miércoles, 7 de enero de 2009

APUNTES SOBRE LA BLOGÓSFERA



Gonzalo Gamio Gehri


Este blog está próximo a cumplir dos años en mayo y tiene – creo yo – una vida más o menos saludable. Tiene un doble propósito: de un lado, busca extender el debate filosófico-político sobre la vida pública más allá de los espacios académicos; por otro, pretende no descuidar – en el contexto del debate mencionado – una reflexión más arraigada sobre lo que sucede en el Perú, con sus instituciones y con sus ciudadanos. Veo que ambos propósitos se retroalimentan: la vocación filosófica por el planteamiento o el esclarecimiento de la cuestión de la vida buena (o el problema de la verdad) está estrechamente ligada a la preocupación por las tensiones y complejidades de nuestro mundo ordinario. Esta conexión tiene ya una historia larga. Sócrates entendía la actividad filosófica como una práctica social que se llevaba a cabo en la calle – en la plaza -, y que se proponía promover el ejercicio del examen crítico – el tábano filosófico - entre los ciudadanos de la pólis. En una perspectiva sólo parcialmente diferente, Hegel sostenía que la filosofía es su propio tiempo aprehendido en el pensamiento. En mi panteón filosófico personal, ellos son los héroes que ofrecen una pauta inspiradora acerca del diálogo que puede entablarse entre las exigencias de la filosofía y las del mundo ordinario. Si la filosofía permanece como un asunto estrictamente universitario y no se pone al servicio del ciudadano (por supuesto, sin abandonar el rigor conceptual que le es ‘esencial’), entonces estamos desatendiendo el magisterio de Sócrates. Si ella pretende huir de lo temporal en pos de una abstracta eternidad, desatendemos la convicción hegeliana de que la filosofía puede hacer algo significativo con nosotros.
Este blog también ha querido convertirse en un espacio para la discusión en torno a los cimientos y condiciones políticas de la cultura democrática de los Derechos Humanos. Los debates en torno al valor ético de la memoria, la construcción de ciudadanía y los procesos de justicia transicional tienen un lugar importante aquí. Creo que la cultura democrática de los Derechos Humanos ha desarrollado herramientas simbólicas y legales de singular provecho para combatir la crueldad y la concentración del poder. Por desgracia, en el Perú todavía goza de cierto arraigo una mentalidad premoderna y autoritaria, que es preciso erradicar a través de la crítica social y cultural (y por medio de la acción política naturalmente). Algunos blogueros autodenominados “reaccionarios” – pero no sólo ellos – han denunciado explícitamente el supuesto “narcisismo” de quienes defienden una ‘ética cívica’ en el Perú. Eduardo Hernando ha sostenido esta tesis (contra el ethos participativo de la sociedad civil) pero no es el único que la enarbola como estandarte. Hay quienes consideran que toda esta consideración sobre los blogs como espacios de conversación cívica sólo sirve para hipertrofiar la autoestima moral de los blogueros, que pasan a percibirse a sí mismos como “ciudadanos plenos”, que “fiscalizan” y “pontifican” desde la presunta atalaya del “civismo”. No pocos blogueros han argumentado de esta forma (algo retorcida, he de decir).

Este extraño (y cínico) argumento no nos lleva muy lejos, la verdad; después de todo, el terreno de las intenciones y las cavilaciones internas es casi inescrutable desde el punto de vista de los demás. De hecho, este argumento "desenmascarador" tampoco deja la abultada subjetividad de los “críticos” fuera de la ecuación. También engorda la autoestima el goce producido por “voltear el argumento del otro”, “mirar las cosas desde una arista imperceptible, pero crucial”, “desenmascarar el ego del rival”, etc. Simplemente creo que si los blogs sirven como espacios de vigilancia (y algunos pueden resultar útiles en esta materia), está bien. Una democracia sana requiere de ciudadanos alertas y bien dispuestos a actuar en común. Quien teme o se burla del peligro de alentar la formación de “ciudadanos modelo” presupone que nadie o casi nadie se compromete políticamente de otra manera que siguiendo el interés particular. Yo prefiero pensar de otro modo, y no buscar fantasmas donde quizá no los haya. Finalmente, considero que el compromiso con el fortalecimiento del Estado Democrático, y con el derecho a no ser torturado, estar bien informado, etc., no constituye un signo de “beatísima virtud”, sino es la expresión de respaldo ciudadano a ciertos principios e instituciones que permiten que una sociedad moderna funcione y exista como un sistema de justicia y libertades. A los “críticos de la democracia liberal”, que se cuelgan de estas objeciones, les preguntaría qué alternativa proponen a una sociedad democrática ¿Una dictadura comisarial del tipo "reaccionario"? ¿La tiranía estalinista del partido único? ¿Un retorno delirante al Antiguo Régimen? No gracias. Prefiero el Régimen constitucional, con todas sus imperfecciones. Que vivan los “cívicos”.

