lunes, 28 de mayo de 2007

EL LIBERALISMO DE IZQUIERDA Y LA NECESIDAD DE ACCIÓN POLÍTICA (O CÍVICA)

Gonzalo Gamio Gehri



Jose Alejandro Godoy acaba de publicar un post en su blog - Desde el tercer piso - en el que comenta agudamente el desarrollo del concepto de liberalismo de izquierda que he examinado en dos oportunidades aquí, y que ha sido discutido por Martín Tanaka. Agradezco a Jose Alejandro por sus sugerentes reflexiones. Me parece interesante que vayamos afinando conjuntamente este concepto (con quienes quieran dialogar sobre estos temas), con el fin de superar las posiciones dogmáticas de cierta izquierda tradicional y desenmascarando el falso liberalismo de los catequistas del mercado y los conservadores políticos (y religiosos). Espacios como los blogs son idóneos para esta tarea, dado que la prensa nacional - incluso medios progresistas como La República - parece haberse cerrado en bloque contra cualquier colaboración externa.

Jose Alejandro señala que cualquier iniciativa elaborada desde la izquierda o desde el liberalismo - aunque, como hemos visto, los liberales genuinos no han abundado en el país - tiene que enfrentar un serio problema político vinculado al tema del arraigo popular. Él duda que tales proyectos "puedan empatar con la ciudadanía" . Indica que ellos "no han sabido hacer trabajo de base, recoger demandas regionales de manera orgánica, ir más allá de las coyunturas electorales, proponer temas en la agenda nacional". Le doy toda la razón. En los últimos años, el trabajo político se ha restringido a los periodos electorales, e incluso dicho trabajo se ha concentrado en el marketing, los slogans mediáticos y las sonrisas fingidas. Es una lástima que agrupaciones tan interesantes como el PDS o el Partido Socialista no hayan contado con un contacto sólido con las bases, como parecen evidenciarlo los resultados electorales.

Mientras la acción política sea un asunto coyuntural - mientras el objetivo de los políticos sea solamente ganar elecciones -, cualquier propuesta inteligente estará condenada al fracaso. El trabajo directo con la gente y el intercambio de ideas en torno a propósitos comunes es fundamental. Con esto no estoy señalando que el liberalismo de izquierda (o cualquier otra alternativa democrática progresista) deba necesariamente asumir la vía de un movimiento político. Podría ser interesante, pero no constituye el único camino. También puede convertirse en una voz dentro de los foros de la sociedad civil, un punto de vista que promueva la construcción y confrontación de opinión pública y fomente la vigilancia ciudadana del poder. En cualquier caso, la formación de vínculos ciudadanos resulta ineludible; sin la existencia de tales vínculos no podemos hablar de ninguna forma relevante de política democrática.

3 comentarios:

Susana dijo...

Enlaza el artículo de Jose Alejandro pues Gonza, así podemos leerlo sin tener buscarlo...

César Orlando... dijo...

Es una lástima que muchas veces se tenga que utilizar al pueblo sólo en los momentos "primaverales", y lo peor aún para fines particulares, egoístas, y poco o casi nada de bien común.
Mis felicitaciones y agradecimiento, prof. Gamio, por este blogger que nos ayuda a ver, más claramente, nuestra realidad.

Oscar Silva dijo...

En cierto modo, creo que no solo la Izquierda necesita de un cambio radical apostando por el liberalismo, sino que también en genral todos los partidos y agrupaciones políticas, además de esto necesitan con urgencia un fortalecimiento, ya que dado a la debilidad política de los partidos, nuestro país esta como esta..., ejemplo: nos gobierna el alanismo y no el aprismo, a pesar que es un partido con trayectoria y la segunda vez que llega a ocupar el sillon presidencial.sin embargo nos e si por ignorancia o por conveniencia nos dejamos engañar por la demagogía de los dirigentes.
que estamos haciendo para erradicar estas lacras sociales? creo que es tiempo de razonar en voz alta y tomar acciones políticas de acuerdo a las necesidades de nuestros pueblos y que en esto nos apoyemos unos a otros, esperando también el trabajo de nuestros amigos preiodistas ya que solo lo están haciendo cuando un político sale a maravillarse y luego no se sabe nada.
pues tratemos de buscar ese liberalismo de Izquierda, creo que es una buena señal de los tiempos.