martes, 18 de noviembre de 2008

EL ENCANTO DE LA SUMISIÓN




Gonzalo Gamio Gehri


Al final, sucedió lo que se temía, pero se esperaba: Augusto Álvarez Rodrich fue despedido de Perú 21 “por discrepancias en torno a la línea editorial”. Como consecuencia de esta situación, el grupo de columnistas ha renunciado prácticamente en bloque: Santiago Pedraglio, Martín Tanaka, Carlos Basombrío, Carlos I. Degregori, Jorge Bruce, Rosa María Palacios, etc. El diario ha contado con el mejor equipo de columnistas de opinión de la prensa peruana de la actualidad. Con ello – al menos para mí – Perú 21 ha dejado de ser un periódico cuya lectura sea realmente atractiva. Era el mejor diario de oposición del país. Plural e independiente debido a las diferentes canteras intelectuales de las que provenían sus articulistas: ciencias políticas, psicoanálisis, economía, derecho.

Es sabido que hace tiempo que la dirección de Perú 21 estaba ‘en la mira’ del gobierno aprista. Se trataba de una prensa incómoda para un oficialismo que se había acostumbrado a gobernar sin oposición alguna. Hoy, en tiempos en los que el grupo El Comercio afronta un dramático cambio de jerarquías – imponiéndose una línea conservadora -, se hacía previsible que rodaran las cabezas de quienes convocaron a lo mejor del periodismo y la academia para escribir y ejercitar la crítica. De este modo, los órganos de prensa del grupo El Comercio vuelven a ser una ‘empresa familiar’ sin más, sin filo crítico y sin una posición de cuestionamiento frente al poder. No sorprende que se haya declinado en la difusión de los “petro-audios” en nombre de la “gobernabilidad”, y que se haya convocado a las voces más conservadoras de la sociedad en busca de una “justificación”. La ‘familia propietaria’ ha cedido al “encanto” de la sumisión. El Comercio ha preferido razonar como un "grupo de poder" antes que como un espacio de construcción de opinión pública. No sorprende que en el "decano de la prensa nacional" se hable hoy en favor de “amnistías” e “indultos”, a pocos meses de la apertura de la fosa de Putis, y en un país en el que existen más de cuatro mil fosas comunes sin abrir. ¡Qué puede sorprendernos, si uno de los directivos de la ‘empresa familiar’ es un personaje que postuló al congreso por la lista fujimorista Perú 2000, en la etapa más sórdida del régimen autoritario de Fujimori!

Me pregunto – sólo por curiosidad – a quiénes van a llamar para conformar el nuevo equipo de columnistas de Perú 21, tomando en cuenta la nueva “línea editorial” del diario, previsiblemente más complaciente con el gobierno actual – y probablemente convergente con los intereses del fujimorismo dinástico -: ¿Luis Alfonso Morey? ¿Jorge Morelli? ¿La gente de Cable Canal de Noticias del fujimorato? ¿La alcantarillesca página de opinión de La Razón del 2003? En fin, ya cada vez son menos los medios en los que uno pueda encontrar una cierta independencia frente a los poderes fácticos o representativos.

Considero, finalmente, que esta ha sido una medida desafortunada, injusta e incluso poco rentable para el propio diario. El atractivo de Perú 21 residía precisamente en su talante crítico y opositor. Con el éxodo de este interesante grupo de columnistas, el diario pierde sin remedio en calidad y nivel. Es casi seguro que esto se verá reflejado en las ventas. Va a dolerle a la ‘familia propietaria’ en lo económico, sin duda. En lo personal, ya no encuentro ninguna razón para comprar Perú 21. Y creo que no soy el único.

Santiago, Martín, Carlos Iván, Nelson: mi solidaridad con ustedes.
Actualización: los columnistas renunciantes de Perú 21 han construído un blog - Espacio compartido - en el que seguirán escribiendo sobre lo que sucede en el país.

13 comentarios:

Alonso Campos dijo...