No cabe duda que la Blogósfera constituye un espacio muy interesante para el intercambio de ideas y de argumentos sobre filosofía práctica y también sobre actualidad política. Contamos en nuestro medio con inspiradores espacios de reflexión virtual. El trabajo excelente que realizan Martín Tanaka y Gonzalo Portocarrero con sus blogs en el campo de las ciencias sociales constituía para mí (y sigue constituyendo) un importante ejemplo a seguir. Creo que en el ámbito periodístico, los blogs han cumplido una labor interesante, en tiempos en los que un sector importante de la prensa oficial ha optado por asumir una burda actitud cortesana respecto de quienes detentan el poder, y en los que cierta prensa ha abandonado casi por completo la investigación como el centro de su propio quehacer. Esta es una gran responsabilidad que ya no cabe evadir: esperamos de los blogs periodísticos mayor rigor y oficio en el tratamiento de la noticia. Han hecho denuncias valientes y organizado campañas importantes, pero en otras ocasiones ha patinado sonoramente.

Augusto Álvarez Rodrich ha dicho que el 2008 ha sido el año de los blogs. Tiene toda la razón. Los blogs son espacios que tienden a democratizar la esfera de opinión pública. El ciudadano de a pie puede polemizar con César Hildebrandt o el propio Álvarez Rodrich. La columna de La República o El Comercio de ayer puede convertirse hoy en foco de discusión cívica en los blogs, y rebotar luego en los medios audiovisuales, como ha sucedido en más de una ocasión. Por supuesto, esa clase de dinamización del diálogo la logramos en los espacios locales – en conversaciones cara a cara -, pero sin la fluidez, la y los alcances que permiten los espacios virtuales. En cierta forma – y bajo contextos puntuales -, la red se pone al servicio de las prácticas democráticas. Sería patético estar a merced permanente de “líderes de opinión” como Aldo Mariátegui, sus “ocurrencias” y sus venerables glosas de Wikipedia. Los blogs han aportado un mayor espíritu crítico en situaciones en que los medios formales hacen guiños al gobierno o se niegan a publicar documentos de interés público como los “petroaudios” en aras de la “gobernabilidad”.

Por supuesto, la Blogósfera peruana también presenta graves defectos (la política del anonimato de comentaristas y blogueros, que favorece el lenguaje ofensivo y el agravio impune, las “guerritas” mediocres entre blogs, etc.), pero sin duda constituye una alternativa interesante que contrasta con la pobreza de muchos medios de comunicación y con el notoriamente alicaído nivel de la discusión política en los espacios oficiales. Será importante que estos puntos flacos de nuestra blogósfera (empezando por nuestros propios blogs, ciertamente) puedan corregirse con el tiempo.

14 comentarios:

Renato Constantino dijo...

Gonzalo, buen post. Creo que lo único que podemos esperar es que el ágora crezca porque no podemos olvidar que somos una élite privilegiada.
Sin embargo, sí espero que en espacios o comunidades pequeñas sí se pueda ejercer algún cambio desde la crítica social. Espero que ese espacio pueda ser la PUCP.

Hugo Aldave - haldaveh@gmail.com dijo...

