costo-Beneficio. Y al hacerlo solo servimos como mascarada ideológica de un orden social y global cada día mas injusto, excluyente, nihilista, que es capaz de la actitud de Caín frente a la pregunta de Dios por su hermano Abel, y que sufre de la perversa pulsión de muerte manifestada por un narcisismo que solo la lleva a un autismo que nos arrastrará a todos al desastre no solo moral, sino como forma de vida, en cuanto especie.

Nos vemos mañana a las 2 p.m en la plaza dos de mayo.
Mis amados liberales!!!!!!!!

Cirilo dijo...

Una precisión´: aun no se a comprobado eso de los machetazos. Nada indica que sea así.

Ricardo Milla dijo...

Estimado Gonzalo:

No sólo son los indígenas de la selva los deudos, sino también los policías.

Hay que entender a los hombres de la selva. Ellos han sido engañados, han sido azuzados. Entendamos como los manejan.

Yo repudio el mal trabajo del gobierno. Rezo por los policías y por los indígenas. Esto es un ataque a la ius de la vida.

Saludos,
Ricardo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Ricardo:

He expresado mi solidaridad con las víctimas policiales y civiles. Es preciso castigar a los perpetradores de estos crímenes. El gobierno debe asumir su responsabilidad frente a un DL lesivo e inconsistente con los acuerdos de la OIT.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Ricardo:

En mi investigación para obtener mi Diploma de Estudios Avanzados del Doctorado (DEA)(requisito previo indispensable para iniciar la Tesis Doctoral, que como sabes estoy redactando en este momento - como indican mis datos personales aquí soy Candidato al Título de Doctor -), examiné con detenimiento la polémica entre Habermas y Taylor en torno a las políticas de reconocimiento intercultural, que creo que puede ser útil para aproximarse al tema de Bagua. Es posible que haga un post sobre ese tema.

Saludos,
Gonzalo.

P:D:: A propósito, conversé M. Yunyent sobre diversos temas filosóficos y blogosféricos de interés común.

Gonzalo Gamio dijo...

A veces, quienes dicen buscar la verdad no están realmente interesados en ella.

Algunos grupos o personas incluso la alteran deliberadamente.

Saludos,
Gonzalo.

Hugo Aldave Herrera dijo...

Gonzalo: El informe de la Defensoria y de IDELE con respecto al numero de nuestros muertos constituye expresion sensata, a partir de ahi habria que analizar cuanta desinformacion esta circulando. Hay que evaluar la posibilidad de compatibilizar tradicion y modernidad, globalizacion y culturalismo, Sociedad civil y partidos politicos, legalidad y cultura.

Jerome dijo...

Creo que lo que acabas de decir se aplica precisamente a ti Gonzalo. Tus prejuicios ideológicos hacen que acomodes la realidad a tu visión.
Por otro lado ¿de qué verdad estás hablando? ¿Acaso nuestra capacidad de percibir la verdad no es relativa? ¿Acaso la verdad no es una construcción cultural que puede ser reconstruida según nuestra percepciones y opciones?

Gonzalo Gamio dijo...

Jerome:

No sé de qué estás hablando. Por favor, relee el post, y verás que yo defiendo una perspectiva intercultural.

Es mejor opinar después de sopesar los argumentos.

Saludos,
Gonzalo.

Anónimo dijo...

Mira mi estimado, Gamio, los hechos tragicos que sucidio en Bagua es un caso muy lametable, aun mas cuando despues de todo no sepan (poder judicial) como determinar el caso es tambien una de las preocupaciones, considero que la politica para la detrminacion del caso en cuestion no va ser una herramienta de mucha importancia, empero la presion esta mas por parte de la comunidad indigena y los principales autores parecen haber quedado impunes, esa desigualdad de pensar que el poder es mio o tuyo,pretende estar en libertad. Es bueno luchar por la justicia que despedirse de ella. Un abrazo