Gonzalo: yo también me temía lo mismo. Perú 21 ha caido a las garras del ultraconservadurismo peruano. Desde el momento en que El Comercio no condenara las aberraciones espetadas por el señor Cipriani porque, para mí, no es cardenal ni obispo ni sacerdorte; me dio la impresión de que era cómplice de sus comentarios y que buscaba ocultar y que el señor Cipriani pasara desapercibido. Mientras tanto, Perú 21 lo colocó en portada y condenándolo. Ahora tenemos un periódico sumiso y que será pisoteado por un gobierno arrogante y opresor. Los peruanos ya no nos enteraremos de los vómitos del señor Cipriani. Desgraciadamente, ya no habrá sentido crítico y nos veremos consumidos por el conformismo ultraconservador. Como diría Heinrich Boll a través de la boca de Hans Schnier en "Opiniones de un payaso": "AHORA VAMOS A RESPIRAR EL VERDADERO AIRE CATÓLICO". Aunque soy católico creyente y practicante, me da lástima que el espíritu cristiano católico de Jesús sea manipulado y utilizado para fines muy terrenales. Estamos a 9 años de conmemorar los 500 años de la publicación de las 95 tesis de Martín Lutero en la catedral de Wittenberg. Creo que todo buen católico debería recordar con mucho interés y reflexíón esta fecha porque fue el primer gran llamado de atención hacia el materialismo católico que imperaba en esa época, y que, según mi opinión, esta corriente sigue vigente en este mundo. Lamentablemente, Lutero terminó separándose del catolicismo, a pesar de que sus posturas eran muy importantes y habrían revolucionado, en el buen sentido de la palabra, al catolicismo. Ahora vivimos en un mundo materialista fariseíco cipriánico en el Perú. Lamento mucho la renuncia de Álvarez Rodrich, pero es parte de todo un movimiento conservador. Propongo, como estudiante de historia, que recordemos las réplicas de Lutero y reflexionemos en base a ellas para ver qué tanta razón tendría en este mundo moderno. Yo creo que tendría muchísima razón y que, si viviera en el Perú, habría publicado sus 95 tesis en la puerta de la Catedral de Lima.

Alonso Campos
Alumno de Historia de la PUCP

Renato Constantino dijo...

Lo de Perú21 ha sido realmente lamentable. Es un cádaver, una sombra que no podrá ser lo que fue. Y pensar que todos esperabamos que las posiciones socialdemocrátas de Francisco Miró-Quesada Rada convertirían a El Comercio en un espacio más plural. Pero no ha actuado como hablaba, una vez en el poder ha actuado por pura conveniencia.
Una lástima para todos. Y lo peor es que lo más terrible aun no llega: ¿quién será el nuevo director?

Alonso dijo...

Gonzalo:

¿Cual es tu opinion respecto a este post que tiene una mirada opuesta a la tuya?

http://jorobadonotredame.blogspot.com/2008/11/tu-indignacin-me-indigna-por-qu-peru21.html

saludos

eduardo hernando nieto dijo...

Hola Gonzalo!! mas bien yo empezare a comprarlo!! ;)
salvo Martin Tanaka el resto es absolutamente intrascendente
un abrazo
eduardo

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Eduardo:

Discrepamos en este tema. No me sorprende, si tomamos en cuenta que no te incomodaba demasiado la patibularia página de opinión de “La Razón” de aquella época :).

Un abrazo,
Gonzalo.

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Alonso Campos:

Interesante la reflexión sobre Böll. En breve volveré a discutir sobre temas de religión y ética cívica.



Saludos,
Gonzalo.

eduardo hernando nieto dijo...

Hola, Gonzalo, por cierto mis colaboraciones en el diario que mencionas eran gratuitas, mas bien parece que los liberales de izquierda no pueden hacer nada gratis!!!! ;)

un saludo
eduardo

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Eduardo:

Yo tampoco cobré cuando escribí en La República. Escribí por otras razones, por una cuestión de convicción (y soy un liberal izquierdista, así que estás generalizando).

Bueno, tus columnas en "La Razón" fueron moderadas en comparación con otros casos realmente penosos.

Saludos,
Gonzalo.

eduardo hernando nieto dijo...

Hola Gonzalo, no me referia a ti sino a los colaboradores de Peru 21
un abrazo
eduardo

Gonzalo Gamio dijo...

Bueno, muchos de ellos son periodistas que viven de ese trabajo.

Saludos,
Gonzalo.

Paolo dijo...

Bueno, comparto tu opinión, Gonzalo. Perú 21 bajo la direccion de Augusto Alvarez Rodrich se mostraba como un periódico capaz de equilibrar posiciones diferentes, a veces podía diferir de las opiniones pero se daba en un ambiente plural, donde siempre habia espacio para posiciones opuestas, un periódico sin una linea única a favor de algun grupo. Como plantea Renato, ahora quién será el director, aun más si sabemos quienes están "provisionalmente" ahi.

Letras del Sur dijo...

hola Gonzalo reviso tarde tu post, tiempo y otras cosas. Algo que me preguntaba en mi post de Letras del Sur era donde estan todos aquellos que se rasgaron las vestiduras por el cierre de RCTV en Venezuela. Ahora brillan por su ausencia. mi explicación es que el tema de la libertad de expresión se conduce para algunos a través de una razón farisea: protestan estratégicamente cuando les conviene pero callan cuando les afecta (y eso que lo de PEru21 nos toca directamente). Ojala podamos escribir algo sobre iniciativas ciudadanas y regulación de los medios de comunicación. Sin embargo es importante que AAR declare en algun medio lo que realmente sucedio para terminar con las especulaciones.(aunque me queda claro que su salida cercana a la entrega de Rómulo parecia un canje de prisioneros.

Otro: felicitaciones por enfrentar con ideas claras a los bloggers que carecen de ellas.

un abrazo

Arturo

Gonzalo Gamio dijo...

Me parece que el debate ha sido interesante y alturado.