Estimado Gonzalo: Saludo los dos años del blogg, con una invocación: Dinamizar el diálogo en vivo y en provincias. ¿Cuanta falta le hace la Filosofia Política al debate nacional? Saca el blogg a las Universidades y sobre todo a las que estan reguladas por el 882, sino seria tan comodo como hacer comunismo en la CGTP o Aprismo en Alfonso Ugarte. Coordinemos este año unas visitas a Trujillo. Colge en mi blogg WWW.hugoaldaveherrera.blogspot.com un texto sobre el libro del Dr Giusti(El soñado bien el mal presente) La bondad de la tradicion oral es que puedes preguntarle al interlocutor, tengo algunas preguntas. Te esperamos. Un abrazo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Renato:

Espero que la blogósfera sea cada vez más accesible, de modo que pueda convertirse en un ágora. Espero que deje de ser un espacio restringido.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Hugo:

Nada me gustaría más.

Saludos,
Gonzalo.

INTERCAMBIO FILOSÓFICO dijo...

Señor Gonzalo Gamio:

Felicitaciones por este artículo y por su blog en general. Queríamos comunicarle que lo hemos agregado al blogroll de Intercambio Filosófico (IF). Le sugerimos que mantenga actualizada su bitácora, con nuevos posts. Esto provocaría que, cada vez que realice esto, automáticamente encabece dicho blogroll.

Aportes como el suyo son necesarios para el desarrollo de la actividad filosófica en el Perú. Siga adelante.

Atentamente

FRANCISCO RAMOS
Moderador de IF

PD: El email de IF es intercambiofilosofico@gmail.com.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Sr. Francisco Ramos:

Muchas gracias, es un honor para mí.

Un cordial saludo,
Gonzalo.

Percy dijo...

Señor Gonzalo Gamio.
Lo felicito por su blog y por este artículo en particular.

Hemos considerado agregarlo a nuestros links recomendados en www.urbanoperu.com

Importante aporte el que Ud. realiza.

atentamente

Percy Acuña Vigil

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Percy:

Muchas gracias, me siento honrado. Bienvenido al blog.

Saludos,
gonzalo.

Paolo dijo...

Estimado Gonzalo,
Un post muy interesante, la descripción y reflexión que haces de los blogs la comparto mucho. Es inegable el papel importante que han tomado los blogs ultimamente, especialmente -como mencionas- por la diversidad de posturas y la facilidad de presentación de temas alejados de lineas editoriales, etc. Esto principalmente por la característica individual y gratuita de los blogs.
Pero, como comenta Renato, es un espacio de discución aun reducido, siendo uno de los atractivos más resaltantes es la facilidad para postear respuestas y fomentar la discucion como no sucede en otros medios.

Saludos y felicitaciones

Paolo.

-después de un buen tiempo-

Martín dijo...

Gonzalo,


muy muy tarde te dejo un comentario agradeciéndote por tu referencia a mi blog. Un abrazo,

Martín

parasito dijo...

Estimado Gonzalo
Las ideas pregonadas y asimiladas como un estilo de vida , se terminan en el universo personal finito sin trascender a la poblacion. Seria genial que compartas con nosotros tus actividades mas físicas en busca de la mejora de la sociedad, de auqellos no privilegiados sin luz ni agua que requieren de personas ilustradas como tu en su apoyo directo, de lo contrario ocuparemos un lugar tan privilegiado como el Monseñor en uno de los circulos que Dante no describió.

luis gildomero dijo...

Hola, Gonzalo : En forma incidental, llegué a tu blog y encontré una referencia y una defencia tuyas. Además de saludarte, quiero reconocer y agradecer lo que vi escrito por tí, a propòsito de un fragmento de un mensaje de correo de respuesta mía a alguien que me formuló una preocupaciòn.Continúa en lo tuyo, pues sabes que una palabra meditada siempre es aire fresco para el ambiente mal cargado de nuestro paìs. Un fuerte abrazo, a tus órdenes y con el aprecio de siempre. Un saludo también a tu señora madre. Para ella, mis mayores aprecios. Gildomero

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Dr. Arista:

Muchas gracias por su afectuoso saludo. Mi madre siempre recuerda sus clases en la FTPCL. Yo recuerdo sus sabios consejos en tiempos difíciles, su apoyo y amistad.

Aquí seguimos en la tarea filosófica.

Saludos,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Dr. Arista:

Muchas gracias por su afectuoso saludo. Mi madre siempre recuerda sus clases en la FTPCL. Yo recuerdo sus sabios consejos en tiempos difíciles, su apoyo y amistad.

Aquí seguimos en la tarea filosófica.

Saludos,
Gonzalo.